Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Assassin’s Creed III Remastered

[Análisis] Assassin’s Creed III Remastered

análisis,
PorMiguel Olmedo Morell  - 
Ver comentarios

Assassin’s Creed III es un juego polémico dentro de su propia saga, debido en parte a la ruptura en términos de narración con la saga de Ezio Auditore, además de por los glitches y el marketing confuso que acompañaron a su lanzamiento original en 2012. En él nos ponemos en la piel de Haytham Kenway primero y de Ratohnhaké:tön (también llamado Connor Kenway) después para revivir los eventos de la guerra de independencia estadounidense. Entre las mecánicas innovadoras que se incluyeron en esta tercera entrega están el sistema de caza y las batallas navales, aunque estas estaban aún por pulir, y se mejorarían sustancialmente en Assassin’s Creed: Black Flag.

Uno de los aspectos más controvertidos de esta entrega es el hecho de que pasaremos las primeras horas de juego controlando a Haytham Kenway en una suerte de largo tutorial; no es sino hasta mucho más adelante que al fin podemos manejar al auténtico protagonista de esta historia, su hijo mestizo Connor. Pero, una vez encarnemos a este joven, veremos que las fronteras del juego se han expandido para visitar no solo grandes ciudades y monumentos, sino también enormes bosques y espacios naturales.

El estilo de juego de esta saga se amolda muy bien al formato portátil, ya que uno puede entretenerse simplemente haciendo alguna misión secundaria o escalando atalayas antes de saltar a la acción con escenas más importantes en la televisión

¿Y cómo se compara este remaster con respecto a la entrega original? Aunque es evidente que la versión de Nintendo Switch no ha recibido el impulso gráfico que Assassin’s Creed III Remastered ha tenido en PS4 o Xbox One, lo bueno es que muchos de los glitches que hicieron la aventura difícil para los primeros jugadores han sido subsanados, y la historia ahora fluye de forma más natural sin tantos errores que nos impidan disfrutarla. Además, este remaster incluye también las expansiones del original (las Misiones de Benedict Arnold, Secretos Ocultos y La Tiranía del Rey Washington), así como el juego Assassin’s Creed Liberation HD, donde encarnaremos a la asesina afro-francesa Aveline de Grandpré (la primera protagonista femenina de la saga) durante los eventos de la guerra franco-india.

ACIII

Para mí, la gran ventaja de jugar Assassin’s Creed III Remastered en mi Switch es la posibilidad de jugar desde donde quiera. El estilo de juego de esta saga se amolda muy bien al formato portátil, ya que uno puede entretenerse simplemente realizando alguna misión secundaria o escalando atalayas antes de saltar a la acción con escenas más importantes en la televisión. Además, los gráficos se transportan bien a este modo, haciendo que se vean casi mejor que en la pantalla de la televisión.

Por otra parte, de vez en cuando vemos caídas de framerates que ralentizan el juego o hacen que las animaciones sean poco fluidas, un problema que debería haber sido resuelto en consolas de esta generación. Lo mismo ocurre con el sonido, cuya calidad a veces cae en picado, o con problemas como la falta de nitidez y exceso de oscuridad; en más de una ocasión te verás teniendo que subir el brillo de la consola o la televisión para poder ver el escenario que te rodea. Comparada con otras versiones, la de Nintendo Switch ha salido perdiendo en estos aspectos.

Si lo que buscas es un juego entretenido que te permita hacer misiones sigilosas, escalar edificios emblemáticos y perderte entre sus enormes escenarios, este juego no te decepcionará.

El aspecto que sigue pegando fuerte, como ya es conocido en la saga Assassin’s Creed, es el de la exploración. Los lugares que visitaremos, desde Boston hasta Nueva York, pasando por todos los parajes naturales que los separan, no solo nos darán una gran libertad a la hora de explorarlos, sino que también representan de forma fidedigna la América de la guerra de independencia hasta sus más pequeños detalles. Además, las expansiones que originalmente eran DLC pero que vienen de serie en este remaster incluirán misiones secundarias que alargarán la durabilidad del juego.

Conclusión

Si eres fan de la saga Assassin’s Creed desde hace tiempo, seguramente te divertirás jugando Assassin’s Creed III Remastered y viendo las mejoras que se han implementado. Si no lo eres, el comienzo de esta aventura seguramente se te haga cuesta arriba, pero yo diría que acaba mereciendo la pena. Las controversias en cuanto a trama y ritmo siguen ahí, pero, si lo que buscas es un juego entretenido que te permita hacer misiones sigilosas, escalar edificios emblemáticos y perderte entre sus enormes escenarios, este juego no te decepcionará.

Y tú, ¿lo has jugado ya? ¿Qué te ha parecido?

[Análisis] Assassin’s Creed III Remastered

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Exploración y recreación de lugares históricos.
  • Contenido adicional, incluyendo antiguos DLCs.
  • Buen rendimiento en modo portátil.
Flojea en:
  • Caídas de framerates y calidad de sonido que no deberían darse en un remaster.
  • Pocas mejoras gráficas en comparación con los ports de PS4 o Xbox One.
  • Ritmo lento y poco fluido.

Comentarios: