Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don’t Dry

[Análisis] Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don’t Dry

análisis,
PorSergio Salón  - 
Ver comentarios

CrazyBunch y Assemble Entertainment traen hasta Nintendo Switch la última aventura de uno de los personajes más conocidos y singulares del mundo de los videojuegos con Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don’t Dry. El ligón horterilla se pasa por la híbrida de Nintendo con la intención de traernos una aventura gráfica entretenida y conquistar nuestros… corazones. ¿Lo conseguirá? Vamos a verlo.

Querido Larry…

El bueno de Larry lleva desde los años 80 dando guerra en el mundo de los videojuegos. Siempre caracterizado por sus habilidades de seducción que acaban en situaciones un tanto inesperadas, en esta ocasión se pasa por nuestras consolas con una historia que mezcla sus rasgos y su mentalidad típicos con una actualidad con la que aempieza chocando.

Y es que el título nos presenta a Larry llegando a nuestra era actual a través de una especie de portal espacio-tiempo. Para Larry, nada ha pasado desde los años 80, él quiere seguir conquistando mujeres como siempre… sin embargo, al contactar con el exterior, se dará cuenta de que nada está como el lo dejó.

En este punto, el juego nos presenta una disyuntiva de forma brillante: esa mentalidad y carácter canallita típicos de un ligón de playa que acudiría a toda discoteca viviente en busca de la fiebre del sábado noche, en medio de un ambiente donde todo está digitalizado y la gente vive por y para sus teléfonos móviles.

Por supuesto, Larry no tiene ni idea de qué es un smartphone o si Internet es una especie de Arpanet vitaminado. El título se encarga de presentar ese choque generacional llegando a ridiculizar de forma excelente esa dependencia de lo digital que vivimos hoy en día. Y lo hace presentando a un personaje cuya felicidad en los años 80 era muy distinta a los estímulos que la mayoría de la sociedad encuentra hoy en día.

Las formas de ligar, de comunicarse con la gente o incluso de alimentarse, se exponen con un tono humorístico y sarcástico brutal, donde el bueno de Larry trata de encajar en medio de aplicaciones como «Instacrap», «Timber» o «Unter». Para el pobre Larry, todo esto es magia y tratará de ligar incluso con su asistente virtual particular.

La forma de presentar las situaciones y de criticar a la sociedad actual a través de un personaje que ya tiene y tenía rasgos cuestionables, es uno de los puntos fuertes del título. Derrocha humor y sabe tratar y reírse de diferentes temas con una naturalidad que enamora.

No comentaré nada más para no realizar spóilers, pero viviremos situaciones inesperadas, ligaremos, ganaremos puntos con estas nuevas aplicaciones de seducción y… lo que pasa después, lo comprobaréis vosotros.

Llevando la iniciativa

No lo olvidemos: Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don’ t Dry es una aventura gráfica de dinámica point and clic, donde deberemos resolver diferentes situaciones para avanzar: combinando objetos, charlando con la gente, encontrando secretos…etc.

Su desarrollo es atractivo y las situaciones, en su mayor parte, muy divertidas de resolver. Sin embargo, hay que resaltar que, en ocasiones, nos encontramos con momentos un tanto forzados a la hora de culminar una de estas situaciones. Aunque, en general, divierte e invita a avanzar constantemente. Eso sí, no esperéis acertijos que sean pan comido pues, por momentos, debemos quebrarnos la cabeza más de una vez en resolverlos.

En el apartado del control debemos darle un pequeño tirón de orejas al título, ya que con el mando de Switch no resulta tan cómoda esta adaptación, cuyo hábitat natural es el PC. En modo portátil es mucho más gratificante, ya que el juego nos permite hacer uso de la pantalla táctil para marcar los lugares y los objetos a los que queremos acceder. Sin embargo, en modo TV, el control es más tosco. Al no usar el control táctil, aplicaremos los pads de control (el derecho para dirigir el puntero y el izquierdo para controlar a Larry y navegar por los menús). Esta adaptación de control se torna algo lenta y torpe en ocasiones.

Qué bien te veo Larry

En el aspecto gráfico, Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don’ t Dry, sin llegar a destacar, no defrauda. Nos encontramos ante unos gráficos de estilo cartoon que se ajustan a su carácter de aventura gráfica desenfadada, cómica y divertida. Encontramos diferentes detalles picantes que resaltan en todo momento ese carácter erótico festivo del juego, con el bueno de Larry intentando conquistar a toda mujer sexy que se le presente. El juego, en este punto, luce igual de bien tanto en modo portátil como en sobremesa.

Por su parte, el apartado sonoro cumple de igual forma con lo que el juego propone. Disponemos de voces en inglés o alemán (con textos en castellano). En mi caso, he jugado con las voces en inglés, y encajan a la perfección con casi todos los personajes con los que me he encontrado (en alguno de ellos echaba en falta algo más de parodia), y las melodías se ajustan a ese mismo carácter del que hablamos, sin llegar a ser la bomba en ningún caso.

Leyendas que duran

Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don’ t Dry nos viene a demostrar que las viejas glorias nunca mueren, y que pueden regresar con más fuerza que nunca. En este caso, estamos ante un título que de media puede llevaros unas 8 horas de duración (hora arriba, hora abajo, dependiendo de vuestra pericia resolviendo los acertijos).

Y es que las distintas situaciones que nos plantea, nos harán pensar más de una vez antes de dar un nuevo paso, invitándonos a hablar con cada personaje, probar cada combinación, tratar de llevar un objeto de aquí para allá comprobando si provocan alguna reacción…etc.

El título no cuenta con modo multijugador, pero por su carácter y su dinámica, no lo necesita. Tal vez se echa en falta algún apartado de Extras, como coleccionables en forma de fichas con nuestras aventuras amorosas o algún minijuego que le añadiese un poco más de salsa picante al modo principal.

Un apunte personal

Las primeras horas de Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don’ t Dry ya me hicieron pensar. En este caso, incluyo este comentario a título personal pero, me gustaría que si alguno de vosotros también tiene la suerte de probar el título, me dejase sus impresiones en la caja de comentarios. Y es que he encontrado una genial crítica a nuestra era actual, con una evolución tecnológica que parece estar volviéndonos a todos locos en diferentes ámbitos de nuestra vida. Algo que, a ojos del bueno de Larry, suena totalmente a disparate. La forma de presentar esta actualidad, con un humor tan natural, me ha encantado. De hecho, me ha dado puntos que quizá pueda utilizar en un futuro artículo sobre esta «evolución» y cómo nos afecta incluso a la hora de aceptar distintas situaciones y comentarios en el mundo de los videojuegos. Quién sabe.

Conclusiones

Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don’ t Dry es una fantástica aventura gráfica que conserva el tono picante, festivo y humorístico típico del genial Larry. Aunque su control no acompañe del todo y alguna situación se vea un tanto forzada, su crítica a la era actual y sus momentos desternillantes, os harán pasar un rato genial. Podéis encontrar el título tanto en formato físico como en digital, al precio de 39,99 €. Si optáis por la descarga en la eShop, recordad que necesitaréis 1,7 GB de memoria disponible en vuestra consola.

[Análisis] Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don’t Dry

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.8
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Su sentido del humor y la manera ridícula de presentar nuestra era actual.
  • Un buen puñado de horas de diversión que merecen la pena.
Flojea en:
  • Su control, algo tosco con las palancas de los Joy-Con.
  • Algunas situaciones un tanto forzadas que podrían haberse resuelto mejor.

Comentarios: