Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Catherine: Full Body para Nintendo Switch
PorSergio Salón  - 
Ver comentarios

[Análisis] Catherine: Full Body para Nintendo Switch

Atlus y su Studio Zero traen hasta Nintendo Switch uno de esos títulos que derrochan personalidad en forma de versión mejorada del juego que viera la luz por primera vez en 2011 (Japón y Norteamérica) y 2012 (Europa) para Xbox 360 y PS3. Hablamos de Catherine: Full Body. ¿Cumplirá las expectativas en la híbrida? ¡Vamos a comprobarlo!

La historia de Catherine: entre la ficción y la realidad

Catherine: Full Body nos pone en la piel de Vincent Brooks, un treintañero que vive su vida de una manera cómoda, a caballo entre la eterna juventud y ciertos compromisos sociales, como el hecho de mantener un trabajo y una pareja, al que pronto se le van a torcer las cosas.

Y es que a esas propuestas de boda que su novia actual, Katherine (con K), que agobian a Vincent y le meten en un verdadero aprieto, se le suma una extraña situación vivida durante una noche reciente, en la que se encuentra a una chica inocente huyendo de… ¿algo? y a la que consigue encontrarle cobijo y trabajo en el bar que frecuenta con sus amigos (el Stray Sheep). Esta chica, llamada Rin, se postula como pianista en el conocido bar y empezará a aparecer en los pensamientos de Vincent.

Pero, sin duda, el hecho que termina por romper del todo a nuestro protagonista sucede en una de esas noches de copas y lamentaciones con sus amigos. Cuando todos se van, Vincent se queda tomando la última y aparece una chica joven, atrevida y muy atractiva, a la cual le resulta muy difícil evitar. Hablamos de Catherine (con C). Y cuando parece que todo ha sido un simple sueño… Vincent se da cuenta de que está en un verdadero aprieto…

Si todo esto os resulta poco, una situación tremendamente extraña rodea el entorno de Vincent y compañía, y es que se están produciendo una serie de muertes masculinas en extrañas circunstancias, donde los sujetos aparecen sin vida después de irse a dormir y con un rictus realmente aterrador.

Y así vamos viendo cómo se desarrolla una trama realmente intrigante, atractiva, que sabe jugar con los sentimientos de los personajes y con las emociones del jugador, con lo que está bien y con lo que está mal, con el miedo al compromiso, con la infidelidad… en definitiva, una de esas tramas que sabe enganchar y dejar huella.

Los dos mundos de Catherine: Full Body

El título de Atlus sabe unir con maestría dos mundos donde sitúa al jugador de manera sublime. Durante el día, nos situamos en el bar, principalmente, donde tenemos conversaciones con nuestros amigos de siempre, con el gerente del bar, la camarera Erica, los clientes que frecuentan local y, por supuesto, también entrarán en escena Rin, Catherine y Katherine.

Digamos que durante el día saciamos nuestro componente social: hablar con la gente, descubrir cosas, revisar nuestros mensajes en el móvil e incluso echar unas partidas a una máquina recreativa situada en el Stray Sheep.

También durante el día veremos una serie de cinemáticas anime ejecutadas con brillantez, donde se presentan momentos realmente peliagudos y tendremos escenas en las que tendremos que decidir una respuesta u otra. Y en base a eso, la trama avanzará por distintas vías que resultan realmente divertidas de descubrir: atender a nuestra actual pareja, dejarnos llevar por la pasión de Catherine, estar más pendientes de Rin… todo lo que decidamos, tendrá consecuencias.

Y el otro mundo lo encontramos en la noche. Es aquí donde Vincent realmente juega… con su vida. Se trata de una serie de niveles donde debemos llegar a la cima de una montaña de cajas. ¿Sencillo? ¡Para nada! En esas inmensas torres de cajas no hay nada colocado para que subamos fácilmente, así que debemos hacerlo nosotros. Y no todas las cajas son iguales: algunas tienen trampas con pinchos que nos matarán al instante, otras se destruyen con un par de pisadas, otras tienen hielo que hace que nos resbalemos, hay bloques que no se pueden mover… etc. En nuestra habilidad e ingenio reside el éxito de nuestra misión, pudiendo subir rápidamente antes de que el vacío (o el enemigo de turno que nos persiga en el sueño) nos dé caza y acabemos perdiendo… la vida.

Si morimos en el sueño, morimos en la vida real. Este concepto es muy importante, no solo para el desarrollo del juego sino para entender también una gran cantidad de cosas que van ocurriendo en la trama.

Y ojo, porque aquí también tendremos un componente muy importante que depende de nuestras decisiones. Al superar cada nivel, entramos en una especie de confesionario en el que se nos realizan preguntas que van más allá del argumento que estamos viviendo en Catherine: Full Body. Es decir, se trata de temas que aparecen en el título, sí, pero que el propio juego nos lanza como preguntas directas a nosotros, como jugador, y a las que seguramente también nos enfrentemos en la vida real en algún momento.

Es más, al final de cada nivel, podemos comprobar los porcentajes de las respuestas basados en lo que otros jugadores alrededor del mundo hayan respondido.

Tocar, ver, escuchar… los sentidos en Catherine: Full Body

En un título así, es muy importante que el control sea adecuado y, en este caso, puedo decir con total convicción que lo es. Tenemos unos controles sencillos (movernos y arrastrar las cajas coparán nuestras acciones, además de poder usar algún objeto especial de vez en cuando) que se mueven con suavidad en todo momento. Esto es importante, ya que cuando la tensión y el efecto contrarreloj se nos echen encima, resulta esencial contar con un control así.

También tenemos la opción de contar con puntos de rebobinado limitados. Estos sirven para volver atrás en determinados pasos que hayamos realizado de forma errónea, pudiendo recuperar ese bloque que tiramos al vacío o devolviendo otro a su lugar para hacer un movimiento diferente y que puede resultar clave.

Respecto al apartado gráfico, encontramos un juego de estilo cel shadding con diseños anime que os recordará a los Persona de Atlus. De hecho, encontramos alguna referencia dentro del propio título, como una canción de Persona 5 dentro de la gramola del Stray Sheep. Los modelados cumplen a la perfección y podemos ver reflejados en los diseños de cada uno de ellos su carácter y su papel dentro de la trama. El trabajo de Shigenori Soejima es digno de mención, con unas cinemáticas anime capaz de mantenernos pegados a la pantalla en todo momento.

Durante el juego y los diferentes niveles que debemos pasar, el título se mueve a 30fps estables tanto en modo portátil como en modo sobremesa. En definitiva, un diseño y una fluidez más que notables.

¿Podría destacar más y tener un puntito más de detalle? Posiblemente, y eso se ve en algunas texturas algo borrosas y una iluminación que podría estar mejor ajustada, principalmente en las partes del Stray Sheep. Pero no son defectos llamativos que arruinen un apartado artístico genial, ni mucho menos.

Respecto al apartado sonoro, su banda sonora es de esas que hacen que recordemos un juego: variedad de temas y géneros que entremezclan la música clásica con ritmos modernos, melodías capaces de transmitirnos ese agobio y angustia que puede sufrir Vincent, el soniquete de una pesadilla que se repite…etc. Y por no hablar de las voces, donde tenemos la opción de ponerlas en inglés o en japonés, algo que resulta de agradecer y donde experimentar el gran trabajo de los actores de voz. El juego viene con los textos traducidos al castellano.

Catherine… ¡no te vayas!

La historia principal de Catherine: Full Body se compone de 8 niveles de puzles (noches) que cuentan con varias fases y sus respectivos boss. Entre la parte social que desarrollamos durante el día y estos niveles de puzles, podemos llegar a invertir entre 8 y 10 horas de media. Eso sí, no os faltarán las ganas de contemplar los diversos finales que el título tiene para nosotros según las decisiones tomadas, por lo que estas horas se extenderán en consideración. Además, su atractivo desarrollo de niveles invita a rejugarlo y descubrir estos nuevos desenlaces

Debo añadir también que el título se presta a que todo tipo de jugadores se acerquen a él. En esta revisión que llega bajo Full Body, contamos con el modo Clásico y el modo Remix, habiendo en este último más bloques especiales que se desplazan, que cambian de estado…etc. Si vivisteis la experiencia del título original, este nuevo modo es para vosotros.

También podemos ajustar el nivel de dificultad, desde niveles más asequibles hasta una dificultad para jugadores más expertos, contando incluso con un modo más “contemplativo”, donde no morimos nunca y que está más centrado más en la historia y las decisiones.

Aunque Catherine: Full Body no acaba en su modo historia, sino que cuenta con un multijugador que tiene la intención de aportar más horas tanto en local como online. Aquí contamos con las siguientes variantes:

  • Babel: Una serie de desafíos de escalada que podemos llevar a cabo en compañía y también en solitario.
  • Coliseo: Se trata de un modo versus donde podemos enfrentarnos a otro amigo con un solo Joy-Con en diferentes arenas. También podremos hacerlo en modo local, creando salas o uniéndonos a ellas.
  • Online: Podemos llevar a cabo partidas casuales o competir por rango, lo que nos dará o nos restará puntos en una clasificación global.

En este multijugador, además, podemos escoger personajes que forman parte de la historia del juego, como Catherine, Toby, Erica… pero también tenemos la sorpresa de contar con Joker, de Persona 5.

En cuanto al online, en el momento de analizar el juego es lógico que no encontrara apenas contrincantes, algo que será diferente una vez el título vea la luz, pues los piques estarán asegurados.

Curiosidades de Catherine: Full Body

Catherine es un título mágico al que no le faltan curiosidades por conocer, como por ejemplo:

  • Rin, la chica del pelo rosa a la que salvamos, es un personaje añadido en Catherine: Full Body. Es decir, en el Catherine original, este personaje no existía y la historia se desarrollaba sin las intervenciones de este personaje.
  • Los empleados de Atlus y sus anécdotas. Desde el estudio de desarrollo comentaron que, para hacer las situaciones de Vincent más reales y cercanas, se preguntó a los empleados sobre vivencias propias y aprietos que pudieran haber pasado a lo largo de su vida amorosa para inspirarse en los momentos que viviría el protagonista.
  • Hemos dicho que Persona 5 tiene un hueco en este título, con canciones suyas en el bar y Joker en el multijugador pero… ¿sabíais que Vincent Brooks hizo una cameo en Persona 3 Portable, bajo el nombre de “Man Drinking Alone”?

Un pequeño apunte personal…

Este pequeño espacio es solo para aquellos que quieran conocer un poco mejor la visión totalmente personal del que analiza este título al otro lado de la pantalla. No suelo hacer este tipo de apuntes, salvo cuando el juego lo merece, y creo que Catherine: Full Body es uno de esos casos. Y es que a su dinámica divertida y su diseño audiovisual tan atractivo, el título transmite una sensación al completo, con una historia que traspasa la pantalla, con unas cuestiones que nos tocan, que nos hacen pensar y cuyo concepto global acaba dejando huella. Es una de esas obras prácticamente redondas que normalmente pasan desapercibidas, pero que puede convertirse en uno de esos títulos que entren en vuestro TOP 10 de videojuegos favoritos si le dais una oportunidad.

Conclusión

Catherine: Full Body es un título sobresaliente que sabe hacer maravillas con una trama muy atractiva, que engancha y que toca temas personales del día a día. Todo ello con una banda sonora de lujo y un estilo artístico llamativo. Que sea tan bueno hace que nos quedemos con ganas de más en su modo historia, aunque el multijugador, tanto local como online, trata de apoyarnos con esto. En definitiva, si queréis un juego donde importan la trama, las decisiones, las sensaciones y unos puzles bien desarrollados, este título es un imprescindible en el catálogo, no solo de Switch, sino de cualquier plataforma. Catherine: Full Body se pone a la venta el 7 de julio tanto en formato físico como en digital al precio de 49,99 €. Si optáis por la opción digital, necesitaréis un total de 14,2 GB de espacio en vuestra consola.

[Análisis] Catherine: Full Body para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Imprescindible

9.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Una trama original, profunda y envolvente.
  • Su banda sonora y su estilo artístico.
  • Un diseño de niveles muy divertido.
Flojea en:
  • Poniéndonos puntillosos, algunas texturas algo borrosas y una iluminación que podría estar mejor ajustada en algunos escenarios.
  • ¡Que no sea más largo! Catherine nos deja con ganas de más.




Comentarios