Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Dice Legacy para Nintendo Switch
Análisis, Análisis Switch, Nintendo Switch

[Análisis] Dice Legacy para Nintendo Switch

Compartir en:

El modesto estudio de videojuegos italiano DESTINYbit han creado una rocambolesca fusión de géneros en su Dice Legacy. Un roguelike con construcción medieval-steampunk, estrategia en tiempo real, supervivencia, y gestión todo ello basado en dados. Una mezcla que podemos probar en Nintendo Switch gracias a Koch Media. ¡Venid a conocer más sobre él a continuación antes de que llegue el invierno!

El misterioso mundo

El mar acaba y nuestro barco a la deriva llega a una misteriosa tierra limitada por los lados debido a su forma de halo (como el del juego homónimo de Microsoft, sí). Nada más echar el ancla el juego nos ofrece unos dados de 6 caras naranjas que son nuestros campesinos. Con ellos podremos iniciar los primeros cimientos de una aventura de supervivencia en la cual deberemos descubrir que sitio es ese, que hay más allá de la niebla y quienes son “Los Otros” de los que habla la gente. Con cada lanzamiento que hagamos de un dado, su durabilidad se reduce, si esta llega a cero, el dado desaparecerá. Por suerte, contamos con mesones donde poder recuperar fuerzas y que puedan volver a la acción para que recojan valiosos recursos. Madera, comida, piedra, metal, hierbas… todos ellos aparecidos proceduralmente en el mapa, por lo que cada partida es distinta.

Clases de dados

Pero no todo son campesinos, aunque con ellos construiremos edificios con los que crear distintas clases, cada una centrada en un rol. Los ciudadanos son personas cultas con las que ganar puntos de conocimiento, pero tienen menos caras de trabajo manual. Los monjes, con los cuales bendecir otros dados y buscar bonificadores. Los dados rojos son los de los mercaderes, encargados de las relaciones con pueblos salvajes y la la exploración de ruinas. Por último, las fuerzas militares con los que defenderse de los misteriosos ataques procedentes del norte, eso a los que llaman “Los Otros”. Los mercenarios son la última clase la cual solo podremos contratar, no producir.

Mecánicas

Además de unidades y edificios que otorgan diferentes funciones (como fabricar cerveza para el invierno, sanar a los dados heridos y envenenados, forjar dados nuevos…), nuestra ciudad cuenta con habilidades con las cuales hacer más fácil la supervivencia. Estos puntos se consiguen principalmente con los ciudadanos cuando los enviamos a estudiar y eso aumentará la felicidad de ese tipo de dados, otorgando beneficios al usarles. Pero uno no puede centrarse exclusivamente en beneficiar a una sola clase de dados. Si una de las mencionadas clases está muy ignorada, podrá revelarse no colaborando o incluso boicotear activamente la ciudad. Un delicado equilibrio que habrá que buscar a toda costa para que no se acabe la partida antes de tiempo.

El periodo de juego se divide en dos tiempos, el verano y el invierno. Durante el primero, los campos de trigo producen alimento y es momento para crecer. Sin embargo, durante el duro invierno, los dados pueden congelarse y necesitarán de cerveza y otros productos para sobrevivir. Aquí se determina lo bien que has gestionado la estación anterior. Si conseguimos vencer el extremo frío y sus peligros, El Consejo se reunirá y nos ofrecerá una recompensa (soldados más fuertes al ser creados, mercaderes con más índice de éxito en sus negociaciones, mejoras en los cultivos…), pero depende de a qué clase beneficie esa mejora, las demás no se contentarán, una muestra de ese equilibrio del que os hablaba antes.

Rendimiento

El primer tiempo de carga al iniciar el juego es muy lento, no obstante, una vez estás en el menú principal, las cargas son rápidas y fluidas cuando retomas partidas. Una vez dentro de estas, no existen procesos de carga alguna y no tiene caída alguna de frames. Es cierto que el ver las cosas algo borrosas es inherente a tener una Nintendo Switch (más aún si lo pones en un televisor 4K), pero en modo portátil se ve realmente bien. La banda sonora es espectacular y los efectos de sonido acompañan al unísono la experiencia.

Mis conclusiones

LO FEO: La cámara anclada hace que sea difícil ver fácilmente las construcciones y ubicaciones en los extremos del mapa (izquierda y derecha). / No poder hacer zoom al terreno de juego. / Suele ser difícil de ver el “puntero” en invierno porque es blanco y algunas áreas de efecto de edificios también se ven poco. Necesitan verse más para mejorar la QoL. 

LO RARO: Tutorial algo parco en palabras, hubiera sido mejor un paso a paso en el que profundizar en sus numerosas mecánicas y en qué hace exactamente cada cara; o al menos un códice donde consultarlo. / Que no tenga controles táctiles, pues un juego que lo pide a gritos. Además de que el control por mando, aunque está resuelto de manera aceptable e ingeniosa, cuesta acostumbrarse.

LO BUENO: Distintos niveles de dificultad, desde uno donde los ataques enemigos son nulos y poder centrarnos en crecer y explorar hasta una batalla final, o bien un nivel infernal que nos hará sudar la gota gorda. / Banda sonora y efectos de sonido. / Un mestizaje excelente entre los juegos de mesa y los RTS. / Desbloquear distintos personajes iniciales con los que comenzar con X habilidades o set de dados para aumentar la rejugabilidad (aunque puede que esto sea insuficiente para algunos jugadores).

Tenéis disponible el juego en la eShop de Nintendo Switch por 19,99€. El tamaño de su descarga es de 1200 MB. Versión analizada 1.0.0.

8.0

[Análisis] Dice Legacy para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Originalidad.
  • Dificultad adaptable.
Flojea en:
  • Cámara.
  • Algunos aspectos de la visualización de elementos.




Comentarios