[Análisis] SpiritSphere DX
Análisis, Análisis Switch, Nintendo Switch

[Análisis] SpiritSphere DX

Compartir en:

SpiritSphere DX es un juego  de deportes desarrollado por Eendhoorn y publicado por Fabraz. Fue lanzado por primera vez en Steam en enero del 2017 y ahora lo tenemos disponible para Nintendo Switch. El juego se basa completamente en el multijugador local (no tiene funciones online) y se podría decir que es un Air Hockey con elementos de Zelda.

El juego tiene distintos modos que serán explicados con detenimiento más adelante, pero la mecánica principal es hacer que la esfera toque la pared que se encuentra detrás de tu rival. Para ello podrás utilizar el cuerpo de tu personaje, su golpe normal, el ataque cargado y un deslizamiento para llegar más rápido a los sitios alejados.

It’s dangerous to go alone

Esta frase que todos los nintenderos conocemos es la primera que nos encontramos al inicio de este juego, claro tributo a la saga Zelda y además una demostración de lo que será el juego. Puesto que realmente es peligroso que vayas solo, puedes llegar a aburrirte luego de unas pocas horas.

Como los mismos desarrolladores comentan en la descripción del juego, existe un modo historia para un solo jugador que puedes acabar en 20 o 40 minutos, dependiendo de la dificultad que escojas y tu nivel de habilidad. El único beneficio que da es que es muy fácil ganar una buena cantidad de monedas que más adelante podrás utilizar para desbloquear personajes, skins, pistas o esferas.

Pero el núcleo de este juego es su multijugador local. Sí, solo local en una única consola. Por imposible que parezca, un juego deportivo para dos personas no tiene multijugador online. Pero olvidando el hecho de que el online brilla por su ausencia, el multijugador local funciona de maravilla y resulta muy divertido.

Zelda Pong

Como comentamos anteriormente, el juego es una mezcla de Air Hockey (los desarrolladores lo comparan con WindJammers, el cual fue anunciado también para Switch, así como su secuela) con elementos de Zelda, desde un apartado gráfico de 8 bits que hace clara referencia a la saga nintendera, hasta poder utilizar ítems como bombas o flechas que le dan cierto toque estratégico al juego.

En total hay 8 modos de juego:

  • Regular Match: es el modo principal, se juega uno contra uno en local o contra la CPU. El objetivo es hacer que la esfera toque la pared detrás de tu rival. Permite elegir pista así como el tipo de esfera (cada una tiene sus propiedades) a utilizar y la puntuación máxima a llegar. Si añades a un jugador nuevo a mitad de partido, podrás jugar a un modo secreto.
  • Campaign: es el modo campaña, se basa en 8 partidos contra la CPU donde se escoge de forma aleatoria la pista y el rival; un juego en modo frisbee (del cual se hablará más adelante) y una final contra el jefe en su pista particular. Mención especial a las graciosas líneas que hay entre pares de personajes al comenzar cada partido
  • Hand2Hand: este es un modo bastante divertido que recuerda a los primeros juegos de móviles con multijugador donde cada uno cogía su lado del móvil y tenía que realizar acciones. En este caso la pista se pone en la consola de forma vertical y cada jugador maneja su Joy-Con situado frente su lado de la pantalla. Es un estilo muy curioso y cómodo al poner la consola sobre una mesa, pero bastante incómodo si pretendemos jugar de esta forma con los Joy-Cons conectados a la consola y cada uno sosteniendo su lado como se ve en el tráiler al final de este análisis.
  • Squash Mode: el Squash es un deporte en el que dos o más personas se enfrentan dentro de una sala cerrada y pierde el punto quien deje que la pelota bote dos veces antes de darle a la pared delantera, pudiendo usar cualquiera de las demás. En este juego hacen una versión de este deporte pero pierde el punto el jugador que deje pasar la pelota y pegue en la pared trasera.
  • Boss Mode: se trata de un modo para tres jugadores en el que uno controla al jefe del juego y los otros dos juegan contra él.
  • Target Mode: modo cooperativo en el que ambos jugadores trabajan en equipo para golpear con la bola ciertos objetivos situados en el medio de la pista.
  • Practice: es el tutorial que aparece al inicio del juego y en el que se explican los movimientos básicos. Conciso y bien explicado, es un buen tutorial para empezar.
  • Sphere Fountain: Gastando 100 monedas del juego en este modo puedes desbloquear ítems de forma aleatoria, aunque pueden salir repetidos. Es sin lugar a dudas una forma curiosa de conseguir los desbloqueables, pero no termina de convencer y lo convierte en una especie de juego «gacha». Esta mecánica sin duda pudo ser mejor.
  • Por último, el menú de opciones es también es otra de las esferas del menú principal y donde se puede ajustar el volumen de la música, los efectos, el «screenshake» (que la pantalla tiemble cuando hay un punto) y la vibración HD, que sinceramente no se nota demasiado durante el juego.

Solo he venido a jugar al frisbee

Dentro del menú de opciones existe un minijuego oculto que es de lo más divertido del juego, pero también altamente desaprovechado. Se trata del Frisbee, donde tienes que capturar frisbees que van apareciendo utilizando a tu personaje. Es un minijuego muy entretenido pero es un gran error que no exista ninguna clasificación online donde se pueda uno comparar con el resto del mundo, o peor aún, que ni siquiera se guarde en ninguna parte tu propio récord, lo cual no tiene ningún sentido siendo esta la parte primordial de este modo: intentar superar el número de veces que coges el frisbee.

Pues bien, este problema también se presenta en el Target Mode, donde no importa realmente cuántos objetivos logres, el juego no lo recordará y en el modo campaña pasarás igualmente al siguiente nivel. Pareciera en estos casos que simplemente no han querido dedicarles más tiempo y eso empaña un poco el juego.

Sin embargo en los detalles técnicos el juego está muy bien acabado. No hay caídas de frames en ningún momento, las animaciones están muy bien logradas y la estética de 8 bits encaja a la perfección, a la par que es bonita y muy bien cuidada. Con respecto a la música, 1312 hizo un excelente trabajo. Los tonos acompañan muy bien cada partida y no llegan a cansar, como suele ocurrir en este tipo de juegos con melodías en 8 bits.

Conclusión

SpiritSphere DX es un juego deportivo con un multijugador local muy entretenido. Su estética de Zelda de 8 bits lo hace amigable a la vista y esa mezcla de elementos deportivos con otros de la saga nintendera es muy original. Sin embargo, la falta de online hace que pierda la gracia muy rápidamente y una vez ganes el modo campaña dos o tres veces, será difícil que lo vuelvas a tocar. También el hecho de que los desbloqueables se consigan de manera aleatoria gastando monedas en una fuente le quita toda la emoción de conseguirlos.

Si te gusta el Pong, el Air Hockey, WindJammers o Mario Tennis; te encanta la estética retro de Zelda y eres de los que juega de forma local con amigos o familia, definitivamente este es tu juego. Si cumples algunos de los requisitos anteriores, igualmente te recomendamos que le des una oportunidad, puesto que a pesar de ser corto, es un juego divertido y adictivo las primeras horas.

7.5

[Análisis] SpiritSphere DX

Puntuación Nintenderos: Recomendado

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Multijugador local.
  • Modo Frisbee muy entretenido.
  • Gráficos estilo Zelda.
  • Jugabilidad brillante.
Flojea en:
  • No tiene características online.
  • Desbloqueo de ítems tipo "gacha".
  • No almacena ningún tipo de estadísticas ni récords.


Archivado en:  análisis SpiritSphere DX

Comentarios