Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Beekyr Reloaded
PorTorri  - 
Ver comentarios

[Análisis] Beekyr Reloaded

Después de su paso por dispositivos Android y por Steam, llega a Nintendo Switch Beekyr Reloaded, un shoot’em up de corte clásico que los amantes de lo retro sabrán apreciar y degustar. El título llega a la consola de Nintendo de manos de la desarrolladora española KaleidoGames, con un juego donde los “marcianitos” pasan a ser una amplia gama de insectos que nos querrán hacer la vida imposible.

Resultado de imagen de Beekyr Reloaded

¡Por la colmena!

En Beekyr Reloaded encarnamos a Beekyr, una valiente abeja que decide vengar a su colmena y a su Reina después de que sean atacadas por las malvadas avispas. Este es el pretexto que nos lleva a un shoot’em up sencillo en lo jugable (disparamos con A y activamos disparos especiales con X) pero que llega a ser un verdadero reto sobre todo en las dificultades más altas. Nuestros enemigos son toda clase de insectos, llegando a ser más de 20 enemigos diferentes, cuyos proyectiles van variando, ya que algunos son en línea recta, otros son disparados en ángulos, algunos son destructibles… El juego no nos explica mucho más allá de los controles y de los Powerups que podemos ir consiguiendo para ir mejorando nuestro disparo y su cadencia. Los cambios que puede llegar a sufrir nuestro disparo se ven más bien limitados, y no le vendría nada mal un poco más de variedad (algo que se consigue con 2 personajes desbloqueables, eso sí, con los mismos proyectiles). Ayuda el hecho de tener las “Bombs”, que vienen a ser proyectiles especiales que nos rodean y golpean a los enemigos que tengamos alrededor para luego ser lanzados hacia delante.

Nos moveremos por 5 mundos diferentes con algunos niveles extra que iremos desbloqueando en cada partida, además de ser niveles variados en términos jugables. Los niveles más “comunes” son en los que hay que acabar con todos los enemigos y jugamos en una vista horizontal, de izquierda a derecha (scroll horizontal) propia de los juegos de este estilo. Pero también hay otros niveles, en los que, por ejemplo, el juego pasa a ser de scroll vertical donde tendremos que acabar con los enemigos para recoger el polen que suelten antes de acabe el tiempo. También hay niveles de Bonus, niveles donde debemos ir esquivando pájaros o donde debemos escapar del interior una colmena y el scroll de la pantalla es bastante más rápido (aquí es donde el escenario se convierte en el principal enemigo).

A pesar de esta variedad de niveles, lo cierto es que se repiten varias veces, aunque ayuda el hecho de que estén intercalados los diferentes tipos de jugabilidad. Los escenarios también resultan en ciertos momentos repetitivos, ya que son los mismos con otra capa de pintura u otro momento del día.

Miel para todos los gustos

El juego sabe tratar deliciosamente bien a los nuevos jugadores de este tipo de género ya que existen hasta un total de 5 niveles de dificultad (Beginner, Normal, Expert, Bullet Hell y Hardcore) donde se trata de enganchar al jugador y hacer que vaya subiendo el nivel de desafío por sí mismo, no se ve como algo forzado. Los cambios de dificultad son bastante notables, ya sea por la cantidad de proyectiles, enemigos nuevos o incluso ataques nuevos por parte de los bosses finales. El juego se mueve de forma muy suave y se ve bien, aunque los diseños de algunos enemigos no son de mi total preferencia. Sí que he notado algún que otro fallo injusto en la colisión del personaje con el entorno, pero no nada demasiado grave.

Y la verdad es que los bosses finales son un tanto extraños. Quizás se trate de una impresión personal, pero realmente los que tienen más dificultad se encuentran al principio del mundo al que jugamos en cuestión y luego realmente son bastante más fáciles, o, por lo menos, resultan derrotados con más rapidez (quizás siendo ellos más letales).

Beekyr es terriblemente divertido y muy adictivo, pero le falta cierta chispa para ser mucho mejor. La idea es original pero no llega a parecer única, las animaciones son un tanto arcaicas y los diseños de enemigos y personaje son un tanto obsoletos y no son tan llamativos, como, por ejemplo, las ilustraciones que cubren su menú de inicio. La banda sonora es agradable, pero no llega a destacar con alguna sintonía excepcional; y además no viene traducido al español, aunque la historia es un tanto superflua y no importa demasiado. Sin embargo, lo “peor” de todo es que realmente es un juego con una escasa duración, aunque su vida se alarga dependiendo de la habilidad del jugador y de la dificultad escogida. Aunque cuenta, eso sí, con cierta rejugabilidad para mejorar nuestras puntuaciones y nuestro acierto a la hora de disparar.

Además, Beekyr cuenta con un genial modo cooperativo local donde dispondremos de la misma cantidad de vidas que si estuviéramos jugando solos, pero que nos añade mucha más cadencia de fuego a nuestro bando. Es un añadido muy, muy divertido, por lo que la ausencia de un multijugador online es aún más dolorosa.

Conclusión

Beekyr Reloaded es un shoot’em up clásico que tiene la capacidad para engancharnos a la pantalla durante algunas horas, pero que necesita pulir gran cantidad de sus aspectos, como la duración, sus animaciones o su contenido para que pase de ser un buen juego a ser un título imprescindible, y único.

Podéis conseguir Beekyr Reloaded en la eShop de Nintendo Switch por 9,99$/9,99 €. Necesitaréis 425 MB de almacenamiento libre.

[Análisis] Beekyr Reloaded

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Premisa original para el género.
  • Muy asequible para quien sea nuevo y un reto para los más veteranos en los shoot'em up.
  • Muy divertido en cooperativo local.
Flojea en:
  • Premisa original pero que se queda un tanto genérica.
  • Detalles que necesitan ser pulidos.
  • Ausencia de multijugador online.
  • Duración relativamente corta.




Comentarios