Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] The Next Penelope
PorFran VH  - 
Ver comentarios

[Análisis] The Next Penelope

El desarrollo de un videojuego, por muy pequeño que sea, requiere de un equipo que destaque en distintas disciplinas, para que el conjunto brille y el proyecto se convierta en un producto completo. El francés Aurelien Regard, formó parte del equipo Arkedo (lanzando juegos para PC como Hell Yeah! o Big Bang Mini) pero decidió aventurarse en solitario, y arriesgarse a llevar a cabo él solo todas las fases del desarrollo. Tras dos años de trabajo como programador, diseñador y músico, Aurelien lanzó The Next Penelope, y el resultado es… GENIAL.

La historia del juego mezcla la mitología griega con la ciencia ficción intergaláctica y nos cuenta la odisea de Penélope, que va en busca de su marido Poseidón para juntos acabar con el mal que desola a su pueblo. Para ello tendrá que recorrer distintos puntos de la galaxia y enfrentarse a sus enemigos en carreras a muerte y a grandes jefes finales.

Mezcla explosiva

The Next Penelope toma prestado las mecánicas de aquellos juegos de velocidad de los 90, con vista cenital y cámara alejada (donde uno de sus máximos exponentes fue Micromachines), lo une con los circuitos y vehículos coloridos y futuristas de F-Zero, le añade la acción dentro del circuito con la capacidad de disparar a nuestros rivales a lo Wipeout y tiene cierto toque de matamarcianos. Una mezcla explosiva que funciona a las mil maravillas y que se debe, entre otras cosas, al nivel de progresión que se va tomando nivel tras nivel.

El juego nos presenta un pequeño mapa donde elegir fase con total libertad, las cuales te indican su nivel de dificultad. Son pequeños mundos con 3 niveles cada uno, con una estructura clara: el primer nivel te presentará un reto donde tendremos que hacer una carrera en solitario y aprender como usar el arma especial de ese mundo. Si conseguimos el reto, añadiremos esa arma a nuestro arsenal. El segundo nivel es una carrera contra 4 contricantes, donde tendremos que llegar a meta en primera posición, pilotando casi a la perfección y sabiendo cuando usar las armas, tanto para defenderse como para atacar. Este factor estratégico se incrementa al tener una barra de energía que se consumirá con los golpes al chocar con el escenario o que nos propinen los rivales y sobre todo con el uso de las armas. Esta energía se podrá aumentar gracias a cargadores que hay en el suelo al más puro estilo F-Zero. La primera vuelta al circuito no tendremos permitido usar las armas, así que es el mejor momento para memorizarlo, y después tendrás que darlo todo para llegar vivo a la meta. Por último, en el tercer nivel nos estará esperando el jefe final, donde, por regla general, la mejor arma para acabar con él es la del mundo correspondiente. El diseño de los jefes, y sobre todo, la jugabilidad que conlleva aniquilarlos, es ejemplar. Todos muy distintos entre sí y siempre manteniendo el frenetismo y dificultad de todo el título.

Para manejar nuestra nave, no tendremos que preocuparnos por un botón de aceleración, ya que ésta se moverá automáticamente. Conforme vayamos conquistando mundos, obtendremos armas y se asignarán a cada botón de la consola (excepto ZL y ZR). Aunque pueda parecer abrumador tanto botón para un juego de “carreras”, no se siente así ya que el diseño de niveles y de progresión está muy bien pensado, y al final te verás usando cada arma en el momento que veas necesario con muy poca dificultad.

Según como actuemos en la carrera, haciendo buen tiempo y destrozando a nuestro rivales, ganaremos puntos de experiencia, que podremos usar para mejorar nuestra nave en la tienda que hay en el mapa. Estos puntos de experiencia también se pueden obtener recogiendo “monedas” en el circuito o gracias al uso de una de las armas. Las mejoras consisten en mayor velocidad, mejor manejo, más resistencia, etc.

El nivel de dificultad es algo elevado pero nunca frustrante, y al final acabarás aprendiéndote todas las curvas y recovecos del circuito para tomar mejores decisiones y poder llegar el primero.

Una galaxia muy colorida

Durante las carreras, el juego se desarrolla desde una vista cenital y muestra entornos y naves muy coloridas, con una gran sensación de velocidad y lleno de explosiones y partículas por todas partes. La cámara se acercará y alejará de forma muy acertada para mostrarse más dínámico y espectacular, sin lastrar en ningún momento la endiablada jugabilidad.

En los pequeños momentos de historia, se mostrarán los diálogos estilo comic, con un diseño resultón pero no muy espectacular.

En el apartado sonoro, las melodías son rápidas y con mucho ritmo, van totalmente en consonancia con el frenetismo de las carreras. Algunas son más inspiradas que otras pero en general bien. Mención a parte a una de las melodías de las fases finales, donde te proponen un reto muy difícil y la música le da un toque más épico.

La cruda realidad

El juego consta de 6 mundos más el jefe final. Y tras acabarlo se desbloquearán 5 circuitos extra donde pilotaremos solos y la dificultad se multiplicará. El problema es que, tras pasar todo esto, y ver como has progresado y aprendido todas las técnicas… se acabó… Se siente cierta “decepción” al ver que ya no hay más. El juego se disfruta mucho en las fases en solitario para superar retos, pero aún brilla más en las carreras contra rivales, y aquí se prestaba a tener más fases de este estilo (de hecho, durante la historia se nos dice que “debemos de volver para participar en el torneo”). Pero desgraciadamente no es así, y esto hace que pase de juego sobresaliente a “solo” notable. Aún así, los susodichos últimos retos y volver a jugar todos los circuitos para conseguir nuestro mejor tiempo, nos entretendrá durante semanas.

Para darle un poco más de duración al título, también tiene modo multijugador local con un solo modo de juego, que consiste en que cada amigo escoja un arma y puede usarla una única vez en la carrera. La cámara solo seguirá al que vaya primero. Así que son rondas muy cortas y el que llegue primero a 5 victorias, gana la partida. Es muy divertido, pero se antoja muy escaso.

Conclusión

The Next Penelope es un mezcla explosiva de velocidad y acción muy bien planteada gracias a su nivel de progresión y dificultad y a la gran satisfacción que obtienes al conseguir todos los retos que te ofrece. En cambio, su mayor virtud acaba jugando en contra, ya que toda la fascinación se torna en decepción al ver que no hay mucho más contenido, así que irremediablemente se convierte “solo” en un juego notable.

[Análisis] The Next Penelope

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.8
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Nivel de progresión muy bien planteado, que irá enganchándote más y más.
  • Carreras frenéticas y jefes finales muy variados.
Flojea en:
  • Demasiado corto para todo lo que podría ofrecer.
  • Modo multijugador muy escaso.




Comentarios