Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Marsupilami: Hoobadventure para Nintendo Switch
Análisis, Análisis Switch, Destacados, Nintendo Switch

[Análisis] Marsupilami: Hoobadventure para Nintendo Switch

Marsupilami regresa por la puerta grande

Compartir en:

Los jugadores aficionados al género de plataformas estamos de enhorabuena. En una época donde predominan los shooters, los battle royale y los rogue-like se agradece que este género no caiga en el olvido y nos sigan llegando propuestas interesantes no solo de las grandes compañías, sino también de estudios indies como la que hoy os traemos.

En esta ocasión nos llega Marsupilami: Hoobadventure, un juego de plataformas 2,5D inspirado en el cómic Marsupilami de Franquin desarrollado por Ocellus Studio y distribuido por Microids (Meridiem Games en España). Este título está disponible para PC (Steam), PS4, Xbox One y Nintendo Switch. Esta última versión es la que hoy analizaré.

¿Será una propuesta interesante? ¡Vamos a comprobarlo!

Argumento

Punch, Twister y Hope son tres Marsupilamis que llevan una vida tranquila en Palombia. Cuando los tres compañeros abren un sarcófago maldito jugando con unos restos en la playa, liberan sin darse cuenta un fantasma misterioso que lanza una terrible maldición contra todos los animales.

Afortunadamente para ellos, los Marsupilamis son inmunes. Nuestros tres héroes tendrán que embarcarse en una aventura para encontrar el fantasma y revertir el desastre que han causado. Como casi siempre suele suceder en estos casos, la trama queda en un segundo plano y simplemente sirve como excusa perfecta para ponernos a los mandos.

Jugabilidad

Marsupilami: Hoobadventure  es un plataformas 2,5 D que llevará al jugador a través de un colorido viaje por la selva de Palombia, una ciudad costera e incluso un templo abandonado. Nuestro objetivo será completar una serie de niveles y para ello deberemos saltar, golpear, correr y balancearnos con la cola, como solo los Marsupilamis saben hacer. Y es que una de las principales características de estos personajes es que cuentan con una larga cola que pueden mover y darle la forma que quieran.

Estos serán los mecanismos para abrirse paso en un entorno cada vez más hostil. En este título podremos controlar a tres Marsupilamis diferentes: Punch, Twister y Hope y deberemos seleccionar con cuál de ellos queremos jugar antes de empezar cualquier nivel. No obstante, no hay ninguna diferencia a nivel jugable entre ellos, por lo que se trata de una elección puramente estética. Es una pena, ya que hubiera sido genial que cada uno contará con diferentes habilidades y que tuviéramos que ir alternando entre ellos para ir superando las diferentes partes de cada nivel. Aún así, os alegrará saber que el control es excelente, por lo que todo se mueve y funciona a la perfección. Este aspecto siempre es importante en cualquier título y por supuesto en un plataformas.

Como es habitual en el género, este título está formado por varios mundos (Ciudad, Selva y Templo) que a su vez están formados de varios niveles, los cuales se van desbloqueando a medida que los superamos y al final de cada mundo nos aguardará un jefe final y al derrotarlo nos dará acceso al siguiente mundo y así sucesivamente. Cabe destacar que los enfrentamientos con el jefe no son directos, sino que deberemos ir persiguiéndolo a lo largo de un nivel lleno de trampas y enemigos que va avanzando de forma automática hasta poder alcanzarlo y darle su merecido. Lo cierto es que son niveles interesantes, aunque por otro lado hay poca variedad de enemigos en los niveles normales.

No obstante, no todo será combatir enemigos, ya que para hacer más atractiva la propuesta también contamos con algunos objetos que debemos ir recogiendo. Por un lado tenemos una serie de frutas (si cogemos 100 obtendremos una vida), por otro plumas (sirven para desbloquear niveles alternativos y arte 3D en la galería) y finalmente unas fases ocultas de bonus, las cuales presentan un aspecto de contraste y consisten básicamente en pasar por una serie de aros dentro de un tiempo límite. Si conseguimos completarlas obtendremos orbes, para desbloquear música en la galería, y billetes para poder desbloquear los niveles de bonificación. Éstos últimos son unos niveles especiales (con aspecto de contraste) donde no hay enemigos y simplemente debemos ir avanzando mientras recogemos todo tipo de fruta hasta llegar al final. Esto nos permitirá aumentar de forma significativa nuestras vidas. Además, también contamos con dojos, los cuales son desafíos donde debemos también ir pasando por unos aros mientras esquivamos enemigos, los cuales van variando en dificultad.

