Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Bad North

[Análisis] Bad North

análisis,
PorLeito Logan  - 
Ver comentarios

Cuando llegan los vikingos…

…lo único que puedes hacer es huir, luchar por tus tierras o morir. Los desarrolladores Plausible Concept y los publicistas Raw Fury nos invitan a defender lo que es nuestro en este juego de estrategia en tiempo real con ciertos toques de roguelite (pocos). Afila el arma que empezamos.

Unas islas enanas sí, pero MIS islas

Y así deberán seguir siendo, por eso, la llegada de unos vikingos a las costas hacen saltar las alarmas. Invaden el reino y solo unos pocos guerreros están dispuestos a dar su vida por la causa. No hay más historia al respecto más allá de la que lees en la descripción en la eShop, porque una vez dentro, nadie te dice nada. Solo se te explica como tal un pequeño tutorial para que te hagas a los controles; lo mejor en mi opinión es jugarlo en modo portátil con los Joy-Con desacoplados y apagados. Ahorrando peso y batería.

Arte cúbico

En el sentido literal de la palabra y no el movimiento artístico de 1907. Los escenarios, que se “generan automáticamente” en cada run, son una pequeña obra maestra. La dirección de arte es una brutalidad a no ser que seas de los que piensan “cuanto más mejor”, “el 4k es básico”… Las cataratas de algunos mapas son hermosas, la constante lluvia te cala, la niebla de batalla te hace mirar cada palmo de mar en busca de enemigos rezando que no llegue ningún rayo porque estos, te dificultan atisbar que tipo de tropas enemigas son. Todo esto sin mencionar el apartado sonoro, que dejando a un lado los constantes gritos y choques de aceros, la banda sonora es una delicia para los oídos. Puede que el arte tan personal y carismático de Bad North sea su seña de identidad más fuerte.

Invierte bien el oro

Cada edificio que salvemos en la isla, nos reportará x oro dependiendo de su tamaño y si no ha sido quemado. Esta recompensa la podremos utilizar en mejorar a nuestras unidades. Primero, podemos especializarlas en una de las 3 posibles clases (arqueros, lanceros y espadachines). Después, podemos desbloquear una habilidad y por último, todas las cosas antes mencionadas pueden subir de nivel para que sean más poderosas. La cosa es que a veces echas en falta un poco más de variedad en las unidades, y como no me gusta criticar algo sin aportar ideas, propongo tropas como ballesteros (más daño pero más débiles que los arqueros), piqueros (que pudiesen atacar a distancia uno), tamborilero de guerra (que diese buffo de ataque a rango uno de él pero con velocidad muy lenta). Esto de la poca variedad también ocurre con los objetos que podemos equipar a los guerreros. Respecto a las acciones disponibles, se quedan también en un número muy corto incluso teniendo en cuenta las habilidades especiales. Por suerte entre ellas da la opción de curar a tus unidades en un edificio cercano para que puedan volver al combate, cito textualmente, “a tope”.

Mis conclusiones

Lo feo: El ritmo lento del juego hace que iniciar una nueva run sea a veces algo aburrido. Cuesta bastante mejorar bien las unidades y en especial el conseguir alguno de los pocos objetos disponibles. Quizá esté de moda decir que un juego es Roguelike o Roguelite, pero con este título me hace querer proponer el concepto Roguelitelitelite. Sí, tiene el factor aleatorio de que no van a ser las mismas islas cada vez que vuelvas a jugar, que hay objetos que modifican tus stats… pero la sensación de rogueloquesea, a mi apenas me ha llegado.

 Lo raro: Para aquellos obsesionados con el tabú de la sangre o con niños pequeños, que sepan que desde el menú de opciones se puede deshabilitar esos pixeles rojos. Otra cosa rara pero muy de agradecer, es que cuando te encuentras en el mapa general, cuando debes elegir en que isla vas a luchar después (y cual dejar atrás), la miniatura aérea corresponde con el diseño de la isla per sé. Pudiendo ver fácilmente como será, donde estarán las casas, que tamaño tendrán, donde habrá zonas inaccesibles… Siempre puedes meterte, que cargue el mapa y echar para atrás en busca de una isla mejor, pero con eso te puede hacer a la idea.

Lo bueno: ¿He dicho ya lo espléndido de su arte? Sí, ¿verdad? Lo que no he dicho es que en el agua refleja todo lo que haya en ángulo, incluso del oro flotante ganado. Y es que esos pequeños detalles hacen de este juego una maravilla visual. Pero hablando de mecánicas, aunque escasas, es cierto que la forma de cada isla juega un papel importante, sobretodo cuanto más te acercas al final, a la isla 41.

Tenéis disponible el juego en la eShop de Nintendo Switch por 14,99€. El tamaño de su descarga es de 244,32 MB.

[Análisis] Bad North

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Dirección de arte.
  • Controles táctiles.
  • Dificultad.
Flojea en:
  • Ritmo lento.
  • Variedad justa de unidades y objetos.

Comentarios: