Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Super One More Jump
Análisis, Análisis Switch, Nintendo Switch

[Análisis] Super One More Jump

Compartir en:

El equipo australiano SMG Studio, creadores del divertido Death Squared , nos deleitan esta vez con la versión super vitaminada del juego de móvil One More Jump.

Super One More Jump nos reta a  ir superando fases muy cortas, donde tendremos que llevar a nuestro personaje de un punto a otro sano y salvo. La jugabilidad del título se basa simple y llanamente en pulsar un botón, que hará saltar al protagonista y que nos permitirá solventar todos los obstáculos y recoger las 3 monedas que hay repartidas en cada escenario. El personaje se desplazará lateralmente y a una velocidad constante sin que nosotros tengamos control sobre ello. Este sistema de juego, como buen ‘runner’ que es, funciona a las mil maravillas y divierte muchísimo. Es sencillo y engancha desde el primer minuto.

Además del desplazamiento lateral (normalmente de izquierda a derecha) el jugador tendrá que controlar la gravedad, ya que en el momento en que salte cerca de otra plataforma que tenga arriba o abajo, el personaje se adherirá a esta y seguirá avanzando por ese camino.

La dificultad irá aumentando conforme avancemos entre niveles, y la progresión esta perfectamente implementada. A lo largo del camino nos encontraremos con obstáculos en movimiento que esquivar, accionadores que transformarán el escenario abriendo otros caminos, plataformas donde te quedas pegado y se desplazan hacia otro punto, trampolines, etc. Todo esto exigirá al jugador máxima concentración y hacer gala de grandes reflejos y capacidad de reacción, además de aprendizaje a base de prueba y error.

No hay texto alternativo automático disponible.

Simple pero resultón

Visualmente el juego cumple con su cometido, pretende ser minimalista para que el jugador se centre solamente en ajustar los saltos. Muestra pequeños entornos 2D con sprites, colores y fondos al estilo 8 bits. Gracias a la posibilidad de elegir distintos skins y avatares (que se irán desbloqueando a base de comprarlos con las monedas recogidas), gana en frescura y no cansa ver siempre los mismos personajes, escenarios y objetos.

Aunque bien es cierto que algunos fondos son demasiado sobrecargados u oscuros y se confunde con algunos sprites en pantalla, lo que dificulta un poco la visión. Este inconveniente hará que algunos de los skins lo acabemos desechando y no jugaremos con ellos.

En el apartado sonoro, las melodías tienen ritmo y concuerdan con el estilo de juego, cumplen sin más. No llegan a ser repetitivas, a no ser que nos lleve mucho tiempo hacer una zona de niveles, lo que hará que acabemos bajando el volumen.

No pares de saltar

El título es muy generoso en contenido y nos pondrá a prueba durante 142 niveles, los cuales se podrán rejugar cada uno de ellos no solo por conseguir las 3 monedas de cada fase, sino porque constan de 3 modos distintos de juego además del clásico. Éstos son el modo espejo, donde te desplazas de derecha a izquierda y boca abajo, el modo noche, donde solo verás iluminado una pequeña parte de la zona por donde vaya pasando el personaje, y el modo rotación, donde la cámara irá rotando lentamente hasta 360 grados. Son formas de jugar lo suficientemente diferentes como para que no parezca repetitivo e incite a rejugarlos.

Por si esto fuera poco, nos encontraremos con 2 modos más para un jugador, donde entraremos en un escenario infinito y tendremos que aguantar todo lo que podamos mientras van a apareciendo plataformas y objetos aleatoriamente.

Y para poner la guinda, el título también nos permitirá jugar en compañía con 2 modos de juego muy divertidos y desafiantes. El primero nos propondrá jugar hasta 80 niveles con un máximo de 4 jugadores en una misma consola, donde cada plataforma del nivel la debe saltar un jugador distinto, según el color de ésta. Llegar a coordinarse entre todos será un reto muy satisfactorio. Por otro lado tenemos un uno contra uno a pantalla partida donde recorreremos un escenario infinito y aleatorio, donde ganará el que más aguante.

Estos modos son perfectos para los pequeños ratos libres con los amigos, aunque se hecha falta un modo online para jugar con el resto del mundo, el juego se presta mucho a ello. Además, hablando del online, incomprensiblemente no hay estadísticas mundiales donde comparar los records de otros jugadores.

Conclusión

Super One More Jump es el juego perfecto para aquellos pequeños momentos libres con nuestra Switch. Propone partidas rápidas pero intensas. Su espíritu de juego de móvil le sienta genial a la consola. Con una dificultad creciente bien medida, entretendrá durante muchas horas gracias a sus múltiples modos de juego, incluidos los multijugador.

7.5

[Análisis] Super One More Jump

Puntuación Nintenderos: Recomendado

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Muy divertido desde el primer minuto.
  • Dificultad creciente muy bien implementada.
  • Gran número de modos de juego.
Flojea en:
  • Ni rastro del online, ni estadísticas ni cooperativo.
  • Algunos retos pueden ser frustrantes para algunos jugadores.

Comentarios