Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Aerial_Knight’s Never Yield para Nintendo Switch
PorPsyko  - 
Ver comentarios

[Análisis] Aerial_Knight’s Never Yield para Nintendo Switch

El pasado 14 de abril tuvo lugar un Indie World de Nintendo donde se mostraron diversos títulos indies de lo más interesantes que llegarían próximamente a la consola híbrida de Nintendo.

Se trata de Aerial_Knight’s Never Yield, un juego runner para un jugador con elementos narrativos que captura el espíritu de títulos de ese género y que cuenta con nuevas funciones y mucho estilo. Cabe destacar que este título está distribuido por Headup Games y ha sido creado casi en solitario por el desarrollador Neil “Aerial_Knight” Jones en Detroit para abrirse paso en la industria de los videojuegos, ya que según él, esta no se lo proporcionaba.

Con la ayuda de algunos amigos, han dado forma a un juego cuyo lema es “nunca ceder”, de ahí su título. Este juego está disponible este mes de mayo en PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X y Nintendo Switch. Esta última versión es la que hoy analizaré.

¿Estáis preparados para correr hacia la victoria al ritmo de su molona banda sonora?

Argumento

En este título encarnaremos a Wally, un misterioso personaje que ha recuperado lo que le habían arrebatado. Con suerte, seremos lo suficientemente rápidos para dejar atrás a nuestros enemigos. Deberemos revelar la verdad e intentar resolver el misterio de lo que les ha ocurrido. La historia, una vez más, es muy simple e intrascendente, aunque sirve de excusa perfecta para ponernos a los mandos de esta aventura.

Jugabilidad

Aerial_Knight’s Never Yield es un runner de desplazamiento lateral en 3D de corte clásico que narra la historia de Wally, quien ha descubierto ciertas pruebas que pueden cambiar la ciudad para siempre. Deberemos explorar y sobrevivir a una serie de niveles en una Detroit futurista inspirada en Tokio mientras escapamos de nuestro enemigos.

Nuestro personaje puede realizar diferentes acciones: correr, saltar, deslizarse o acelerar para ejecutar todo tipo de acrobacias y combinaciones estilizadas, y enfrentarse a los desafíos que nos aguardan. Básicamente, como en todo runner, nuestro objetivo es llegar de un punto A a un punto B. Wally se mueve de forma automática en niveles cronometrados y nosotros debemos ir esquivando los obstáculos que surgen a nuestro paso usando las diferentes acciones en función del tipo que sean y en el menor tiempo posible sin morir en el intento.

Seguramente os preguntaréis, ¿pero cómo sabemos qué tipo de acción debemos usar en cada momento? Pues bien, cuando nos acercamos a uno el tiempo se ralentiza y además nos dan un aviso mediante un color. Cada color se corresponde con una de las acciones anteriores. El color rojo se corresponde con el salto alto (para pasar por arriba), el color amarillo con el salto medio (para pasar por el medio), el color morado con deslizarse (para pasar por debajo) y el color azul con acelerar (para ir más rápido y romper puertas de cristal). Por lo tanto según sea el color que se muestra en dicho obstáculo debemos realizar la acción correspondiente. Además, cada acción se corresponde con una dirección de la cruceta o stick, por lo que su jugabilidad es muy sencilla y se adapta a cualquier tipo de jugador.

Lo cierto es que resulta muy sencillo a priori, pero como es lógico, a medida que vamos superando niveles la cosa se complica más, alternando entre ellos en poco tiempo, por lo que debemos estar muy concentrados para no fallar. En caso de que nos equivoquemos en la acción realizada moriremos, pero no tenemos de que preocuparnos, ya que en cada nivel hay múltiples puntos de control y siempre continuaremos desde el último que hayamos activado. Las pantallas de carga son rápidas, por lo que volveremos rápidamente a la acción.

Eso sí, cabe destacar que el juego cuenta con tres niveles de dificultad. El primero es el normal y es el único que está desbloqueado inicialmente. Cada vez que superemos una fase en dicho nivel, se desbloqueará en las otras dificultades que son difícil y locura. ¿Qué diferencia hay entre ellos? Pues muy sencillo, en el normal el tiempo se ralentiza mucho y tenemos avisos, en difícil el tiempo se ralentiza menos y tenemos avisos, mientras que en locura el tiempo no se ralentiza, no tenemos avisos y además tenemos más obstáculos.

En cuanto a los tipos de obstáculos que encontraremos, lo hay de todo tipo: barriles, grúas, coches, ventanas, robots, bancos, escaleras, etc. El problema aquí radica en que a pesar de haber bastante variedad de ellos, al final acaban repitiéndose más de la cuenta, haciendo que los niveles se vuelvan algo monótonos.

Por otro lado, en cada nivel contamos también con una moneda más o menos oculta y si conseguimos cogerla podremos jugar un nivel de bonus tras superar dicho nivel. Estas fases especiales se basan en ir cogiendo monedas mientras vamos esquivando una serie de obstáculos que están muy juntos, además no se ralentiza el tiempo ni nos dan avisos, por lo que resulta más complicado esquivarlos. Una vez fallemos se terminará y seguiremos al siguiente nivel del juego. Algo que resulta curioso, pero que tampoco aporta mucho más.

Otro aspecto importante a destacar es que cuando terminemos un nivel, más allá de darnos la opción de repetirlo o pasar al siguiente, nos mostrará el tiempo de nuestra partida actual, el tiempo del nivel, el número de muertes y además si hemos desbloqueado un atuendo. Por lo tanto los jugadores tenemos a nuestra disposición diferentes atuendos para vestir a Wally y repetir los niveles con ellos para ver como lucen.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además  también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch, y el servicio de guardado de datos en la nube.

Gráficos y sonido

A nivel gráfico, estamos ante un título que ha sido diseñado en 3D con un estilo minimalista y colorido, que sin ser un portento técnico, queda muy resultón. Algunos de los mejores momentos nos los brindan los cambios de cámaras y ángulos que se producen en determinadas secciones de los niveles, haciendo que luzca bastante bien.

A nivel sonoro, el título destaca por contar con una banda sonora pegadiza que corre a cargo de Daniel Wilkins «Danime-Sama«, un artista de Detroit que cuenta con la colaboración de cantantes de todo el mundo. No obstante, acaba haciéndose algo repetitiva.

Finalmente, cabe destacar que el juego cuenta con varios idiomas, entre ellos el español, algo que si bien no es imprescindible en este género, siempre se agradece.

Curiosidades

  • El creador y desarrollador del juego, Neil “Aerial_Knight” Jones, compartió este mensaje: Comencé este proyecto en solitario para crear algo familiar, pero a la vez nuevo, para la generación actual de jugadores. Y, a la vez, quiero destacar aspectos de una cultura que suele pasarse por alto. Espero que los jugadores disfruten de este título cuando salga a la venta y que deseen seguir de cerca mi andadura para crear nuevos juegos interesantes.
  • Este título cuenta con una demo en la eShop de Switch desde el pasado 14 de abril para todo aquel jugador que esté interesado en probarlo.

Duración

Aerial_Knight’s Never Yield es un título bastante corto. En total contamos con un prólogo y 13 niveles que podemos superar en pocos minutos, por lo que este título puede completarse en apenas una hora.

No obstante, como hemos comentado anteriormente, el juego cuenta con diferentes niveles de dificultad, por lo que está pensado para completarse en todos ellos. En este sentido estamos ante un juego que no es muy rejugable (más allá de si somos de rejugarlo en diferentes niveles de dificultad o para mejorar los tiempos), pero a todas luces bastante escaso de contenido, lo que puede no convencer a muchos jugadores. Además la mayoría de atuendos los conseguiremos fácilmente en nuestra primera partida por lo que tampoco nos dará muchas horas más de juego en este sentido.

Conclusión

Aerial_Knight’s Never Yield es un runner 3D visualmente llamativo y entretenido, que a pesar de ser ideal para disfrutar en cualquier momento adolece de ser monótono, corto y contar con poco contenido. puesto que tenía potencial para haber podido llegar más lejos.

Aerial_Knight’s Never Yield está disponible en digital, a través de la eShop de Switch desde el pasado 19 de mayo a un precio de 14,99€. Deberéis tener un espacio libre en vuestra consola o tarjeta microSD de 698 MB para poder descargarlo.

[Análisis] Aerial_Knight’s Never Yield para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Visualmente es muy llamativo.
  • Su curiosa combinación de acciones con colores.
  • Entretenido e ideal para jugar partidas cortas.
Flojea en:
  • Se acaba haciendo monótono al reciclar elementos continuamente.
  • Es muy corto y poco rejugable.
  • Escaso contenido, te deja con ganas de más.




Comentarios