Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Impresiones] ¿Cómo es un día en Monster Hunter Rise para Nintendo Switch?
PorRafa Canosa  - 
Ver comentarios

[Impresiones] ¿Cómo es un día en Monster Hunter Rise para Nintendo Switch?

El próximo 26 de marzo Monster Hunter Rise promete llevar toda la acción de la clásica saga de Capcom a Nintendo Switch. Para suerte de todos, y a falta de todavía un mes para su lanzamiento oficial, desde Nintenderos hemos podido tener acceso a un gameplay exclusivo de 35 minutos de duración en el que básicamente hemos visto un recorrido alrededor de todo lo que engloba esta nueva entrega de la franquicia.

No me quiero enrollar mucho, pues la caza nos espera, ¿queréis saber cómo es un día en Monster Hunter Rise? Sólo tenéis que acompañarnos.

Antes de empezar queremos dejar claro que todas las imágenes que vais a ver durante este texto han sido capturadas directamente desde un vídeo y que el juego sigue en desarrollo, por lo tanto pueden no corresponderse con el producto final.

La Aldea Kamura y la Preparación de las Misiones

La Aldea Kamura nos servirá como hub principal en Monster Hunter Rise y será nuestro hogar entre cada una de las misiones del videojuego. Allí podremos entablar relación con los aldeanos, otros jugadores, practicar, comerciar y sobre todo prepararnos de la mejor forma posible para ser los mejores cazadores.

Lo primero que nos han mostrado en este gameplay es la Cantina. Allí podremos comer diversos tipos de alimentos que nos otorgarán mejoras en nuestras estadísticas como la salud o la estamina (estas mejoras no son permanentes, pues se desvanecen tras cada misión, lo que incentiva a que vayamos justo antes de embarcarnos de nuevo). Estas recetas se pueden comprar con dinero o con puntos de cazador, ambos los conseguiremos a medida que vayamos completando misiones.

En esta demo, Capcom se ha querido centrar en presentarnos una nueva receta para este juego, el Dango. Son una especie de bolas que se ensartan en un pincho. La gracia de este alimento viene cuando cada una de estas bolas es personalizable por el usuario, pues depende de nosotros crear todo tipo de combinaciones que nos darán o no diferentes tipos de ventajas. Estas ventajas aumentarán la probabilidad si utilizamos tickets dango. Hay que decir que a medida que avancemos en el juego, conseguiremos más y más opciones para crear dangos únicos.

Tras este paseo por la cantina nos llevaron al mercado. Allí, se encuentra el mercader Kagero, el cual nos dará todo tipo de ítems como pociones o barriles a cambio de dinero. Aclarar eso sí, que podremos craftear estos ítems nosotros mismos en cualquier momento sin necesidad de visitar al mercader, siempre y cuando tengamos los materiales necesarios para ello. Como último apunte, quiero decir que a medida que nuestro nivel de misión aumente, el mercader nos obsequiará con más y mejores objetos para poder comprar.

La siguiente parada por la Aldea de Kamura es la Plaza Buddy (traducido sería compañero). Aquí contaremos con varios npc’s cuya misión será la de gestionar todo lo referente a nuestras mascotas en el juego. En esta ocasión y a diferencia de Monster Hunter World, a nuestro compañero felino se le une uno canino. Los felinos reciben el nombre de Palicoes y los caninos el de Palamute. Y ambos ejercerán un papel clave en nuestra aventura.

A estos compañeros podremos entrenarlos para que mejoren sus estadísticas, nivel y aprendan nuevas habilidades, podremos personalizarlos completamente: nombre, apariencia y ropa. Y a su vez, podremos usarlos cuando no los llevemos a una misión para que recolecten diferentes materiales mientras nosotros estamos de caza.

Dentro de esta misma plaza nos encontramos con dos opciones más: un ferry que nos permite viajar a la zona de entrenamiento de la que hablaremos más tarde. Y un mercader que proviene de otras regiones del mundo y que nos ofrecerá objetos únicos que no se suelen ver por la Aldea de Kamura de forma habitual.

