Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Earthworms
PorErnest Rodés  - 
Ver comentarios

[Análisis] Earthworms

Un género infravalorado

En una industria dominada por inmensos mundos que explorar y excelentes shooters extremadamente adictivos, el género de las aventuras gráficas pasa desapercibido debido a su simple pero concisa propuesta. Esta es, en la mayoría de los casos, explorar escenarios y solucionar puzzles en ellos para poder seguir avanzando en lo que acostumbra a ser una buena historia. Y desgraciadamente Earthworms no llega ni a eso.

Una pintura en la que quieres adentrarte

Lo primero que te sorprende al ver este título es su apartado artístico, que como en la mayoría de indies, consigue hacer algo distinto. En este caso todos los escenarios, personajes y objetos están dibujados a mano, lo que le permite crear estampas realmente preciosas. Este brilla especialmente al principio del juego cuando te empiezas a adentrar dentro del misterioso pueblo pesquero, pero que se va difuminando a medida que avanzas y los escenarios son menos bonitos y más terroríficos. El diseño de los personajes es excelente, cada uno teniendo una apariencia única que entre otras cosas los hace inconfundibles. El apartado sonoro del título es una decepción, ya que en la mayoría del juego su única función es poner ruidos espeluznantes de fondo, lo que en algunas escenas va bien, pero la mayoría de veces sobra.

¿Para qué arreglar algo que no está roto?

Este tipo de juegos tienen una jugabilidad muy básica que se centra en mover al personaje con un cursor e interactuar con objetos o NPCs, esto aquí no es distinto. La interfaz si que es algo a destacar, ya que es de las más simples pero a la vez mejor diseñadas que he visto en mucho tiempo. Esto se debe a que para realizar cualquier tipo de interacción solo tienes que pinchar sobre lo que quieras, y no tener que navegar por los diferentes objetos y personajes en la pantalla como pasaba en The Inner World. Los puzzles seguramente sean la parte más importante y atractiva del juego, ya que para progresar en la historia vas a tener que resolver diferentes situaciones muy bien pensadas. La mejor palabra para definirlos sería inteligentes, ya que su dificultad no es increíblemente alta sino que el desafío reside en utilizar el entorno y todo lo que se encuentre en él a tu favor. Por último me gustaría recalcar una cosa que a mi personalmente me ha gustado mucho. Esta es que al empezar el juego y llegar a la isla no hay ningún tipo de tutorial que te explique las mecánicas básicas, lo que en mi opinión le añade más misterio al título.

Una historia de la que esperaba más

Como ya he dicho antes, el apartado más importante en este género (junto a los puzzles) es su historia. En este caso no todo es tan bello como su apartado artístico, ya que a medida que avanzas la trama empeora. Cuando empecé el juego me quedé enganchado inmediatamente por la historia de terror que me estaba contando, pero a la que avanzaba esta se volvía cada vez más genérica y perdía ese halo de misterio que la hacía brillar en los primeros instantes. Otro apartado dentro de la historia que ha sido desaprovechado en son las visiones. Estas se presentan como el eje central de la experiencia, pero la realidad es que solo se repiten cuatro o cinco al largo de toda la aventura. Además su significado, aunque existe, es muy limitado y ambiguo, lo que tendría sentido en un juego de terror y detectives como este, pero no se como; lo desaprovechan. Afortunadamente cuando la trama está en un momento bajo siempre llega un personaje que a través de un diálogo le da la vuelta al asunto.

Estos están excelentemente escritos, y aunque no dan demasiada información, lo que te dicen siempre tienen algo que enriquece la aventura aún más. Otro punto a favor es la facilidad que tiene para pasar de la tensión y el terror más absoluto al más descarado humor. Esto pasa pocas veces en el juego, pero cuando pasa es una auténtica gozada. Una tontería que te ayuda a ponerte en el lugar del protagonista es que la primera vez que accedes a una zona nueva, en la pantalla de carga, te sale una ilustración sombreada del lugar y una información previa del mismo que te ayuda a hacerte una idea de lo que te espera. Para terminar quiero hablar del peor apartado del título, su duración. Esta va de las dos horas a las seis si quieres rejugarlo. Esto es muy grave ya que el único incentivo para hacerlo es ver el segundo y tercer final. Pero tener que hacerlo todo tres veces solo para tomar la otra decisión en dos puntos determinados me parece una manera muy artificial de alargar la duración del título.

Conclusión

En conclusión creo que detrás de un gran cúmulo de errores se esconde un buen juego, un diamante en bruto que solo habría que pulir para tener una excelente aventura gráfica de misterio y terror. Por mucho que me pese, no recomiendo la compra de este título a no ser que te apasione todo lo que tenga a ver con el género.

Earthworms está disponible en la eShop por un precio de 7,99€, lo que me parece excesivo debido a su escasa duración y falta de contenido. Ocupa 1,3GB.


Archivado en:  earthworms

[Análisis] Earthworms

Puntuación Nintenderos: Nada del otro mundo

5.2
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Apartado visual precioso.
  • Buena interfaz.
  • Diálogos muy bien escritos.
Flojea en:
  • Duración extremadamente escasa.
  • Historia no tarda en ser aburrida.
  • Precio demasiado alto teniendo en cuanta lo poco que dura.




Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies