[Análisis] Miraculous: Rise of the Sphinx para Nintendo Switch
Análisis Análisis Switch Nintendo Switch

[Análisis] Miraculous: Rise of the Sphinx para Nintendo Switch

¡Ladybug y Cat Noir unen fuerzas en esta nueva aventura!

Miraculous: Rise of the Sphinx es el primer juego de la serie Ladybug que llega a las consolas y lo ha hecho para mimar un poquito a los fans de la saga. En este juego recorremos varias localizaciones de París para poder protegerla de los malvados planes del villano Lepidóptero. Podremos cortarle las alas metidos en el traje de Ladybug o de Cat Noir. ¡Una vez más, vuelven a unir fuerzas para derrotar a cualquier amenaza!

Miraculous

La jugabilidad y la exploración, su punto fuerte

Miraculous: Rise of the Sphinx es un juego que recuerda a aquella época dorada de principios de siglo, en la cual se creaban muchos juegos de plataformas de series animadas. Está lejos de ser un juego con una jugabilidad pulida o una gran potencia técnica. Sin embargo, cumple con la función de ser un juego divertido y representar a la saga. Nos recuerda en cierta parte a entregas como Wallace & Gromit: in Project Zoo, Shrek Treasure Hunt, Madagascar 2, Bob Esponja: En la Atlántida y otros juegos de naturaleza parecida. Todos ellos comparten un elemento en común, son juegos con un amplio margen de mejora en muchos aspectos, pero que son capaces de mantenernos pegados a la pantalla durante horas gracias a su diversión plataformera y su jugabilidad.

Su principal punto fuerte son las plataformas. Recorrer Paris y las diferentes localizaciones entre mogollón de saltos es algo que ofrece mucha diversión. Mientras el combate es bastante sencillo en el transcurso de la historia, las plataformas pueden llegar a presentar algo de reto en algunos momentos. Desplazarse por los mapas recogiendo macarons para obtener mejoras es algo que siempre puede apetecer hacer.

Los combates no son demasiado ágiles, como se podría esperar al ver la serie, pero responden decentemente. Un punto más positivo es el añadido de diferentes técnicas, como el Parry, que se agradece mucho, y gadgets que iremos desbloqueando a medida que avancemos en el juego. Gracias a esto, podemos disfrutar de divertidos e ingeniosos combates abordando diferentes estrategias. Con una sensación parecida a ser los verdaderos protagonistas y salvar el mundo estuviera en nuestras manos. Este es un detalle importante para lograr una inmersión mayor en las aventuras de nuestra querida Marinette.

Uno de los elementos más importantes a la hora de jugar, ha sido el añadido del sistema QTE para realizar movimientos al más puro estilo de la serie. Sientes una verdadera satisfacción cuando completas cada uno de ellos de la manera correcta y das su merecido al esbirro de turno. No son nada complicados, cosa que podría estar mejor, y por norma general dan margen para disfrutar de la cinemática del propio movimiento.

Miraculous

La exploración por París es otro de sus puntos fuertes gracias a su jugabilidad. Las localizaciones son un poco repetitivas en referencia a contar con escenarios diferentes. Hay que comentar que no es un detalle que haga peor nuestra experiencia gracias a la manera en la que se explora y un sistema de plataformas con un diseño óptimo para ello. Aunque sí se echa en falta un mayor número de localizaciones. Es de agradecer que podamos pasear por París de una manera normal. Simplemente andando, o al más puro estilo Ladybug con su doble salto y su gancho.

La historia, su duración y dificultad, por el contrario, su punto débil

Se entiende que un juego como Miraculous: Rise of the Sphinx no podría destacar por tener una extensa duración, pero se echa en falta varias horas de juego. Se queda bastante corto, teniendo una duración de 3 a 4 horas. También tenemos que contar que el juego no termina ofreciendo casi dificultad y tiene un elevado número de tutoriales al principio. Para cuando has completado gran parte de los tutoriales, te das cuenta de que te has pasado la mitad de la historia.

Hablando de la historia, no es que sea mala, pero no ofrece nada que no se haya hecho ya en el mundo de Miraculous. Hay que tener en cuenta que la he juzgado con la premisa de ser Ladybug. Pero sí tengo que destacar que se esperaba algo un poco más cercano a la serie y en esta entrega ha quedado por debajo. No obstante, hay que decir que no es un gran impedimento a la hora de comprar y disfrutar el juego. Todo depende de la exigencia que se le atribuya.

El combate y sus opciones podría haber sido mucho más disfrutable de presentar una mayor dificultad. Precisamente por presentar este hándicap, cosas como la tienda y demás desbloqueables podrían aportar mucho más sentido. De esta manera, sientes que el juego puede incluso volverse más sencillo a medida que te haces con los controles y vas desbloqueando los diferentes gadgets.

Por qué puedes disfrutar de Miraculous: Rise of the Sphinx

Hay que entender que Miraculous: Rise of the Sphinx es un juego que da un paso hacia adelante para la saga y poder disfrutarlo en Nintendo Switch es muy positivo, pero se queda corto en varios aspectos. Faltan ciertos detalles para que objetivamente sea un juego recomendable, pero por otra parte, cumple con su público objetivo al ofrecer diversión y representar bien la saga de Ladybug.

Miraculous se queda a las puertas de ser un juego que realmente marque un antes y un después en la saga, teniendo múltiples apartados a mejorar, pero sigue siendo un juego decente. También puede ganar gracias a su modo multijugador. Este modo, pese a que no ofrece ninguna novedad más allá que compartir combates, sí es divertido para jugar con amigos.

Otro motivo, como comentaba en párrafos anteriores, es la representación de la saga de Ladybug. Si eres fan de la saga vas a familiarizarte con ciertos detalles del juego. Es de agradecer que haya cierta diversidad de enemigos y varios esbirros conocidos. Ladybug y Cat Noir también están bien representados y consecuentes a sus personalidades en la serie. Pese a todo, lo bueno y lo malo, y sobre todo, mucho a mejorar, Miraculous: Rise of the Sphinx cuenta con mi aprobado.

Miraculous: Rise of the Sphinx ya está a la venta en Nintendo Switch tanto en formato físico como en formato digital en la eShop de Nintendo Switch a un precio de 49,99 euros, contando con textos y voces en castellano y un espacio de almacenamiento requerido de 1859,00 MB.

6.5

[Análisis] Miraculous: Rise of the Sphinx para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Buen juego

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Múltiples opciones a la hora de combatir, como el sistema QTE.
  • La exploración ofrece incentivos y es divertida gracias a sus plataformas.
  • Cuenta con una notable fidelidad a la saga de Ladybug.
  • El modo multijugador es un buen aliciente.
Flojea en:
  • La escasa duración de la historia principal.
  • Muy poca dificultad en la mayoría del juego.
  • Se echa en falta mayor fluidez a la hora de combatir.
  • El doblaje, aunque se agradece, no ofrece una experiencia inmersiva.