¡Hora de Cazar!

Antes de meternos en faena con las misiones en sí, tenemos que aclarar que Monster Hunter Rise cuenta con dos modos de juego: el modo offline para un sólo jugador y el modo online, que nos permite compartir aventuras con nuestros amigos y con otros cazadores de todo el mundo. He de apuntar que en el modo para un jugador iremos acompañados de dos mascotas a la vez, una felina y una canina, mientras que si escogemos el modo online tendremos que seleccionar sólo a un acompañante. Lo que dará lugar a misiones de hasta 4 jugadores con un acompañante por jugador.

Senri el cartero nos permitirá cambiar entre modo offline y online en cualquier momento, lo que nos dará opción a que otros tres amigos entren en nuestra aldea para acompañarnos. A su vez, su otra gran función es la de recoger todos los regalos y paquetes de contenido extra que lleguen a nuestra cuenta.

Ahora sí, vamos a iniciar una cacería. Para ello tenemos que visitar a Minoto, la Doncella de las misiones. Aquí se nos desplegará un menú con diversos tipos de misiones que podremos realizar (todas ellas de forma online u offline, según prefiramos en ese momento): tenemos las Misiones Urgentes, las Hub Quest, que se dividen a su vez en diferentes rangos de nivel y las Submisiones Opcionales. Para esta demo, hemos podido ver una Hub Quest, en la que el objetivo era un Khezu, un wyverno volador.

Aquí es donde comienza el gameplay como tal. Los cuatro cazadores se despliegan por las Islas Heladas, un territorio antaño conocido por ser el hábitat de los misteriosos Dragones Gigantes. Tras recoger algunas provisiones en el campamento base, el jugador se monta en su palamute, una nueva mecánica de este juego y que nos permite recorrer grandes distancias de terreno en un tiempo mucho menor. A su vez, se nos muestra cómo está dividido el mapa en pequeñas áreas cada una identificada con un número, algo nada nuevo para los veteranos de la serie, pero una ayuda que sin duda se agradece para orientarse correctamente en mitad de esos vastos terrenos.

Mientras los cazadores buscan al Khezu, se nos presentan varias mecánicas interesantes y novedosas de esta entrega. Una de ellas son los Spiribird, pequeños ítems que aparecerán por el mundo y que si los recogemos recibiremos mejoras en nuestras estadísticas para el resto de la misión. Otra interesante y nueva mecánica es el uso del gancho o cable que nos permite escalar y movernos de una forma mucho más ágil que en anteriores entregas. Recalcar también, que si encontramos objetos pertenecientes a otras misiones podremos recogerlos y estos se enviarán directamente al destinatario.

Ahora sí, nos encontramos cara a cara con el Khezu. Un monstruo alado (hay que recordar que se trata de un wyverno) y cuya mayor característica es que puede alargar su cuello a placer, aumentando así considerablemente su rango de ataque. Aquí es donde comienza el combate clásico de la saga Monster Hunter, aunque con nuevas implementaciones como el gancho o animaciones nuevas. Tras un rato de arduo combate el Khezu comienza a huir, en su intento por perseguirle, los cazadores se cruzan con otro monstruo: un Tetranadon. Algo entre medias de un cocodrilo y una tortuga que ataque cambiando el tamaño de su cuerpo. Con la aparición de este enemigo, aprovechan para mostrarnos la nueva gran mecánica del combate en Monster Hunter Rise. Podemos utilizar el Puppet Spider (que no dejan de ser una especie de hilos blancos similares a la telaraña de una araña, de ahí el nombre), para primero frenarlo y segundo montarnos en el monstruo e incluso controlarlo, esta mecánica recibe el nombre de Wyvern Riding. Esta acción se puede llevar a cabo una vez hemos debilitado hasta cierto punto a un enemigo y nos sirve para, por ejemplo, hacer que el monstruo se autolesione, evitar que golpeé a nuestros compañeros y así dejarles vía libre para asediarlo e incluso, y aquí es donde viene la gracia, podremos utilizarlo para atacar a otros monstruos. En este punto, los jugadores vuelven a alcanzar al Khezu, pero uno de ellos lo hace montado en el Tetranadon. En ese punto utiliza el Mounted Punisher, que es un golpe muy efectivo y que daña considerablemente a los rivales. Tras esto la pelea continúa durante unos minutos hasta que finalmente los cazadores consiguen abatir al Khezu y dar así por finalizada la misión, aunque no sin antes lotear los materiales que nos puede llegar a otorgar.

