Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Impresiones] Paper Mario: The Origami King para Nintendo Switch
PorAres  - 
Ver comentarios

[Impresiones] Paper Mario: The Origami King para Nintendo Switch

La saga Paper Mario se ha convertido en el terreno de pruebas que Nintendo lleva utilizando desde Super Paper Mario para Wii. Las dos primeras entregas heredaban un importante componente de rol, traído directamente de la entrega de Super Nintendo Super Mario RPG. Pero la compañía tiene mentes inquietas, deseando explorar nuevos horizontes, y así es como Paper Mario se ha convertido en lo que es a día de hoy.

Nintendo ha querido dar una nueva oportunidad a Intelligent System para comprobar qué pueden hacer con Switch, tras un Color Splash bastante competente y que poco tenía que ver con las anteriores entregas. Ha llegado la hora de volver a las raíces tanto de la saga Paper Mario como del propio Super Mario, adaptándola a los tiempos que corren. Hoy os contamos qué tal han ido nuestras primeras horas con esta nueva aventura de Mario, una en la que su papel será salvar por enésima vez el Reino Champiñón de las manos de unos seres tridimensionales.

Enormes y preciosos mundos de papel

Primeramente, tenemos que decir que esto no es un juego de Super Mario al uso. Hace ya tiempo que ni siquiera es un RPG tradicional por turnos, pero Intelligent System ha querido volver a las raíces de lo que fue Paper Mario, dándole un curioso giro de tuerca al concepto.

Mario ha sido invitado al castillo de la Princesa Peach en Villa Toad, que resulta estar desierta, algo bastante extraño ya que se celebra el Festival del Origami.

Cuán es la sorpresa de Mario al ver que tanto la princesa como los seres del Reino Champiñón han sucumbido al poder del Rey Olly, que les ha “doblado” y lavado el cerebro. La hermana de Olly, Olivia, será una aliada en esta historia, y dará a Mario el poder de doblar sus brazos y estirarlos para superar obstáculos.

Durante esta aventura, Mario deberá liberar al castillo de Peach de las serpentinas mágicas que le rodean, y para ello tendrá que recorrer un gigantesco nuevo mundo. Queremos hacer hincapié en que la exploración es la parte más importante de este Paper Mario: The Origami King no es un juego de mundo abierto, pero tiene zonas con unas dimensiones considerables, recovecos por doquier donde tendremos que encontrar Toads perdidos, tesoros o bloques.

El salto en los entornos respecto a anteriores juegos de Paper Mario es más que evidente, incluso desde Color Splash en Wii U. Nos resulta similar a lo que encontramos en Super Mario Odyssey, aunque con una estética muy diferente y que nos encanta.

Un giro inesperado en los combates

No podemos olvidarnos que Paper Mario siempre ha tenido cierta parte de RPG, unas veces más y otras menos. En este caso esto se diluye con los puzzles en una nueva modalidad de combates de estilo giratorio.

Es muy complicado de explicar el funcionamiento de los mismos, pero una vez comienzas a jugar le ves todo lo que puede dar de sí. Intelligent System no se ha conformado por utilizar la fórmula de anteriores Paper Mario, que consistía en combates por turnos utilizando distintos tipos de ataque, sino que le ha dado un giro a la situación haciendo los combates tridimensionales.

Nos han parecido una genialidad, tanto por lo bien que se combina el RPG tradicional y los puzzles, como por lo bien formado que está el sistema de creación de rompecabezas.

Los que esperabais que The Origami King fuera una “Puerta Milenaria 2”, podéis rebajar vuestra expectación porque no lo es. Es cierto que los combates son lo más parecido que hemos podido encontrar desde hace más de una década, pero los acompañantes solo servirán de apoyo en los combates y consejeros durante la exploración. Tampoco tendrá un sistema de subida de nivel clásico, como han solido tener los juegos de Paper Mario. Todo se ha simplificado de una forma que a muchos no gustará, pero que según juegas, simplemente, se disfruta.

Uno de los añadidos que, como coleccionistas que somos, más estamos disfrutando, son los Toad escondidos por los escenarios. Hay que tener mucho ingenio y buen ojo para descubrirlos todos, e incrementa la sensación continua de satisfacción al descubrir pequeños detalles del entorno e interactuando con ellos. Porque creemos que Paper Mario: The Origami King está hecho para los “completistas”, los que quieren conseguir todo lo disponible y ver la palabra 100% bien grande en sus partidas. En ese sentido y por el momento, no podemos pedir mucho más.

El terreno de pruebas de Nintendo

Esta primera toma de contacto con Paper Mario: The Origami King nos ha resultado divertida, desconcertante por la mezcla de los puzzles, la acción y la exploración, y satisfactoria por todo el contenido que ofrece.

La historia, por ahora, está a un nivel superior a lo visto en los anteriores Sticker Star y Color Splash, y nos ha gustado que Nintendo le haya dedicado esfuerzo tanto en este apartado, como en la excelente localización de los diálogos.

Sentimos decepcionar a los que buscaban una experiencia igual a la de “La Puerta Milenaria”, pero creemos que incluso ellos podrán disfrutar de este Paper Mario. Para los demás, tanto si conocíais la saga como si no, no quitéis el ojo a este juego, porque pinta a ser el gran éxito del verano en Nintendo Switch.

Comentarios