El diseño de niveles no sorprende a estas alturas, pero es bastante bueno a pesar de que suele repetir diversos aspectos a lo largo de la aventura. Tampoco faltarán las zonas secretas donde encontrar cofres con gran cantidad de fruta en su interior. En muchos detalles se nota que sus creadores se han inspirado en sagas archiconocidas del género como Donkey Kong Country, Rayman y Crash Bandicoot. Sin duda todos buenos referentes, aunque sin llegar a la calidad de ninguno de los mencionados.

En cuanto a la dificultad del título, contamos con tres niveles de dificultad (fácil, normal y difícil), pero en general estamos ante un título muy sencillo, ya que está pensado para los jugadores más jóvenes o menos diestros en los plataformas (solo se complica al final). No obstante, eso no significa que cualquier jugador aficionado al género no pueda disfrutar de él. Por desgracia, hay que destacar que no cuenta con modo multijugador, lo que sin duda hubiera sido bastante divertido para poder jugar tres personas, cada una de ellas controlando a un Marsupilami distinto y que tuvieran que colaborar para poder ir avanzando por los niveles.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además  también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch y el servicio de guardado de datos en la nube.

Gráficos y sonido

A nivel gráfico, Marsupilami: Hoobadventure destaca por ser un título muy bonito y colorido. Su estética al más puro estilo de dibujos animados sin duda entra por los ojos, lo que se une a sencillos pero a la vez resultones efectos que aparecen en determinados niveles. Por otro lado, las animaciones de los personajes y enemigos son bastante buenas y visitaremos entornos de lo más variados como ciudades, selvas y templos. Todos ellos lucen muy bien y son bastante detallados, creando en su conjunto una bonita estampa.

El título se muestra en general bastante fluido, y se ve muy bien tanto en modo TV como portátil, por lo que es decisión de cada jugar elegir de qué forma jugarlo.

En cuanto a su apartado sonoro, el juego cuenta con melodías divertidas y amenas, que si bien nos son memorables, ayudan a acompañar perfectamente nuestra aventura. Por su parte, los efectos de sonido simplemente cumplen, sin grandes alardes, pero sirven para transmitir la acción que vemos en pantalla. Finalmente, cabe destacar que el juego cuenta con varios idiomas, entre ellos el español.

Duración

Hablar de duración en un título es siempre algo muy relativo, así que en este caso no iba a ser menos. Superar los 25 niveles del juego nos llevará aproximadamente unas 5 horas.

Pero como suele suceder en este tipo de títulos, los jugadores más completistas tienen algunas horas más de entretenimiento si pretenden hacerse con todos los coleccionables, lo que alarga la vida útil del juego y lo hace muy rejugable, ya que una vez superados los niveles podremos también jugarlos en modo contrarreloj, además, podremos desbloquear una hermosa galería (con artes conceptuales, arte 3D y música). Y tampoco puedo olvidarme de comentar que también cuenta con 51 logros internos, por lo que tenemos entretenimiento para rato, si queremos completarlo al 100%.

Curiosidades

  • El Marsupilami es un animal ficticio, personaje de historieta franco-belga creado por André Franquin en 1952 en las páginas de Spirou y Fantasio, y que luego obtuvo su propia serie de álbumes, escritos por Greg y Yann, y dibujados por Batem, a finales de los años 80. Más tarde, sus aventuras se convirtieron también en dos series de dibujos animados y un videojuego a los que siguieron otros éxitos comerciales.
  • Marsupilami cuenta con un videojuego de plataformas de nombre homónimo que fue desarrollado por el estudio británico Apache Software y publicado por Sega of America para la Genesis/Mega Drive en 1995.
  • Marsupilami: Hoobadventure cuenta con dos versiones físicas en Nintendo Switch. Por un lado está la Tropical Edition (incluye además un hanger a doble cara para tu puerta y dos sets de pegatinas) y por otro la Collector Edition (incluye además un hanger a doble cara para tu puerta, dos sets de pegatinas y una figura de un Marsupilami de 14 cm, fabricada en PVC de alta calidad).

Conclusión

Marsupilami: Hoobadventure es un genial plataformas que a pesar estar dirigido a un público infantil, y sin ser ninguna revolución, sabe como divertir a todo tipo de público. Es cierto que es fácil y corto, pero eso no quita que sea tremendamente entretenido y se convierta en una de las mejores propuestas del género de este año.

Marsupilami: Hoobadventure está disponible en formato físico y digital, a través de la eShop de Switch, desde el 16 de noviembre a un precio de 39,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola o tarjeta microSD de 2,8 GB para poder descargarlo.

8.0

[Análisis] Marsupilami: Hoobadventure para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Simpático, colorido y muy entretenido.
  • Buen diseño de niveles.
  • Ideal para cualquier tipo de jugador.
  • Es rejugable.
Flojea en:
  • Que no haya diferencias jugables entre los personajes.
  • Poca variedad de enemigos.
  • Tiene pocos niveles, por lo que se hace muy corto.

Comentarios