Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Luigi’s Mansion
PorPsyko  - 
Ver comentarios

[Análisis] Luigi’s Mansion

En su extensa y dilatada trayectoria Nintendo ha contado con títulos muy exitosos y populares con la salida de cada nueva consola y otros más peculiares que en su día no acabaron de convencer, pero que años después se convirtieron en prácticamente juegos de culto.

El título del que hoy os hablaré es un claro ejemplo de ello. Se trata de Luigi’s Mansion, el cual fue lanzado originalmente al mercado junto a GameCube el 14 de septiembre de 2001 para Japón, el 18 de noviembre del mismo año para Estados Unidos y el 3 de mayo de 2002 para Europa. No tan solo fue un título de lanzamiento, sino que además tenía la particularidad de ser uno de los pocos juegos de la compañía nipona en los que Luigi era el protagonista.

Pues bien, la gran N nos sorprendió en el Nintendo Direct del pasado 8 de marzo con el anuncio bastante inesperado: un remake de Luigi’s Mansion para la familia de consolas Nintendo 3DS. Esta versión, desarrollada por Greezo (responsable de las versiones de The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D y Majora’s Mask 3D) y distribuida por Nintendo, se lanza este mes de octubre un poco antes de la llegada de Halloween, fecha muy propicia para disfrutar de este título.

¿Estará este remake a la altura del juego original? ¡Vamos a comprobarlo!

Resultado de imagen de Luigi's mansion 3ds

Argumento

El juego tiene lugar en una mansión encantada, la cual ganó Luigi en un concurso en el que curiosamente no participó. Por ese motivo le dice a Mario que se reúnan allí para celebrarlo. Una vez llega al misterioso lugar, Luigi comienza a buscar a su hermano, el cual llegó antes que él, pero ha desaparecido y deberemos encontrarlo y rescatarlo. Para ayudar a Luigi en su búsqueda, el profesor Fesor, un parapsicólogo, le equipa con la Poltergust 3000, una aspiradora especial que sirve para capturar fantasmas, y con el Game Boy Horror, un dispositivo que sirve para comunicarse con dicho profesor y también como mapa.

¿Ayudaréis al asustadizo Luigi a rescatar a Mario?

Jugabilidad

Luigi’s Mansion es un juego de acción y aventura en tercera persona protagonizado, como su propio nombre indica, por Luigi, el cual deberá adentrarse en una oscura mansión encantada para rescatar a Mario. Equipado con una linterna y una aspiradora especial, la Succionaentes 3000, Luigi deberá buscar y cazar a una gran variedad de fantasmas ocultos en las habitaciones de la mansión. Además durante su aventura deberá resolver una serie de pequeños puzles para desvelar la posición de algunos fantasmas, así como enfrentarse a diversos jefes. Nada más empezar el profesor Fesor nos explicará los controles y no dejará practicar, para capturar a nuestros primeros fantasmas.

La mansión está estructurada de la misma manera que en el título original, es decir, contamos con tres pisos, el sótano y el tejado. El juego está dividido en 4 zonas y en ellas contaremos con diversos tipos de fantasmas: normales, de elementos, Boos, fantasmas enmascarados, fantasmas dinero, fantasmas retrato y los Jefes fantasma (hay un total de 4). En varias de las habitaciones de la mansión conseguiremos llaves cuando atrapemos a todos los fantasmas. Estas llaves nos permitirán entrar en otras salas. Cada vez que consigamos una, nos indicará a qué puerta corresponde esa llave. En este sentido, la exploración es uno de los pilares fundamentales de la jugabilidad este título.

En el mapa podemos ver la ubicación de Luigi, el piso en el que estamos, las habitaciones que ya hemos visitado, las habitaciones que están bloqueadas, el número de Boos atrapados (hay un total de 50), los jefes fantasmas a los que hemos capturado y el dinero que hemos conseguido. Podemos hacer zoom con una lupa en cualquier sala, acceder al inventario, etc. Este mapa no es otra cosa que la mítica pantalla de la Game Boy Horror y resulta tremendamente útil y muy práctico.

En cuanto a su control, es importante destacar es podemos ajustar diversos parámetros y son los siguientes:

  • Tipo de movimiento: Tenemos el Estándar, donde Luigi mira en la dirección en la que movemos el botón deslizante y Paso lateral, donde el botón deslizante controla los pasos laterales y Luigi mira siempre en la misma dirección. Podemos alternar entre un tipo y otro en cualquier momento desde el menú de opciones.
  • Linterna: Para atrapar a los fantasmas lo primero que tenemos que hacer es apuntarles con la linterna y después absorberlos con la aspiradora. El juego nos permite jugar con la linterna original (como en el Luigi’s Mansion original está todo el tiempo encendida; aunque puede apagarse con el botón A, por lo que lo único que tenemos que hacer es enfocar con ella hacia el fantasma en cuestión para que este pueda ser atrapado) o la estrobombilla (la cual ya estaba presente en Luigi’s Mansion 2). Con ella podremos emitir una potente luz y si la cargamos aumentará el área iluminada y podremos paralizar a varios enemigos de golpe. Cabe destacar que podemos alternar entre una forma y otra de usar la linterna en cualquier momento desde el menú de opciones.
  • Sensibilidad: Podemos ajustar la sensibilidad de los controles por movimiento. Hay cuatro niveles: 0-3, donde 0 los desactiva y 3 es el máximo.
  • Brillo: Podemos ajustar el brillo de pantalla. Hay cuatro niveles de brillo: 1 es el más oscuro; 4, el más brillante.

Por lo tanto, ahora podemos jugar a la primera entrega de esta saga con el giroscopio, pero también podemos usar el C-stick (en las versiones New 3DS, New 3DS XL y New 2DS XL o con el Circle Pad Pro en los primeros modelos) o la cruceta. Lo cierto es que este apartado podría haberse pulido algo más, porque en determinadas situaciones el sistema de control no es del todo preciso.

Y eso no es todo, ya que también durante nuestra aventura podremos obtener unas medallas que nos permitirán usar con nuestra aspiradora hielo, agua y fuego. Estos elementos nos servirán para resolver algunos puzles y poder atrapar algunos fantasmas que tienen en su interior una bola que puede ser de hielo, de fuego o de agua. Para poder atraparlos primero tendremos que usar el poder correspondiente para cada uno de ellos (al de hielo le tenemos que dar con fuego; al de agua con hielo; y al de fuego con agua).

Entre los ítems que podemos encontrar en el juego se encuentran corazones de vida (los encontramos en varias salas usando la aspiradora sobre los objetos y también cuando absorbemos a varios fantasmas a la vez), monedas, billetes, lingotes de oro, esmeraldas, rubíes, zafiros y diamantes. Por otro lado, también podemos obtener perlas cuando atrapemos algún fantasma semi-jefe. Cuando los hayamos atrapado aparecerá un cuadro con el retrato en la Galería. Cuanto más tiempo estemos aspirando a estos fantasmas, más grande serán las perlas que aparecen. Lo malo es que también pueden aparecer champiñones morados (si cogemos uno de estos champiñones el fantasma se soltará y nos convertiremos en Luigi pequeño durante un rato y no podremos hacer nada). Una vez que acabemos una fase se hace un recuento general de todo el dinero que hemos conseguido y, dependiendo de la cantidad recaudada, obtendremos una vivienda u otra al finalizar el juego (puede ir desde una simple choza hasta una gran mansión).

Otras de las peculiaridades de esta mansión es que podemos encontrar piezas de queso. Para encontrarlas tenemos que mirar con la vista de Luigi (botón Y), ya que están escondidas en lugares que no se ven de otra forma. Al examinar estos quesos con el botón A, aparecerá un ratón amarillo, y si lo atrapamos conseguiremos varias monedas (para que aparezca el ratón, la habitación debe estar oscura, por lo que no tenemos que haber atrapado a los fantasmas). En alguna de las habitaciones de la mansión, también aparecen unos ratones dorados corriendo por el suelo. Si los aspiramos antes de que huyan, nos darán una gran cantidad de dinero u otros objetos de valor.

Novedades

Por otro lado, también me gustaría destacar que, este remake de Luigi’s Mansion cuenta con diversas novedades y son las siguientes:

  • Compatibilidad con amiibo: Los amiibo nos darán ciertos objetos o ventajas. Por ejemplo el amiibo de Mario podemos conseguir superchampiñones (para recuperar vida) y el amiibo de Boo revela la ubicación de los Boos.
  • Revancha fantasma: En este modo, que no estaba presente en el juego original, entramos en la  galería de arte donde podemos ver los cuadros de todos los “jefes” fantasma que hemos ido atrapando. Lo peculiar de esto es que podemos volver a pelear contra ellos cuando queramos en contrarreloj (para batir récords de tiempo) y también lo podemos hacer en modo cooperativo. En este modo no se pueden usar amiibo.
  • Modo cooperativo: Se trata, sin lugar a dudas, de la principal novedad el juego. En primer lugar, hay que destacar que el cooperativo es local, ya que no se puede jugar online. Para jugar el modo historia en cooperativo es necesario que cada jugador tenga su propia copia de Luigi’s Mansion, pero para jugar en el modo práctica o en el modo Revancha fantasma, es suficiente con que uno de los dos jugadores tenga una copia del juego (modo descarga). En lo referente al modo historia cooperativo, uno de los dos jugadores tiene que hacer de anfitrión y crear una sala, mientras que el otro jugador ha de unirse a ella. El anfitrión será el que maneje a Luigi y el segundo hará lo propio con una copia verde del mismo llamada GomiLuigi. Los jugadores pueden moverse libremente por la sala en la que se encuentren, pudiendo dedicarse cada uno a una tarea, pero GomiLuigi (jugador 2) no podrá abrir puertas ni cofres. Además, cuando el Luigi original (jugador 1) abre una puerta y cambia de sala, este segundo Luigi cambiará de estancia también. Otra particularidad es que el primer jugador cuenta con contador de vida de 100, mientras que el segundo tiene tan solo 50, aunque si muere podrá revivir todas las veces que quiera. Por otro lado, todo el progreso que se realice en la aventura mientras se está jugando a este modo cooperativo se guardará en la partida del jugador que ha creado la sala. Por lo tanto el segundo jugador es básicamente un personaje de apoyo. Su función se nota, principalmente, a la hora de cazar fantasmas, ya que resulta mucho más sencillo capturar a los enemigos que van apareciendo si los atacamos con dos succionaentes 3000 en lugar de una. Este modo por desgracia no está bien optimizado, ya que la tasa de framerate tiene caídas bruscas, haciendo que experimentemos tirones. Esperamos que este aspecto se solucione en el futuro con algún parche.

Gráficos y sonido

Para esta versión, los gráficos han sido rehechos prácticamente desde cero y adaptados a Nintendo 3DS, quedando como resultado un juego algo más colorido, con buenos efectos, mejores animaciones, escenarios más detallados y una cuidada ambientación. Luigi ha sido remodelado, los efectos de iluminación se han mejorado (aunque como contrapartida la mansión ahora no es tan lúgubre) y se han usado texturas de mayor resolución. Lo cierto es que el resultado general, sin ser una maravilla, es bastante resultón; aunque eso no evita que estemos ante una versión con más dientes de sierra. El formato de pantalla pasa a ser panorámico, frente a los 4:3 que disponía el original. En general podríamos decir que lo que gana por un lado, lo pierde por otro.

Otro aspecto, que personalmente me encanta, es que este título cuenta con efecto 3D estereoscópico. Lo cierto es que es genial, ya que añade profundidad y una peculiar atmósfera a los entornos de la mansión. Es un aliciente ver este juego con dicho efecto activado. Parece que Nintendo en esta entrega ha querido recuperar una de las señas de identidad de la consola, que parecía querer olvidar en la mayoría de los títulos y revisiones de los últimos años. Su único inconveniente es que si jugamos con los controles de movimiento activados, el efecto se pierde y puede molestar.

Respecto al sonido volvemos a encontrarnos con las melodías clásicas del juego, las cuales es fácil que acabéis tarareando en algún momento como hace el bueno de Luigi en el juego. Los efectos de sonido también están cuidados y cuenta con textos en español.

Duración

Luigi’s Mansion no destaca por ser un juego demasiado largo, por lo que completarlo puede durarnos aproximadamente unas 7-8 horas. Como siempre digo la duración en cualquier videojuego es algo bastante relativo, ya que depende de varios factores y en este caso podemos tardar más o menos en función de si ya jugamos al título original y por lo tanto conocemos bien la mansión (en cuyo caso podemos completarlo en 4-5 horas), o por el contrario nos encallamos en algún punto de la aventura.

Como ya he comentado anteriormente, la mansión está dividida en 3 plantas, sótano y tejado. Además, hay un gran número de habitaciones para recorrer, en las que deberemos buscar tesoros, llaves y resolver puzles. Por desgracia, una vez terminado no es un título muy rejugable.

Una vez hayamos completado la historia, y como ocurría en GameCube, contaremos con el modo mansión oculta, que incrementa la dificultad del juego y cambia la localización de los Boos. Además también podemos dedicarnos a capturar a los Boos y obtener los logros que nos falten.

Curiosidades

  • Luigi’s Mansion 2 fue lanzado el 27 de marzo de 2013. Se trata de la secuela de este título en el que debíamos explorar una serie de mansiones para recuperar varios trozos de la Luna Oscura (la cual tiene un efecto pacificador en los fantasmas), y que es destruida por el Rey Boo.
  • El 14 de septiembre, durante un Nintendo Direct, se reveló que Luigi’s Mansion 3 llegará a Nintendo Switch en 2019.
  • Si reservábamos Luigi’s Mansion en determiandos establecimientos podíamos obtener como regalo una tarjeta lenticular de Luigi de doble cara (la portada y Luigi caminando hacia la mansión) o una gamuza oficial del juego.

Luigi's Mansion 3DS - Tarjeta lenticular

Conclusión

Luigi’s Mansion regresa 17 años después tan entretenido y divertido como siempre, pero con algunas novedades que encantarán tanto a los jugadores que disfrutaron de él en su día en GameCube, como a los nuevos jugadores que no tuvieron la oportunidad de hacerlo. Un imprescindible sin duda dentro de su género, que hará que lo pasemos de miedo, ahora en versión portátil.

Entre sus inconvenientes nos encontramos que su control en algunas situaciones es algo impreciso, es un juego corto y que no es demasiado rejugable. No obstante, gracias a su gran carisma, es un título que siempre apetece volver a jugar pase el tiempo que pase y además puede servirnos para amenizar la espera hasta su tercera entrega.

Si no pudisteis disfrutar de él en su día, sin duda esta es una gran oportunidad para hacerlo. Si por el contrario ya contáis con el título original, deberéis valorar si sus escasas novedades merecen o no la pena para haceros con él. Como siempre, la decisión final es vuestra.

Luigi’s Mansion está disponible desde el 19 de octubre en formato físico y digital en Nintendo 3DS. Si optáis por este último formato, deberéis descargarlo desde la eShop donde costará 39,99€ y necesitaréis un espacio libre de 1.778 bloques (o lo que es lo mismo 222,25 MB) en vuestra tarjeta SD para poder descargarlo.

[Análisis] Luigi’s Mansion

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Divertido y entretenido como siempre.
  • Su buena ambientación.
  • Su efecto 3D estereoscópico.
  • El poder contar con un mapa en la pantalla táctil.
Flojea en:
  • Su sistema de control no es del todo preciso.
  • El modo cooperativo no está bien optimizado.
  • Escasa duración.
  • Poco rejugable.

Comentarios: