Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Wolfenstein: Youngblood

[Análisis] Wolfenstein: Youngblood

análisis,
Porinalblan  - 
Ver comentarios

Wolfenstein: Youngblood es una nueva entrega de la saga creada por MachineGames, disponible desde el 26 de julio de 2019.

La historia comienza transportándonos a Estados Unidos, donde BJ Blazckowicz, (el hombre que mató a Hitler), está entrenando a sus hijas gemelas para poder enfrentarse a sus mayores enemigos: Los nazis.

Varios años después y exactamente diecinueve años posteriores a los acontecimientos de Wolfenstein II, BJ Blazcowicz desaparece tras realizar una misión secreta en París… matando nazis (¿quién lo diría?) por ello, sus hijas se verán motivadas a buscar a su padre matando a más nazis.

Debemos de tener en cuenta que el juego es un spin-off de Wolfestein II: The New Colossus y por ello se reutiliza muchos elementos de éste. Además, ha contado con menos tiempo de desarrollo que otras entregas, por lo que podremos ver que hay cosas bastante mejorables, aunque esto también se ha visto reflejado en el precio ya que lo podemos encontrar rondando los 25-40€ en diferentes tiendas.

Nada más comenzar, nos dan la opción de elegir qué gemela queremos ser, además podremos personalizar muy sutilmente algunos aspectos como por ejemplo los gestos, el uniforme, las armas principales…  realmente no tiene mucha importancia ya que posteriormente se podrán desbloquear más acciones, comprar mejoras, armas y personalizar los trajes. Lo que sí que no podremos cambiar será a la gemela escogida a no ser que empieces otra partida, a la ella la tendremos siempre con nosotros ayudándonos, ya sea como IA o como un compañero on-line, ya que es la esencia cooperativa que han querido transmitir en el juego.

El juego, a pesar de ser un First Person Shooter está rozando de alguna forma la categoría RPG ya que podremos hacer que las gemelas suban de nivel según se enfrenten a sus enemigos, obtener experiencia y mejoras, además de poder recolectar monedas que posteriormente utilizaremos para comprar mejoras y habilidades.

El hecho de la aparición de los niveles de los personajes abre perfectamente el mundo de las misiones. Éstas serán la esencia del juego, ya que avanzaremos en la historia gracias a las principales y nos prepararemos para afrontarlas con las secundarias ganando experiencia y recompensas. Este concepto supone que el juego abandone su estilo lineal característico que nos brindaba las anteriores entregas y nos adentrará en una aventura abierta en la que tendremos que escoger qué realizar y cómo para mejorar nuestras habilidades, todo esto también influirá en la duración del juego, pudiendo durar desde 15 horas hasta incluso el doble, dependiendo de hasta qué punto lo quieres disfrutar.

Esto, conjunto al sistema cooperativo, es uno de los cambios más radicales dentro del mundo Wolfenstein. La historia estará en un segundo plano y no tiene mayor peso que el hecho de ver a dos chicas de carácter inmaduro buscando a su padre, esto puede suponer una decepción para los fans más puristas del juego ya que en esta entrega nos invitan a hacer cosas completamente diferentes a lo que nos tenían acostumbrados.

Volviendo a la progresión del juego, cuando superemos la primera parte de introducción, podremos explorar París con cierta libertad, ya que la ciudad está dividida por secciones. Aquí se ve un gran trabajo de diseño por parte de la desarrolladora, los interiores de los lugares están trabajados con mimo y detalle, pudiéndonos encontrar muchas cosas… nazis. Todo esto aporta una buena ambientación y verticalidad al juego.

En caso de ponerle alguna pega… si no estás acostumbrado a los RPG quizás puede desencadenar cierto aburrimiento ya que hay que pasar por el mismo sitio varias veces para realizar las misiones, pudiéndonos generar cansancio visual o repetitividad.

Otra cosa que a mi juicio es mejorable es el sistema de guardado, éste es automático y tiene lugar en los tiempos de carga al cambiar de zona. Ésto quiere decir que si hacemos una misión larga y perdemos contra el jefe final, tendremos que volver a empezar desde el  principio. Dependiendo del perfil del jugador puede ser bastante molesto ya que si estamos en misiones muy elaboradas y perdemos, el hecho de empezar otra vez podría ser algo sofocante… porque matar al mismo nazi dos veces… cansa. Aunque realmente tampoco es algo que esté mal ya que es el planteamiento del juego en sí.

En términos de experiencia de juego… podemos decir que disparar es todo un arte, y si te ha gustado el sistema que se aplicó en The New Colossus, la experiencia será la misma ya que aplican el mismo gunplay. Aunque hay algunos cambios y mejoras. Respecto a las ejecuciones cuerpo a cuerpo hay nuevas animaciones explícitas bastante interesantes que no revelaré para no «destriparos» la experiencia visual (me estoy marcando unos chistes muy malos)

Ahora hablemos sobre el sistema cooperativo: El juego transcurre siempre con ambas hermanas presentes y esto desencadena diversas situaciones en las que tienen que colaborar juntas, ya que si no no tendría sentido hacer que el juego sea cosa de dos. Estas situaciones no se hacen pedantes sino que se compenetran perfectamente con la historia del juego como por ejemplo obtener códigos de acceso para abrir determinadas puertas o cajas… además de combatir a los nazis. A destacar hay que comentar que el juego tiene un sistema llamado «vidas compartidas» el cual cuando estemos en batalla y nuestra hermana no nos pueda asistir cuando estemos heridas, se gastará una vida compartida para salvar tanto a la una como a la otra. Esto hay que tenerlo en cuenta ya que son acumulables y podemos tener hasta un total de tres.

Respecto a la posible gran duda: ¿Se puede jugar en solitario?

Probablemente muchos penséis que este juego se deba jugar on-line con amigos para afrontar las misiones pero no tiene por qué, es decir. La IA que jugará con vosotros si decidís jugar en solitario es perfectamente competente, quizás no sea la mejor asesina de nazis pero sí que funciona muy bien a la hora de revivirnos cuando caemos y podría ser más efectiva que un jugador.

Y ahora viene el tema de los famosos gráficos: Hay que entender que jugar a un juego así en Nintendo Switch va a hacer que pierda calidad respecto a otros dispositivos, aunque es cierto que el juego cuenta con ello y viene con diferentes opciones de rendimiento gráfico en las que podemos elegir la resolución. Esta versión es obra de Panic Buttom. No podemos ser ciegos y debemos decir que en otros dispositivos se puede ver una mejora gráfica, pero para ser honestos, la diferencia no interfiere en torno a la experiencia de disfrute. Es una buena noticia que un juego de estas características se pueda acoplar al tipo de hardware de Nintendo Switch. Aquí podréis ver un vídeo sobre cómo hay un cambio de calidad si jugamos en el dock o sin él, aunque yo que lo he jugado, recomiendo siempre jugar con el dock.

Y sobre temas técnicos: Los controles planteados son más que correctos, aunque quizás debas trastear primero con la sensibilidad de los joy-sticks ya que me parece que es lo que puede fallar un poco.

Aquí tenéis un gameplay de una persona en jugando en Nintendo Switch:

Para finalizar, diré que como jugadora he podido disfrutar mucho del título, ya que se presta perfectamente a ello, pero si estás buscando de forma purista una entrega nueva pensando en lo que estamos acostumbrados de Wolfenstein probablemente te sepa a poco.

¿Vosotros lo habéis jugado ya? ¡Os leo!

[Análisis] Wolfenstein: Youngblood

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Sistema cooperativo entretenido.
  • Mundo abierto.
  • Diversas opciones para comprar mejoras.
  • Puedes obtener experiencia y subir de nivel.
Flojea en:
  • El modo historia no es comparable con ningún Wolfenstein anterior.
  • El sistema de guardado es mejorable.
  • El mundo abierto puede que no interese al público del juego.

Comentarios: