Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Debris Infinity

[Análisis] Debris Infinity

análisis,
PorSergio García Esteban  - 
Ver comentarios

Debris Infinity es un juego arcade desarrollado por SVC Games, la desarrolladora de videojuegos española. Estamos ante un título indie que, por el momento, está recibiendo críticas muy positivas; tanto es así que fue invitado al IndieMAD, el evento de videojuegos independientes que tuvo lugar en Madrid el pasado 23 y 24 de noviembre. 

¿Queréis saber más? ¡Vamos a por el análisis! 

Recreativa arcade en estado puro

Teniendo en cuenta todo lo mencionado, las expectativas que teníamos sobre este título eran altas, y lo cierto es que no ha defraudado. Toda su ambientación, desde los sonidos hasta la jugabilidad, pasando por los gráficos, nos hace remontarnos a la época dorada de las máquinas recreativas, allá por los años setenta y ochenta. 

Ya desde el comienzo, tenemos la sensación de haber metido una moneda a la máquina y comenzar a jugar. El menú de inicio es buena prueba de ello, con voces y algún que otro texto en inglés. 

La dinámica del juego queda clara desde el primer momento: tenemos que sobrevivir, manejando una nave espacial, al ataque del enemigo el mayor tiempo posible. Para ello, debemos esquivar los asteroides que van apareciendo, y las acometidas de los “malos”, y disparar nosotros para destruirlos, algo que podemos hacer fácilmente con los joysticks.

Ahora bien, como buen arcade que es, el juego carece de una línea argumental que seguir; todo se basa en ir destruyendo asteroides y rivales.

Control sencillo para un juego no tan sencillo

Debris Infinity, como ya hemos comentado, bebe de los arcades clásicos y, como tal, la dificultad que presenta se asemeja a la de los juegos de las recreativas. Es por ello que al principio puede resultarnos fácil, pero enseguida la cosa se complica. 

Podemos jugar a este título utilizando el mando Pro, en modo portátil, empleando los dos Joy-Con con el grip o usando uno solo. En todos los modos, a excepción del de un solo Joy-con, los controles son iguales y resulta bastante cómodo de manejar. Ahora bien, en esta última forma de manejo, la cosa se complica un poco. Hablaremos de ello más adelante; de momento, vamos a centrarnos en los botones. 

El joystick L nos sirve para movernos por el escenario, mientras que con el joystick R disparamos; el disparo es automático, solo tenemos que mover la palanca en la dirección que queramos. Básicamente estos son los dos únicos controles que necesitaremos, aunque también podemos realizar un par de habilidades empleando otros:

  • Ralentizar el tiempo: Si mantenemos pulsado ZR (o SR si jugamos con un solo Joy-Con), haremos que el tiempo vaya más lento. Esto nos vendrá genial cuando estemos rodeados de asteroides y enemigos, pues nos permitirá esquivarlos fácilmente. 
  • Explosión de energía: Si, por el contrario, presionamos ZL (o SL) llevaremos a cabo nuestro mejor ataque, una explosión de energía que limpiará el escenario. 

No podremos realizar estos movimientos especiales siempre que queramos, sino que, cada vez que los usemos, gastaremos energía; la barra de energía bajará poco a poco cada vez que ralenticemos el tiempo, mientras que si usamos la explosión gastaremos uno de los tramos de energía. 

Para entender a qué nos referimos cuando hablamos de gastar energía, os mostramos la siguiente imagen.

Como podéis ver, alrededor de nuestra nave hay dos semicírculos. Tal y como se puede leer, el semicírculo de la izquierda es el escudo, es decir, la barra de energía, mientras que la de la derecha es la energía, que está dividida en tres tramos. Cuando ralentizamos el tiempo, la energía va disminuyendo lentamente y, cuando utilizamos la explosión, perdemos uno de los tramos. 

Volviendo al tema de los disparos, además de las dos habilidades mencionadas, cada vez que subamos de nivel recibiremos nuevas armas, que podremos utilizar por tiempo limitado.

Mientras dure ese círculo pequeño que rodea nuestra nave, veremos que nuestros ataques se vuelven más potentes, cambiando incluso de forma o de color, por lo que tendremos que aprovecharlo. 

Volviendo al tema de jugar con un solo Joy-Con, hay que destacar que no es lo más recomendable. Esto se debe a que, si jugamos de esta forma, nos resultará más complicado disparar, pues no lo haremos con un joystick, sino con los botones. 

Juega solo o acompañado

Estamos ante un título que tiene modos de un jugador y de dos jugadores. Ahora bien, el modo para dos jugadores es local y no se puede jugar a través de Internet. Sí que hay una especie de modo online, pero os hablaremos de él más adelante; de momento, vamos a centrarnos en los diferentes modos de juego para uno y dos jugadores. 

Hay tres modos de juego para una persona:

  • Time Attack: Nuestro objetivo es conseguir la mayor puntuación antes de que se acabe el tiempo. Tenemos tres minutos para llegar lo más lejos posible y, como curiosidad, hay que destacar que cada vez que nuestra energía baja perdemos puntos. 
  • Normal: Es el modo clásico. Nuestro objetivo es el mismo que en el Time Attack, pero no tenemos tiempo límite, sino que la partida termina cuando nuestra nave es destruida. 
  • Power Wave: Aquí tendremos que enfrentarnos con grandes grupos de enemigos cada vez más fuertes. Aquí, a diferencia del modo normal, no aparecen asteroides, sino que todo lo que tenemos que destruir son naves enemigas.

Por otro lado, hay dos modos diferentes de multijugador:

  • Cooperativo: Aquí, los dos jugadores controlan la misma nave, solo que uno de ellos es el piloto y otro el tirador. El objetivo aquí es el mismo que en el modo normal: tratar de conseguir la mayor puntuación posible eliminando a los enemigos. Al controlar los dos la misma nave, la puntuación es la misma para los dos. Es, sin lugar a dudas, el modo más divertido, pues al jugar con un amigo la partida se hace mucho más entretenida. La pena, quizás, es que este modo no sea online. 

  • Competitivo: Aquí cada jugador maneja una nave. El objetivo no es destruirse el uno al otro, sino destruir los asteroides y enemigos que vayan apareciendo y conseguir la mayor puntuación en el tiempo establecido.

Infinitos asteroides

Si tenemos en cuenta todos estos modos de juego, y lo rejugables y adictivos que son, no es descabellado pensar que Debris Infinity nos puede dar bastantes horas de duración, sobre todo si lo jugamos durante cortos periodos de tiempo. 

Ahora bien, a pesar de que la dificultad vaya en aumento y nos siga suponiendo un reto superar niveles, puede que llegado cierto punto llegue a cansarnos, pues nos parezca “siempre lo mismo”. Este hecho, sumado a lo ya mencionado de que el juego carece de una historia o argumento, quizás sean los mayores handicaps del juego, pues puede haber ciertos jugadores que, después de haberle dedicado varias horas al título, no encuentren una motivación para seguir. 

Aún así, y a pesar de este hecho, os aseguramos que es un título muy rejugable y que, si se retoma pasado cierto tiempo, vuelve a enganchar.

Apartado gráfico

Gráficamente hablando el juego es bueno, pues mezcla aspectos que recuerdan a los clásicos arcade, como la nave o los enemigos, con efectos luminosos de lo más interesante. 

Pero, sin lugar a dudas, el aspecto más interesante que se puede destacar aquí es el uso que hace Debris Infinity sobre la vibración HD de Nintendo Switch. Este aspecto se puede observar cuando destruimos un gran asteroide, cuando recibimos daño y cuando realizamos la explosión de energía, haciendo que sintamos aún más la potencia de nuestro ataque. 

El mejor del universo

Ya hemos comentado que Debris Infinity carece de multijugador online, pero sí que cuenta con una función online de lo más interesante: el ránking de puntuaciones. 

Podemos acceder al ránking mundial si nos conectamos a los servidores del juego. Además, cada vez que terminemos una partida, tanto en el modo de un jugador como en el multijugador cooperativo, nuestra puntuación se añadirá a la clasificación. Por ello, aunque no juguemos directamente contra otros usuarios, sí que hay cierta competencia. 

Hay un ránking para cada uno de los modos, por lo que tendremos que jugar a todos ellos si queremos llegar a ser el número uno. Ahora bien, os adelantamos que, si queréis llegar a lo más alto del ránking en el modo normal, tendréis que dedicarle bastantes horas a Debris Infinity, ya que los primeros posicionados tienen unas puntuaciones muy elevadas. 

Conclusiones

Estamos ante un juego entretenido, que gustará a todo el mundo por sus adictivos modos de juego y su divertida jugabilidad. Es muy recomendable en multijugador, donde el juego gana bastante, aunque también es espectacular en sus modos individuales.

Debris infinity lleva en la eShop desde el pasado 25 de septiembre. Si queréis haceros con él, puede ser vuestro por 4,99€. Necesitaréis un espacio en la memoria de 295mb. 

[Análisis] Debris Infinity

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Un arcade adictivo y divertido.
  • Gran multijugador local.
  • Buen uso de la vibración HD.
Flojea en:
  • Puede llegar a aburrir cuando llevas varias horas jugadas.
  • No es muy recomendable jugarlo con un solo Joy-Con.

Comentarios:

Nintenderos.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar