Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
El hombre que pirateó servidores de Nintendo se declara culpable por esta causa y por posesión de pornografía infantil
PorAlberto Millán  - 
Ver comentarios

El hombre que pirateó servidores de Nintendo se declara culpable por esta causa y por posesión de pornografía infantil

Seguramente algunos de vosotros recordaréis la historia de un usuario que consiguió piratear los servidores de Nintendo poco antes del lanzamiento de Switch para acceder a información exclusiva de la compañía para luego compartirla en Internet. Hoy nos llega la resolución sobre la acusación de piratería hacia esta persona.

La información que sido compartida en un texto publicado por Justice.gov, donde se detalla la negativa trayectoria de este usuario. En resumen, se afirma que esta persona ha sido declarada culpable por esta causa y también por posesión de pornografía infantil; no obstante, os lo dejamos traducido a continuación:

Un hombre de 21 años de Palmdale, California, se declaró culpable hoy en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Seattle por delitos federales relacionados con su esquema de piratería informática y su posesión de pornografía infantil encontrada en sus dispositivos digitales, anunció el fiscal federal Brian T. Moran. Ryan S. Hernandez, también conocido como Ryan West, quien usó el apodo en línea «RyanRocks», se declaró culpable de una información de dos cargos. Hernandez va a ser sentenciado por el juez federal de distrito John C. Coughenour el 21 de abril de 2020.

Según los registros presentados en el caso, en 2016, mientras aún era menor de edad, Hernandez y un asociado utilizaron una técnica de phishing para robar las credenciales de un empleado de Nintendo, que fueron explotadas para obtener acceso y descargar archivos confidenciales de Nintendo relacionados con sus consolas y juegos. Esa información robada, incluida la información previa al lanzamiento sobre la consola Nintendo Switch anticipada, se filtró al público. En octubre de 2017, tras una investigación sobre el ataque, los agentes del FBI se comunicaron con Hernandez y sus padres en su residencia de California. Hernandez prometió detener cualquier actividad maliciosa y confirmó que entendía las consecuencias de cualquier piratería futura.

Sin embargo, desde al menos junio de 2018 hasta junio de 2019, Hernandez volvió a sus actividades maliciosas, pirateando múltiples servidores de Nintendo y robando información confidencial sobre varios videojuegos populares, consolas de juegos y herramientas para desarrolladores. Hernandez se jactó de sus hazañas de piratería en varias plataformas en línea y redes sociales, como Twitter y Discord, y filtró parte de la información robada a otros. Hernandez también operaba un foro de chat en línea llamado «Ryan’s Underground Hangout» en el que él y otros hablaban sobre los productos de Nintendo y compartían información sobre posibles vulnerabilidades de la red de Nintendo, y en el que compartía parte de la información confidencial que había robado.

En junio de 2019, los agentes del FBI registraron la casa de Hernandez y confiscaron numerosos dispositivos electrónicos, incluidas computadoras, discos duros y dispositivos de elusión utilizados para acceder a videojuegos pirateados y software. En esos dispositivos, descubrieron miles de archivos confidenciales de Nintendo. El análisis forense de sus dispositivos también reveló que Hernandez había usado Internet para recopilar más de mil vídeos e imágenes de menores involucrados en conductas sexualmente explícitas, almacenados y ordenados en un directorio de carpetas que él denominó «Cosas malas».

Según los términos del acuerdo de culpabilidad, los fiscales y abogados defensores recomendarán tres años de prisión. Sin embargo, la sentencia final depende del juez y podría ser hasta los máximos legales de 5 años de prisión por fraude y abuso informático, y 20 años de prisión por posesión de pornografía infantil.

Hernandez acordó pagar 259.323$ en restitución a Nintendo por los costes de remediación causados ​​por su conducta. Según los términos del acuerdo de culpabilidad, Hernandez también deberá registrarse como delincuente sexual después de su condena.

El caso fue investigado por el FBI, Seattle Cyber ​​Task Force. El caso está siendo procesado por el fiscal federal adjunto Steven Masada.

¿Qué opináis al respecto?

Fuente.

Comentarios