Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Alteric para Nintendo Switch
PorSr.Koby  - 
Ver comentarios

[Análisis] Alteric para Nintendo Switch

Si al ver los trailers de este título recordaste el conocido Geometry Dash, créeme que no fuiste el único. Alteric, imita la estética y el apartado sonoro este juego y la mezcla con las típicas cierras y las mortales espinas que podemos ver en multitud de otros títulos como Hollow Knight o Meat Boy.

Estamos ante una premisa simple, aquí no hay una historia que espera con ser contada, ni enormes paisajes en los que podremos pasearnos a nuestras anchas. Estamos ante uno más de los tan conocidos «plataformas desafiante», aquella clase de juego que, en cierta forma, hace honor a los juegos de la NES y camufla su corta duración bajo un velo de dificultad, a veces, extrema.

Una fórmula conocida, ligeramente refrescada

Comenzaremos el título con niveles simples, a modo de tutorial, luego y casi sin darnos cuenta, comenzarán a aparecer las espinas, las cierras y los lasers, que obviamente nos mataran de un golpe. En muy pocas ocasiones contaremos con puntos de guardado en el mismo niveles, es decir, Alteric no te dará espacio para que te equivoques. Lamentablemente, aquella «falta de piedad» en un videojuego de género plataformero no es algo nuevo, no sorprende en lo absoluto.

Sin embargo, podremos encontrar ciertas dinámicas que le darán una brisa de aire fresco al tan utilizado concepto. Por ejemplo, existe la posibilidad de hacer que nuestro protagonista cambie de dimensiones, altere la gravedad en el escenario tras presionar un botón, también existe la presencia de un jefe final cada ciertos niveles. Sin embargo, estas antes mencionadas dinámicas rápidamente pierden el frescor y todo se vuelve a transformar en el monótono y súper conocido plataformas lleno de obstáculos de toda la vida.

Jugabilidad

En ocasiones, los desarrolladores buscan desafiar nuestras habilidades al mando y nos imponen retos. Superarlos puede ser una de las experiencias más gratificantes de la vida, ya que indica que hemos dominado las dinámicas del juego a la perfección.

Y claro, Alteric hace un poco eso, nos pone frente a un reto sin duda desafiante, pero lamentablemente, las dinámicas yacen un poco rotas, lo que puede volver el juego en algo frustrante. Por ejemplo, nos pasará variadas veces en las que creeremos, y seremos testigos, de haber hecho un salto perfecto a una plataforma en la que una cierra da vueltas. Ante nuestros ojos, la cierra esta debajo de la plataforma, pero para el juego no lo estará y moriremos en el acto.

Sumémosle a esto un control impreciso, muchas veces se sentirá como si nuestro personaje patinara como Luigi en Super Mario 2. Dichos aspectos vuelven un buen desafío, como es el juego base de Alteric, en un desafío, a veces, injusto.

Apartado artístico demasiado «correcto»

Lo primero que pensarás al comenzar con Alteric será que estás apunto de enfrentarte a otro desafiante pero gratificante VVVVVV, y así sería si no fuera porque Alteric posee gráficos y música que simplemente cumplen su función, pero no destacan en lo absoluto.

En primer lugar, los gráficos son apagados, sosos y no siguen una línea concreta. Vemos por ejemplo, que el entorno es de colores lisos y sin detalles, pero el «protagonista» y otros elementos, como el fondo, son brillantes y hacen el uso de partículas.

En cuanto al apartado musical, es el que todo conocedor de videojuegos podría anticipar, sonidos característicos de la música electrónica que se reproducen de fondo. No hay música por cada nivel o por cada escena clave, aquí simplemente cogieron tres a cuatro pistas de audio y las pusieron a reproducir en un loop infinito.

Conclusión

Si miramos los niveles de Alteric, casi sin jugarlos, estamos ante un plataformas bastante bien realizado, que sabe como plantearte un desafío y como hacerte pulir tus habilidades frente al mando. Lamentablemente, tiene un control tan poco preciso y un apartado visual y sonoro tan poco llamativo y falto de identidad, que cuesta concentrarse en lo que realmente se está haciendo bien.

Alteric, sin duda, necesitaba de más tiempo en el horno para ser un producto impactante. Sería genial poder ver una secuela que presentara alguna innovación destacable y que depurara todos sus defectos, pero que mantuviera el nivel de dificultad presentado en este título.

[Análisis] Alteric para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Nada del otro mundo

5.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Un buen desafío para los fans de esta clase de plataformeros.
  • Tiene ciertos detalles que le permiten diferenciarse.
Flojea en:
  • Apartado gráfico y musical.
  • Dinámicas que pueden ser frustrantes.
  • Presencia de ciertos errores en los hitbox enemigos.




Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies