Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Opinión] Nintendo NX: ¿Qué camino tomar ahora?
PorPantxo  - 
Ver comentarios

[Opinión] Nintendo NX: ¿Qué camino tomar ahora?

Hace ya bastante tiempo que el panorama nintendero anda considerablemente revuelto acerca de NX, ese por ahora desconocido próximo proyecto de Nintendo. El secretismo acerca de sus futuras consolas siempre ha sido santo y seña de la compañía, y la rumorología, los tiempos de espera interminables y los bulos han sido una constante desde aquel misterioso Ultra 64 que resulto ser la ya mítica Nintendo 64. Luego vino Dolphin, mas tarde Revolution, después el turno de Project Cafe… con el paso de los años, la expansión de Internet y el crecimiento de blogs y redes sociales, esta burbuja de hype no ha hecho más que crecer y crecer.

Y así llegamos a nuestros días, donde una nueva ¿consola? empieza a vislumbrarse en el horizonte de la compañía nipona, seguramente para dar relevo a una Wii U (algo que desde la gran N no reconocen aun, sería una mala estrategia hacerlo) que siendo una magnífica consola, sustentada en gran parte con títulos exclusivos, se ha descubierto, casi 4 años después de su lanzamiento como un fracaso en ventas, superando hace bien poco los 12 millones de unidades vendidas. No queda muy claro si ha sido el propio concepto, la ineficaz manera de presentarlo, o el poco esmero en publicitarlo el causante de que una, como digo, muy buena plataforma de videojuegos haya quedado relegada a un segundo o tercer plano en lo que gran público se refiere.

NINTENDO NX

El caso es que con este panorama, conviene ser extremadamente cautelosos a la hora de lanzarse a dar el siguiente paso, y el dilema que se presenta para el señor Kimishima es obvio: ¿Seguir en la senda de la innovación, ofreciendo una experiencia distinta al usuario, o volver al redil más tradicional, basándose en la potencia bruta? Está claro que la primera es una apuesta arriesgada que con Wii U no ha funcionado, y con Wii dio resultado como una enorme burbuja, pero la alternativa seria traicionar la senda que Nintendo lleva ya varios años marcando.

Si bien la empresa de videojuegos más famosa del mundo tiene un colchón suficiente para aguantar un varapalo más, no estoy muy seguro de en que posición quedaría, económica y publicitariamente de sufrir un descalabro grande por segunda vez consecutiva, y más en el terreno de las sobremesa, sector que cada vez se reparten más Sony y Microsoft a partes casi iguales.

El error, a mi entender, es creer que una cosa excluye a otra. Que una máquina potente, más tradicional restaría esa magia que caracteriza a la casa, cuando en realidad lo que impregna de ese toque diferenciador a la gran N son sus personajes, sus grandes sagas, no tanto sus consolas en sí mismas. Si, ya sé que muchos pensareis que GameCube, por ejemplo, fue una plataforma mucho más cercana a lo establecido por el mercado y aun así, tampoco pudo hacer frente a sus competidoras, en buena medida por la falta de apoyo de las third-parties. Conviene recordar que en aquel entonces, Nintendo venía de una recién perdida posición preponderante donde, hasta la  N64, marcaba unos royalties y unos costes de producción muy altos a las desarrolladoras externas, algo que cambió con los nuevos fabricantes, de ahí que se mirara a GameCube con cierto recelo y hasta desgana a la hora de lanzar juegos para ella.

Ese es el otro gran punto a recuperar por parte de la compañía: el apoyo de las third. Si logra por fin combinar su magnífico catalogo propio, con los lanzamientos multiplataforma más destacados, de manera no puntual, probablemente podríamos decir sin miedo a equivocarnos que NX sería un éxito rotundo, que podría volver a ponerla en el candelero, y no de forma fugaz, como ocurrió con la anteriormente conocida como Revolution. Imaginaos una consola con Pikmin, Mario, Zelda, Metroid…GTA, PES, Metal Gear. Pero eso cuesta dinero, y un poquito más de humildad para renunciar en parte, solo en parte, al modelo distintivo, y hacer un producto que se asemeje más a las demandas del mercado, que se parezca más a los demás sin que eso sea necesariamente malo. Como digo, lo que hace única a Nintendo son sus personajes, que nos llevan acompañando toda la vida, y a esos nunca los va a perder.

Desde luego, de una manera u otra, lo que todos deseamos es que esta fábrica de sueños se mantenga viva y en plena forma durante muchos, muchos años más. Ahora os pregunto a vosotros…¿qué escogeríais para NX, una nueva apuesta arriesgada, diferente, o una consola más tradicional, de fuerza bruta?

Comentarios