Podemos dar like a los cazadores que nos acompañan sí queremos felicitarles por su buena labor e incluso que el matchmaking del juego nos vuelva a emparejar en un futuro.

Vuelta a la Aldea: Herrería y Zona de Entrenamiento

Lo siguiente que veremos será la Herrería, un sitio en el que vais a pasar muchas horas a lo largo de vuestra aventura como cazadores. En este lugar, como podréis imaginar es donde ocurre la magia y donde podréis craftear todo tipo de armas y armaduras con los materiales que vayáis recolectando de vuestras presas. Esto al final no deja de ser el motor de la saga Monster Hunter: cazar para conseguir materiales con lo que craftear mejor equipo para poder cazar presas mayores. El sistema de crafteo y como está estructurado guarda una gran relación con el último título de la serie: Monster Hunter World.

A su vez, no sólo podremos rearmarnos nosotros, sino que también tocará abastecer a nuestros peludos compañeros con nuevas armas y armaduras. Como último apunte, ya que es algo a considerar, si os hacéis con el set completo de un tipo de armadura, puede ser que esta os de algún bonus especial.

La siguiente visita es para la Zona de Entrenamiento. Un lugar apartado de la aldea y que nos servirá para practicar con todo tipo de armas, sets de movimientos, ataques, compañeros… Todo es configurable: el tipo de adversario, la pasividad o agresividad con la que nos verá. Podremos hacer que nos golpeé de una determinada forma o incluso que nos lance diversos tipos de proyectiles. Algo muy similar en definitiva al clásico modo de entrenamiento de cualquier juego de lucha. Algo ideal para probar nuevas composiciones y practicar combos.

Segunda Cacería

Tras esta segunda visita a la Aldea Kamura, veremos una segunda cacería. En este caso, en lugar de ser “nosotros” los que creamos el lobby, nos unimos a otra (recalcar que es posible unirse a partidas que ya están comenzadas). Esta segunda misión se lleva a cabo en el Bosque Inundado, un escenario inspirado y reinventado con respecto al que aparecía en Monster Hunter Tri. Y el objetivo será dar caza a un Bishaten, un monstruo con alas (similar a un grifo) y una distintiva cola con la que se divierte jugando con los cazadores.

Esta segunda misión es mucho más directa que la primera y se pueden volver a ver las mismas mecánicas que nos comentaban con anterioridad. Lo más destacado es que durante un instante se llegaron a encontrar hasta tres monstruos dentro del combate, algo que ya sabéis es también parte de la esencia de Monster Hunter, pues representa que el mundo y sus criaturas están vivas y en constante movimiento.

Esto es todo lo que podemos compartir con vosotros de Monster Hunter Rise a falta de un mes para su salida al mercado. Nuevas ideas y mecánicas que parecen sobre todo enfocadas a agilizar todavía más una fórmula que sigue rezumando esa aura clásica y que le encantará a los más veteranos. Tras el exitazo de Monster Hunter World las expectativas son muy altas y se trata del primer juego de la franquicia que aterriza para Nintendo Switch, por lo tanto, la exigencia será máxima. Os recomendamos permanecer atentos, pues durante las próximas semanas la información sobre Monster Hunter Rise no hará más que acrecentarse. Hasta entonces, ¡buena caza!

Comentarios