Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Sausage Sports Club

[Análisis] Sausage Sports Club

análisis,
PorXavier Solé  - 
Ver comentarios

Genial la idea, regular la ejecución

A veces es difícil criticar un juego sin tener conocimientos de hacer uno. ¿Lo sabría hacer yo mejor? No rotundo. Sin embargo, hay detalles que salta a la vista que podrían ser arreglados con un poco más de atención o, simplemente, después de haber rejugado o dejado probar el producto a otros. Duele especialmente criticarlo porque este proyecto es de un solo diseñador, Chris Wade, que programa, dibuja y diseña las mecánicas de juego con apenas ayuda.

Empecemos por la idea. ¡Es genial! ¿Un videojuego multijugador competitivo para hasta 8 jugadores en una consola en la que necesitas medio mando (un Joy-Con) por jugador? ¡Perfecto! Además, el juego se basa en la aplicación de las físicas modernas en los videojuegos que tanta variedad de juegos ha llevado, con ejemplos como Stikbold! (juego al que se parece), Octodad o Human Fall Flat.

El modo de juego principal que está detrás del concepto de Sports Club es el fútbol. Qué divertido es chutar pelotas en este modelo de juego basado en físicas alocadas. Si además el juego permite formar equipos de hasta cuatro jugadores contra cuatro más, es ideal.

Sin embargo, nos encontramos con el primer inconveniente. Al tener un gran desarrollo en el modo aventura—en el que nos centraremos más adelante—, que solo haya 4 pantallas es poco. Además una de ellas, la de Tokio, es bastante frustrante.

Ya que hemos introducido uno, pasemos a hablar de los modos de juego:

Modos de juego

  • Fútbol: Se pueden juntar equipos con hasta 8 jugadores, incluso con desigualdad de integrantes para hacerlo más alocado. El más divertido. Sin embargo, pese a solo tener 4 escenarios, el modo queda desaprovechado.
  • Monedas. Al más puro estilo Smash (ahora que justo ha salido el juego), en este modo hay que recolectar monedas que aparecen en los escenarios. Un golpe del rival o la muerte en los pinchos te hacen perder monedas que se esparcen en le suelo para que cualquiera pueda cogerlas.
  • Sumo. Este es un modo de lucha. Cada equipo cuenta con 5 vidas y cada vez que uno de los integrantes muera, a raíz de empujones del rival hacia los pinchos, el borde o el agua, el equipo pierde una vida. Gana el que permanezca en pie. Nada especial.
  • Captura la bandera. Coger la bandera rival y llevarla a tu base. Este modo a priori es entretenido, pero lamentablemente la poca estrategia que permiten los escenarios que se utilizan en los otros modos minimaliza el minijuego.
  • Paint-ball. Una gran bola gigante pinta el mapa del color del jugador que ha hace mover. Es un juego caótico, con un diseño simple. Parecía un bonito guiño a uno de los juegos más populares de Nintendo (Splatoon 2), pero ha quedado un modo aburrido e incontrolable.

Por otro lado, Sausage Sports Club cuenta con un modo historia bastante extenso para jugar hasta 4 jugadores. En este caso, la idea no es buena. ¿Para qué necesita un juego multijugador un modo historia? Al final, debido a los recursos con los que contaba Wade cuando hizo el juego, lo que queda es un modo historia con partidas aleatorias contra la máquina (cuya IA es solo correcta) en cualquiera de los modos explicados anteriormente y un mundo en el que hacer misiones de recadero que están lejos de divertir. ¿A quién le gusta ir de punto A a punto B mientras lee unos diálogos vacíos para acabar haciendo lo mismo que puede hacer en la selección libre de minijuegos?

Por último, debo añadir que ya juegues la aventura del título o hagas partidas libremente, el juego cuenta con un sistema de loot gratuito que permitirá desbloquear colores y atuendos para los personajes, así como las dos pistas de juego por desbloquear en el inicio. Para enganchar un poco al jugador. En dos horas tendrás prácticamente todo el contenido desbloqueado.

Conclusiones

Uno toma con ilusión el análisis de todos los juegos que Nintendo promociona en sus presentaciones de Nindies. Y, con la ilusiones, a veces aparece la decepción. Sausage Sports Club es un juego de tipo party y fútbol que prometía diversión—especialmente en modo multijugador—, pero ha terminado resultando mediocre, como se refleja en la puntuación de este análisis. ¿Los motivos principales? Control de los personajes mediocre, solo es divertido el modo fútbol, pocos e irregulares diseños de las pistas, molesto diseño de sonido. Sin embargo, también es cierto que hace reír en algunas partidas entre amigos.

Sausage Sports Club está disponible desde el 19 de julio en la eShop de Nintendo Switch a un precio de 12,99 €. Textos en inglés, un giga de tamaño de descarga.

[Análisis] Sausage Sports Club

Puntuación Nintenderos: Nada del otro mundo

5.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Era una buena idea poner en Switch un juego cuyo propósito era hacer que los jugadores disfruten de un recopilatorio de minijuegos basados en deportes.
  • Altamente multijugador (hasta 8 jugadores).
  • El juego de fútbol.
Flojea en:
  • Falta pulir las físicas del juego y algunos aspectos gráficos.
  • Un modo aventura prescindible.
  • Poca variedad en los mapas y los deportes.

Comentarios: