Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Creature in the Well

[Análisis] Creature in the Well

análisis,
PorErnest Rodés González  - 
Ver comentarios

Creature in the Well es un juego de acción y aventura con toques arcade y algún que otro puzzle. Este ha sido desarrollado y publicado por Flight School Studio, y su punto de partida más interesante es que mezcla los géneros previamente mencionados con unas mecánicas muy parecidas al juego de pinball. Sin más preámbulos, comencemos:

Historia

El argumento de Creature in the Well es uno bastante complejo de entender, no porque haya una cultura que no conozcas, ni porque los personajes sean especialmente confusos, sino porque está fragmentado por todo el mundo. Irás recogiendo las piezas del puzzle a lo largo de la aventura hablando con NPCs, escuchando detrás de una puerta, leyendo descripciones de objetos y mensajes en ordenadores abandonados. Y sí, antes de que me digáis nada, su inspiración más clara es Sekiro: Shadows Die Twice o cualquier título de From Software. Por todo lo que os acabo de explicar voy a intentar resumir todo lo que pueda el principio por si finalmente decidís jugarlo no os estropee la experiencia.

Eres un robot que empieza a caminar sin rumbo por lo que parece una zona de desierto en la que está habiendo una tormenta de arena. Al cabo de un rato de estar perdido consigues llegar a un pueblo en ruinas que parece abandonado, pero que pronto descubrirás que no lo está. Sin ninguna instrucción o punto que seguir continuas investigando hasta que descubres un agujero en la montaña, decides entrar él. Al entrar y avanzar un poco ves cuatro terminales, solo una tiene energía, por lo que decides activarla y supones que tu misión es hacer lo mismo con las otras tres.

Todo esto que os acabo de contar pasa en los primeros minutos, así que lo dejaré aquí. Para cerrar este apartado me gustaría hacer una mención especial a la pantalla de inicio, en la que controlas el robot hasta un punto para que cargue o inicie una partida, me impresionó bastante que fuese jugable.

Jugabilidad

La jugabilidad es el punto que determinará si compráis el juego o no, os puede gustar mucho el apartado gráfico, del que hablaré luego, y os puede cautivar la historia y su secretismo, pero si no os convence la mezcla de juego de acción con hack and slash y pinball no hay nada que hacer. En pocas palabras puedo decir que el control es bueno. La velocidad a la cual se mueve el personaje por defecto es buena, aunque si quieres ir más rápido puedes mantener apretado el botón B, y después de hacer un dash avanzará velozmente.

Por otro lado hay dos mecánicas que repetirás durante toda la aventura, la de paralizar bolas con una herramienta y la de golpearlas con otra. Esto te permite conseguir energía, la «moneda» del juego con la que puedes abrir puertas y mejorar a tu personaje. La energía la consigues lanzando estas bolas directamente contra ciertas estructuras de metal parecidas a las de un pinball. Estos pequeños puzzles son bastante entretenidos al principio, pero se vuelven repetitivos a las 2 horas de juego, y ahora os explicaré porqué. Como he mencionado hace nada la energía sirve para abrir puertas cerradas, el problema es que hacia el tramo final del juego la cantidad que te pide el título es demasiada, por lo que tienes que repetir los mismos escenarios que te dan energía una y otra vez, lo que desgraciadamente le quita la gracia y lo vuelve un poco frustrante y repetitivo.

En cada una de las terminales hay una lucha contra un jefe, y hasta aquí puedo leer. Los enfrentamientos son frenéticos y un tanto difíciles, pero te impulsan a perfeccionar la velocidad con la que paras y devuelves proyectiles. Yo personalmente no los he disfrutado mucho, siendo esta la segunda parte que menos me ha gustado de Creature in the Well después de la repetitividad previamente mencionada.

Por último me gustaría hacer mención a la cantidad de armas, capas y mejoras que hay escondidas por toda la montaña, lo que incita mucho a la exploración y a la resolución de puzzles secundarios.

Gráficos

El apartado gráfico es donde el juego más destaca. Su apartado artístico me ha llegado a cautivar, siendo en mi opinión de lo más bonito que he visto en cuanto a indies en la Nintendo Switch, solo por detrás de Cuphead. Pero si brilla realmente es por el excelente uso de la paleta de colores. Hace funcionar de forma excepcional el uso de tonalidades marrones en el exterior de la montaña y colores eléctricos en el interior, llegando a tener una estética Cyberpunk (2077) en ciertos momentos. Pero no solo esto, ya que en cada una de las terminales hay un color dominante que hace que los escenarios no se vuelvan repetitivos, sino únicos. Además hace que quieras avanzar para ver cómo será la próxima área.

El diseño de los personajes es excelente, reflejando perfectamente su personalidad y actitud. Sin dar demasiados detalles os pido que os fijéis en el que hay justo cuando entras en la cueva, ya que aparte de que está muy bien hecho, cada vez que superas una área tiene algo nuevo que decir, y es muy interesante e importante para que entendáis la trama.

Sonido

En cuanto a sonido tampoco decepciona, y aunque no llega al nivel del apartado gráfico, el sonoro no se queda muy atrás. Las melodías calmadas que suenan mientras te desplazas por las calles vacías del pueblo son de un muy buen nivel, aunque nada comparadas con los temas cyberpunk (y ahora no voy a hacer la broma) que suenan en las peleas contra el jefe y en las zonas de enfrentamientos o puzzles. Para terminar quiero resaltar un detalle que me ha gustado bastante. Al golpear una bola con una sartén o con una cañería vieja el ruido es diferente, lo que no es habitual en juegos de bajo presupuesto como este.

Duración

La duración es seguramente el punto más ambiguo. Esto es porque aunque esta no es muy extensa, tardarás aproximadamente de 5 a 7 horas en terminarlo, dependiendo de la habilidad de cada uno y de lo profundo que quieras investigarlo todo; por el otro lado al tener unas mecánicas muy limitadas, aunque buenas, al final ya tienes ganas de que acabe y de que la trama tenga sentido de una vez por todas.

Conclusión

Creature in the Well es un buen videojuego independiente que explora tanto un estilo visual único como un apartado jugable que no había visto antes. Todos sus elementos son de un buen nivel, aunque a raíz de esto han tenido que reducir las opciones y volverlo un poco repetitivo, pero si puedes pasarlo por alto y te gustan los hack and slash y los puzzles no debería decepcionarte, eso si, asegúrate que las mecánicas de pinball no sean un problema.

Creature in the Well estará disponible el 6 de setiembre en la eShop rebajado un 10% por un precio de 13,49€ hasta el 8 de noviembre, que pasará a 14,99€.

Archivado en:
Creature in the Well

[Análisis] Creature in the Well

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.6
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Buena narrativa fragmentada.
  • Buenos controles.
  • Apartado gráfico alucinante.
  • Rica paleta de colores.
Flojea en:
  • Repetitividad de ciertos puzzles.
  • Pocas mecánicas jugables.
  • Duración un poco escasa.

Comentarios: