Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Wonder Boy: Asha in Monster World para Nintendo Switch
PorPsyko  - 
Ver comentarios

[Análisis] Wonder Boy: Asha in Monster World para Nintendo Switch

El 18 de abril de 2017 llegó Wonder Boy: The Dragon’s Trap a Nintendo Switch, un remake del clásico Wonderboy III: The Dragon’s Trap que fue anunciado de forma oficial por DotEmu y Lizardcube en junio de 2016 para PC y diferentes consolas, entre ellas la consola híbrida de Nintendo. Se trataba de un título muy respetuoso con la obra original, ya que además de tener gráficos en alta definición y música reorquestada, también permitía jugar con los gráficos y música originales.

Pues bien, en esta ocasión los amantes de esta saga están de enhorabuena, ya que nos llega Wonder Boy: Asha in Monster World. Se trata de un remake de Monster World IV, un videojuego de plataformas desarrollado por Westone y publicado por Sega exclusivamente en Japón en abril de 1994, aunque también apareció posteriormente en un recopilatorio para PS2, en la Consola Virtual de Wii e incluso en Xbox Live Arcade y PlayStation Network. En esta ocasión esta versión está desarrollada por Artdink y está distribuida por ININ Games, aunque os alegrará saber que a su cargo también se encuentra Ryuichi Nishizawa, padre de Wonder Boy.

Este mes de mayo llega a PS4 y Nintendo Switch y a finales del mes que viene llegará también a PC. Hoy analizaremos la versión de la consola híbrida.

¿Merecerá la pena este remake? ¡Vamos a comprobarlo!

Argumento

Asha es una joven que pretende convertirse en guerrera, pero se ve envuelta en una aventura para rescatar a los cuatro espíritus elementales de su mundo, que han sido secuestrados por unos malvados magos. Para ello deberá atravesar diferentes mazmorras, derrotar enemigos, resolver puzles y acabar con los jefes que allí les aguardan.

¿Será capaz de lograrlo?

Jugabilidad

Wonder Boy: Asha in Monster World es un plataformas de desarrollo lateral en 2,5 D, que es muy fiel a la entrega original, más allá de poder desplazarnos en determinados momentos de un plano a otro de los escenarios.

En este título contamos con la ciudad de Rapadagna que sirve como hub para las diferentes fases. En ella podremos realizar diferentes acciones, como es habitual en este tipo de títulos: hablar con diferentes personajes, comprar en las tiendas (espadas, escudos y pulseras), encontrar cofres, coger objetos, etc.

Entre las principales novedades a nivel jugable nos encontramos con la posibilidad de poder guardar cuando queramos (en la entrega original debíamos encontrar a un anciano para poder hacerlo), también contamos con varias ranuras de guardado (un total de 12) e incluso, además del modo normal, también contamos con un modo fácil, haciendo que sea mucho más accesible para todo el mundo.

En nuestra aventura Asha estará equipada con una espada (con la que podemos realizar tajos frontales, ascendentes y hacia abajo) y un escudo (útil para para protegernos de ataques y para tener ciertas resistencias a elementos). No obstante, también podremos adquirir otras espadas y escudos a medida que avancemos, siempre y cuando tengamos el dinero suficiente para poder comprarlos.

Por otro lado, cada vez que golpeemos con ataques normales a los enemigos, iremos rellenando un medidor y cuando esté completo podremos usar un poderoso golpe mágico (como es lógico, al usarlo se vaciará de nuevo el medidor). En cuanto a la vida de nuestra protagonista, vendrá marcada por una serie de corazones rojos (los cuales pueden aumentarse equipándose pulseras) y corazones azules (los cuales pueden aumentarse al coger unas gotas de vida que hay repartidas por los escenarios). Cada vez que consigamos 10 gotas de bvida, aumentaremos un corazón azul. Evidentemente, cada vez que nos golpeé un enemigo perderemos uno de ellos (primeramente los azules y luego los rojos y si los perdamos todos moriremos y volveremos al último punto de guardado. No obstante, para recuperar todos los corazones podemos rezar en fuentes sagradas o usar elixires.

Asha inicialmente estará sola, pero a partir de cierto punto le acompañará un pequeño y adorable ser azulado volador llamado Pepelogoo, que nos resultará la mar de útil para poder realizar ciertas acciones cooperativas con nuestra protagonista cuando lo llamemos: un salto doble, planear, apagar llamas, encontrar puertas ocultas o incluso colocarse encima de chorros de lava o congelarse para que podamos usarlo como plataforma. Pero eso no es todo, ya que también podrá activar mecanismos y podrá resucitarnos si morimos (siempre y cuando tengamos un elixir en nuestro inventario). Además, también irá cambiando conforme vayamos avanzando en la historia.

Cabe destacar que el control en general es bastante preciso y la estructura del título es siempre muy clara. Una vez lleguemos a la ciudad, deberemos acceder a un templo principal dentro del cual hay cuatro mazmorras que debemos completar para liberar a los espítirus elementales. Pero para poder entrar en cada una de ellas, previamente, deberemos encontrar por la ciudad una serie de medallones. Una vez los tengamos, ya podremos entrar y deberemos superar una serie de secciones plataformeras y resolver una serie de puzles (en general muy sencillos), mientras encontramos cofres. Deberemos abrirnos paso entre los enemigos para llegar a un jefe medio y finalmente enfrentarnos al típico jefe final, los cuales no serán ningún problema si vamos lo suficientemente bien pertrechados de elixires y raíces curativas. Por desgracia uno de los puntos más flojos son dichos combates contra los jefes, los cuales en general son bastante sencillos y no suponen ningún desafío. En cambio, el diseño de los niveles está bastante bien, con diversos caminos y muchos secretos por encontrar. Al completar cada mazmorra nos indicarán cuantos elementos hemos encontrado dentro de ella y cuantos nos faltan. Además, también podemos volver en cualquier momento a la ciudad si usamos una lámpara mágica, lo que resulta muy útil cuando nos queda poca vida o para comprar un arma, escudo o muñequera y así facilitarnos el avance. Eso sí, hay que tener en cuenta que todo el progreso que hayamos hecho dentro de la misma se perderá, por lo que deberemos empezar la mazmorra desde el principio.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además  también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch, y el servicio de guardado de datos en la nube.

Gráficos y sonido

A nivel gráfico, Wonder Boy: Asha in Monster World destaca por ser su bonito y colorido diseño artístico. Por otro lado, el cambio más destacado ha sido pasar de gráficos 2D a gráficos en 3D, si bien la mayoría de nuestra aventura la jugaremos en una perspectiva 2D, o más bien en 2,5, ya que podremos también avanzar en profundidad en determinados momentos (por ejemplo para pasar por puertas). También cuenta con algunas cinemáticas creadas con el motor del juego para mostrar los momentos más destacados de la historia.

No obstante, no todo es bueno, ya que los modelados de algunos personajes son mejorables y las animaciones son algo robóticas. No es que sea algo preocupante, pero lo cierto es que afea un poco el resultado final. Eso no quita, que se note que es un remake hecho con cariño y bastante fiel al título original, más allá de las novedades contadas previamente.

En cuanto a su apartado sonoro, de la música del título se encarga Shinichi Sakamoto y cuenta con su tema original, y se han creado remixes para las melodías de cada mundo. Los efectos de sonido están cuidados y acompañan perfectamente la acción. Finalmente cabe destacar que el juego cuenta con voces en japonés y textos en español.

Duración

Wonder Boy: Asha in Monster World es un título bastante corto, que puse completarse en de aproximadamente unas 5 horas, aunque como siempre suelo comentar, este apartado es muy relativo, ya que puede durar algo más si nos atascamos en alguna mazmorra.

Si bien al principio es muy fácil avanzar siendo bastante sencillo y obvio el camino, a medida que avancemos en nuestra aventura la cosa se irá complicando algo más dentro de las mazmorras, aunque con paciencia avanzaremos sin ningún problema. Más allá de eso, solo queda repetir las mazmorras para intentar encontrar todo lo que nos hayamos dejado, pero si no sois completistas,aunque tampoco aporta mucho más.

Curiosidades

Wonder Boy: Asha in Monster World puede adquirirse, además de en formato digital, en formato físico, el cual incluye el título original de Mega Drive. Contamos con diversas versiones físicas y son las siguientes:

1) La edición limitada está disponible por 39,99 €, limitada a 3.500 copias para Switch y 1.700 copias para PlayStation 4 en todo el mundo y cuenta con:

  • Wonder Boy: Asha in Monster World para PlayStation 4 o Switch
  • Juego original de Monster World IV para PlayStation 4 o Switch
  • Manual (estilo Mega Drive)
  • Funda – variante reversible
  • Numeradas individualmente

Wonder Boy: Asha en Monster World

2)La edición coleccionista está disponible por 99,99 €, limitada a 2.500 copias para Switch y 1.200 copias para PlayStation 4 en todo el mundo e incluye:

  • Wonder Boy: Asha in Monster World para PlayStation 4 o Switch
  • Juego original de Monster World IV para PlayStation 4 o Switch
  • Manual (estilo Mega Drive)
  • Caja de edición de coleccionista
  • Póster de dos caras
  • Mapa del mundo de los monstruos
  • Dos bandas sonoras originales (Original + Remix)
  • Pelota Squishy Pepelogoo
  • Pegatina
  • Libro de arte
  • Shikishi
  • Pie acrílico
  • Imán
  • Sello

Wonder Boy: Asha en Monster World

3) La Mega Collector’s Edition está disponible por 179,99 €, limitada a 999 copias para Switch y 499 copias para PlayStation 4 en todo el mundo. Esta edición celebra los orígenes del juego y cuenta con todo lo de la edición de coleccionista más:

  • Figura de Asha y Pepelogoo (18 cm / 7,1 pulgadas)
  • Estuche de plástico estilo Mega Drive con incrustación reversible
  • Embalaje estilo consola
  • Certificado de autenticidad
  • Pin de píxel de Asha
  • Tarjeta de registro de estilo retro
  • Adhesivo de vinilo para tu consola

Wonder Boy: Asha en Monster World

Conclusión

Wonder Boy: Asha in Monster World es un buen remake que renueva gráficos y sonido con pequeñas novedades jugables que le sientan muy bien, siendo un título muy entretenido y divertido a pesar de su corta duración y de que es poco rejugable.

Todo un golpe de nostalgia para los jugadores que disfrutaron de él en los años 90 y una oportunidad perfecta para todos aquellos que no pudieron disfrutar de él en su momento.

Wonder Boy: Asha in Monster World está disponible desde el 28 de mayo en formato físico y digital, a través de la eShop, a un precio de 34,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola de 2,9 GB para poder descargarlo.

[Análisis] Wonder Boy: Asha in Monster World para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Su renovado aspecto visual y sonoro.
  • Su bonito diseño artístico.
  • Sus novedades jugables.
  • Es muy entretenido y divertido.
Flojea en:
  • Los jefes finales no suponen un gran desafío.
  • Animaciones algo robóticas.
  • Es corto y poco rejugable.




Comentarios