[Análisis] ‘Vaccine’ (eShop Wii U)




Publicado por Xavier Solé
Publicado por Xavier Solé

puntuación nintenderos

7.2

valoración lectores

0

0 votos

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Lo bueno: Un juego survival horror único lleno de elementos nostálgicos de Resident Evil
Lo malo: No incluye una historia, puzles o el diseño de una mansión dignos de un juego que se basa en esa joya de Capcom

Vaccine ya nos pone contentos solo por ser un juego indie third party que sale para Wii U a la vez que lo hace en otras consolas o PC. ¿Cuánto tiempo hace que no pasa eso? Chapó por el trabajo de Rainy Night Creations (parece un equipo, pero hay solo un trabajador detrás del estudio) que ha esperado a tener todas las versiones completas de su juego para sacarlo a la venta. Además de mostrar un respeto que pocas desarrolladoras muestran hacia Wii U, ¿qué más nos ofrece Vaccine? Fácil de responder: es un survival horror infinitamente rejugable que copia el estilo perdido de los Resident Evil (RE, como abreviatura) de PSX, aquellos con gráficos granulados y cámara fija. Como anticipo diremos que tiene, como todo, aciertos y fallos. ¿Queréis saber más? Seguid leyendo.

Totalmente Resident Evil

Este es el segundo juego de Rainy Night, después de FreezeME. Ese era un juego que se basaba en las mecánicas de distintos juegos de Mario en 3D, sobre todo Super Mario 64 y Super Mario Galaxy. Con Vaccine la estrategia a sido la misma, solo que cambiando de tercio. Ahora el juego en el que se basa es de un género opuesto al de plataformas coloridas: Vaccine es un survival horror con constantes referencias a Resident Evil.

¿Por qué decimos que es Resident Evil? Para responder esta pregunta solo bastaría fijarse en las imágenes del juego. Pero lo puedo dejar por escrito también: la cámara suele ser fija, aunque a veces se amplia y sigue al personaje en algunos pasillos; los controles se acomodan a la transición entre los planos (esto es: hacia arriba, andas recto; hacia los lados, te orientas y hacia atrás, reculas); el sistema de apuntado es exactamente el mismo (tres posiciones: arriba, al frente y abajo); los gráficos corresponden a la potencia de antaño (la generación de 32 bits que se saltó Nintendo), y los modelados en 3D pixelados recuerdan la textura granulada del primer RE.

Todo lo detallado en el párrafo anterior está en relación a un enfoque más general de lo que se entiende como estilo Resident Evil. Pero Vaccine va todavía más allá. En el juego, encontraremos el diseño de las habitaciones, los objetos (son prácticamente los mismos y brillan igual para identificarlos en las salas), los zombies o otros monstruos igual que en el legendario videojuego de Capcom. Para quienes hayan jugado a la obra maestra que es RE, aunque fuera en GameCube: ¿Recordáis el susto de los perros al romper las ventanas? Pues aquí igual, salvo que en vez de un perro es un murciélago quién las rompe. ¡Si hasta al comenzar el juego te preguntan si quieres jugar con una protagonista mujer o un hombre! Y como estos encontraremos tantos otros guiños como pasos daremos con nuestro personaje.

Entonces, ¿qué NO tiene de Resident Evil?

Obviamente, un solo hombre lo tiene difícil para llegar a hacer un videojuego de la talla del primer RE. Así que la decisión de dirección es clara: hacer un sistema de juego que ahorre la construcción de un guion elaborado y el diseño de una mansión grande, diversa, inteligente y llena de puzles complejos. De esta manera, Vaccine construye una mansión que se creará proceduralmente (esto es, mediante logaritmos informáticos) cada vez que juguemos el juego.

¿Cómo se crea una mansión con este mecanismo? El juego identifica las salas que están orientadas a cada uno de los posibles cuatro puntos cardinales de cada habitación y copia y pega habitaciones a través de esta premisa. Y el resultado son habitaciones repetidas, muebles repetidos, etc. De esta manera se consigue crear un escenario irrepetible cada vez que jugamos al juego, pero en el que se percibe el truco del diseñador (POSIBLE SPOILER: cabe destacar que la pequeña historia detrás del título aprovecha esta repetición de las salas y la incluye en su argumento).

Sin embargo, llevar a cabo esta idea impide repetir algunas de las indispensables en RE. Las he nombrado dos párrafos más arriba: en Vaccine, lamentablente, no hay un diseño inteligente ni diverso de la mansión, ni un guion convincente, ni hay puzles complejos.

En cambio, lo que tenemos ante nosotros es un título que ofrece otra cosa a nivel argumental. La tensión la marca un contador de tiempo: nuestro personaje tiene media hora para curar a su amigo que está infectado. A través de la mansión creada proceduralmente deberemos ir pasando por salas, matando o esquivando enemigos, hasta encontrar la cura, que supondrá un puzle más bien sencillo.

El juego, para mejorar el componente de acción, incluye una pequeña pincelada de RPG. Podremos subir de nivel cuando matemos enemigos y deberemos hallar la combinación perfecta entre los objetos que encontremos y las habilidades que desarrollemos para poder cumplir nuestra misión. La incorporación de este género le da un poco de profundidad que parecía no tener en un principio. Pero desde luego es poca cosa.

Comentario aparte: la duración

La duración de este juego es de más de media hora. Por supuesto puedes pasarte el juego en este tiempo, pero aprender a manejar adecuadamente a nuestro personaje nos llevará varias partidas. Moriremos o nos quedaremos sin tiempo y deberemos empezar de cero muchas veces (no se puede guardar la partida). En este sentido, tiene un toque arcade que lo hace único.

Justamente debido a este toque arcade, podremos rejugar una y otra vez a Vaccine, incluso enseñarlo a amigos y probar su habilidad. Es un juego que durará lo que el usuario quiera, ni más ni menos.

Conclusiones

Una de las claves de este juego es la nostalgia que transmite el apartado gráfico, como es habitual en los juegos indies. Vaccine nos traslada a la época de lo survival horror de PSX, tiene clarísimos homenajes a Resident Evil y también su estilo recuerda, porque se parece, a Silent Hill. Sin embargo, por necesidades de la dirección (presupongo), el juego deriva a un tipo de juego arcade de 30 minutos, infinitamente rejugable, y no contiene un diseño de los escenarios a la altura de un Resident Evil. Aparte, los puzles son inexistentes.

Os gustará si queréis probar vuestra habilidad en un entorno de miedo, con elementos típicos de Resident Evil. Solo así. Está totalmente en castellano.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar