[Análisis] Los Pitufos: Operación Vilhoja para Nintendo Switch
Análisis Análisis Switch Nintendo Switch

[Análisis] Los Pitufos: Operación Vilhoja para Nintendo Switch

¡Regresan los Pitufos!

Hoy en día hay muchas series de animación, pero seguro que los jugadores más veteranos recordamos una de nuestra infancia y esa no es otra que Los Pitufos. Se trata de una franquicia belga de historietas, centrada alrededor de una colonia ficticia de pequeñas criaturas humanoides azules que viven en casas en forma de hongos en el bosque.

A principios del pasado mes de abril, nos llegó una buena noticia para todos sus fans y es que se anunció que un nuevo juego de estas azuladas criaturas llegaría este año a la consola híbrida de Nintendo, aunque no fue hasta el mes siguiente cuando se compartieron la fecha, detalles y sus primera imágenes. El título estaba previsto que se lanzara el pasado 25 de octubre, pero finalmente se retrasó hasta principios de este mes de noviembre en la plataforma de Nintendo. El título en cuestión se llama Los Pitufos – Operación Vilhoja y está desarrollado por OSome Studio y distribuido por Microids. Este título ya está disponible en PC y llegará más adelante a PS4, Xbox One y PS5. Hoy analizaré la versión de Switch.

¿Merecerá la pena esta nueva aventura de los Pitufos? ¡Vamos a comprobarlo!

Argumento

En un grimorio polvoriento, el brujo Gargamel acaba de dar con la fórmula de una planta malvada: la Vilhoja. Esta planta produce semillas “Viltrampa”, que pueden atraer y atrapar a los Pitufos… pero estas plantas Viltrampa también suponen un gran peligro para el bosque, porque son tóxicas, ¡sobre todo para los campos de zarzaparrilla!

Papá Pitufo decide pedir a algunos de sus amigos Pitufos que le ayuden a encontrar los ingredientes de un antídoto súperpotente para todas las plantas a las que la Vilhoja ha hecho enfermar. Gracias al Pitufumigador, un invento de Manitas, podremos embarcarnos en una aventura para encontrar los ingredientes, liberar a nuestros amigos Pitufos… ¡y salvar la aldea!

Jugabilidad

Los Pitufos Operación Vilhoja es un juego de plataformas 3D en el que podremos jugar como 4 Pitufos icónicos: Filósofo, Cocinero, Pitufina y Fortachón, en 5 zonas diferentes, cada una de las cuales cuenta con diferentes ubicaciones. Inicialmente cada uno de ellos solo podrá jugar en determinados puntos de la aventura de forma predeterminada, pero cuando completemos el título, podremos seleccionar el que queramos de los cuatro para jugar.

Nuestro objetivo será utilizar el Pitufumigador para curar las plantas contaminadas por la Vilhoja, encontrar una serie de ingredientes para un antídoto y rescatar a otros Pitufos de camino a la choza de Gargamel. Y es que este peculiar invento es la gran piedra angular del título, ya que gracias a él no solo podremos curar las plantas contaminadas, sino que también nos permitirá atacar a los enemigos y crear diferentes caminos gracias a las plantas que vamos encontrando, entre otras cosas.

Como todo juego de plataformas que se precie, podremos saltar, pero también iremos desbloqueando nueva características como un salto bomba, doble salto, planear, esprintar, aspirare y lanzar. Todas estas acciones nos servirán para superar cada obstáculo que nos encontremos a lo largo del camino, derrotar a nuestros enemigos y rescatar a otros Pitufos. Por desgracia, la variedad de enemigos que encontraremos en nuestro periplo es bastante escasa, por lo que las mecánicas para derrotarlos se acaban repitiendo constantemente. Y más allá de algunos encuentros que nos encerrarán con ellos y, por lo tanto, no podremos continuar hasta que los derrotemos a todos; no encontraremos ningún jefe final.

Por otro lado, el juego también cuenta con un elemento de exploración, ya que en las diferentes localizaciones que visitaremos habrá diferentes objetos coleccionables. Algunos estarán a simple vista, pero otros estarán bastante escondidos o será inicialmente difícil acceder a ellos, por lo que deberemos explorar los escenarios a fondo para descubrir todos sus secretos y así hacernos con todos los que podamos. Además, cabe destacar que gracias a los objetos que encontremos, podremos ir mejorando el Pitufumigador (aumentar la vida, el depósito, etc.), por lo que es interesante dedicar algo de tiempo a revisar cada una de las localizaciones que visitemos.

En cuanto al nivel de dificultad de este título, es bastante bajo y a menos que nos despistemos con los enemigos o caigamos varias veces al agua o al vacío, será difícil que muramos. En todo caso, a lo largo de la aventura hay multitud de piedras que guardarán nuestro avance de forma automática, por lo que en caso de morir, simplemente continuaremos desde la última que hayamos activado. En este sentido, es un título que evidentemente está pensado para los jugadores más jóvenes de la casa, pero eso no quita que los adultos también podamos disfrutar de él. Por lo tanto quien busque aquí un reto, no lo encontrará (más allá de intentar hacerse con todos los coleccionables).

Por otro lado, el juego también cuenta con un modo cooperativo en el que podemos “disfrutar” de la aventura junto a otro jugador. Por desgracia la manera de implementarlo no me ha convencido, ya que en este caso, el segundo jugador controla al robot S.A.M. (Sitemufo Aéreo Motorizado). Este personaje puede tratar la contaminación y a los vilbichos, lanzar semillas explosivas y volar. Por lo tanto, olvidaros de controlar a otro Pitufo, ya que simplemente el segundo jugador servirá básicamente de apoyo, haciendo que la experiencia sea, sin duda, menos gratificante.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además,  también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch y el servicio de guardado de datos en la nube.

Gráficos y sonido

A nivel gráfico estamos ante un título simple y colorido, donde llaman la atención los personajes y escenarios que visitamos, los cuales consiguen trasladar con bastante acierto la atmósfera de la serie. Visitaremos diferentes lugares de lo más variopintos como la Aldea Pitufo, el bosque, un castillo, un pantano, etc. Cada uno de ellos cuenta con sus propios elementos, pero en todos predominan modelados muy básicos, defectos gráficos como popping (aparición repentina de elementos) y texturas muy simples que a veces, tardan en cargar.

Por desgracia el producto final no ha sido tan redondo como debería. Respecto al rendimiento, el juego se muestra bastante inestable, con constantes caídas del framerate. Esto se traduce negativamente en la jugabilidad, con tirones, que resultan algo molestos cuando aparecen.

En cuanto al apartado sonoro, el título destaca por simpáticas y alegres melodías, las cuales se tornan más dinámicas en los combates contra enemigos. Por otro lado, los efectos de sonido cumplen sin más. Finalmente, cabe destacar que el juego cuenta con voces y textos en español, lo cual siempre se agradece.

Duración

Los Pitufos Operación Vilhoja es un título bastante corto, ya que puede completarse en unas 4-5 horas aproximadamente. Esta duración puede variar en función de múltiples factores como por ejemplo el nivel de dificultad en que juguemos, si nos detenemos a explorar para encontrar todos los objetos, si nos atascamos en algún punto, etc.

No obstante, como siempre pasa, la duración puede alargarse algunas horas más si pretendemos completarlo al 100%, ya que para ello será imprescindible no solo conseguir todos los objetos del juego, sino también conseguir todas las mejoras del Pitufumigador y curar todas las plantas contaminadas por la Vilhoja de cada zona.

Curiosidades

  • Los Pitufos fueron creados por el dibujante belga Peyo en la historieta La flauta de los seis pitufos(La Flûte à Six Schtroumpfs), de su serie Johan y Pirlouit, para el semanario Le Journal de Spirou el 23 de octubre de 1958. Tal fue el éxito de estas criaturas azules de pequeño tamaño, equivalentes a gnomos o duendes benignos, que al año siguiente empezaron a protagonizar su propia serie de historietas, así como películas, series de dibujos animados y videojuegos.
  • Hay más de 100 personajes de Pitufos, y sus nombres se basan en adjetivos que enfatizan sus características como “Pitufo Bromista,” que le gasta bromas a los demás Pitufos.
  • Los Pitufos usan gorros frigios, que llegaron a representar a la libertad durante la era moderna.
  • Los Pitufos – Operación Vilhoja cuenta con una Edición Coleccionista que incluye lo siguiente: el juego Los Pitufos Operación Vilhoja, figura del Pitufo Fortachón de 14.5 cm, banda Sonora Original del juego, 3 Litografías de 10×15 cm, llavero Papá Pitufo y 2 Sets de Stickers del juego.

Conclusión

Los Pitufos – Operación Vilhoja es un simpático juego de plataformas 3D que a pesar de resultar entretenido, presenta defectos gráficos, problemas de rendimiento y es muy corto. No obstante, eso no quita que pueda encantar a los jugadores que simplemente quieran pasar un rato ameno.

Los Pitufos – Operación Vilhoja está disponible desde el 5 de noviembre en formato físico y digital, a través de la eShop, a un precio de 39,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola de 2,4 GB para poder descargarlo.

7.5

[Análisis] Los Pitufos: Operación Vilhoja para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Recomendado

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • El poder jugar con diferentes personajes.
  • Ideal para todo tipo de jugadores.
  • Resulta entretenido.
Flojea en:
  • Presencia de popping.
  • Su rendimiento es muy inestable.
  • Es muy corto (no baja la nota).