[Análisis] Spellspire
Análisis, Análisis Switch, Nintendo Switch

[Análisis] Spellspire

Compartir en:

Nos llega a la eShop de Nintendo Switch Spellspire, el último juego de 10tons, una pequeña compañía afincada en Finlandia que está contribuyendo a nutrir el catálogo de indies de Switch con juegos como Neon Chrome o Jydge.

En el caso de Spellspire nos encontramos ante un juego cuyo planteamiento se acerca más al de un proyecto para móviles. Partidas frenéticas y cortas en un acierto de mezcolanza de sopa de letras con toques de RPG que nos propone pasar un buen rato cuando estemos descansando de juegos de mayor envergadura.

El poder de la palabra

La historia de Spellspire, en liza con con el concepto general del juego, destaca por su simpleza. Encarnamos el papel de un joven mago que debe ir superando una a una las 100 plantas de una torre para llegar a lo alto de la misma. Para ello, debemos ir derrotando a cuantos enemigos nos vayamos encontrando en cada uno de los pisos que componen la susodicha torre.

Para poder vencer a nuestros enemigos no tendremos que aprender complejos hechizos ni blandir poderosas espadas. Todo se hará con el poder de la palabra. Y es que la base de la jugabilidad de Spellspire consiste en ir creando palabras para dañar a los monstruos a los que nos enfrentamos. Como si de un Scrabble se tratase, al comenzar un nivel nos son otorgadas diez letras al azar, las cuales hemos de juntar para crear palabras que, en última instancia, serán las encargadas de dañar a nuestros enemigos, a los cuales nos iremos enfrentando de uno en uno. A mayor longitud de la palabra más daño causaremos, pudiendo llegar a hacer más de un ataque con una sola palabra si es lo suficientemente larga. Deberemos ser rápidos formando palabras, pues tenemos un contador de tiempo que, al agotarse, provoca que los enemigos nos ataquen, por lo que nuestra misión es derrotarlos creando palabras lo más rápido posible. No existe la posibilidad de repetir palabras en un mismo nivel, lo cual añade un punto de estrategia si decidimos dejar las palabras más largas y, por lo tanto, más poderosas, para los enemigos más duros, los cuales suelen estar esperando al final del nivel.

En este punto hemos de resaltar algo que consideramos de vital importancia. El juego está completamente en inglés, por lo que, si no tienes un nivel óptimo del idioma, no garantizamos que vayas a llegar demasiado lejos en tu aventura. Un punto, sin duda, que puede ser insalvable para aquellos que no dominen el inglés, pues la propia mecánica del juego nos obliga a crear palabras de la manera más rápida posible, ya que hay un contador que, al llegar a su fin, supone recibir ataques de nuestros enemigos. Siempre se puede ver desde un prisma más constructivo y tomarse el juego como un curso forzado de aprendizaje de vocabulario anglosajón, pero creemos que la barrera idiomática es lo suficientemente importante como para ser reseñada.

No hay mucho más que destacar en cuanto a la jugabilidad se refiere. Cada cierto número de niveles tendremos que enfrentarnos a un jefe y, al final, todo se basará en lo rápidos que seamos encadenando una palabra tras otra para seguir avanzando pisos en la torre.

Cabe reseñar la inexistencia de un menú previo o de diferentes modos de juego. Comenzamos directamente en el meollo de la cuestión, subiendo escaleras y teniendo que enfrentarnos a los primeros enemigos que nos plantea el juego. Como decimos, un planteamiento que no se anda por las ramas, directo y conciso, ideal para partidas rápidas, pues cada uno de los niveles no supera más allá de unos pocos minutos. Como punto negativo a este respecto, hay que señalar que la propia mecánica del juego provoca que se pueda hacer repetitivo en poco tiempo, pues al final todos los niveles tienen la misma estructura.

+ 3 de vocabulario

Uno de los mayores alicientes que tiene el juego es la inclusión de toques más propios de los juegos de rol, pudiendo llegar a mejorar las habilidades de nuestro personaje. Conforme vayamos superando niveles iremos, al mismo tiempo, ganando monedas, con las cuales podremos ir comprando diferente equipamiento. Así, nuestra arma o la vestimenta tienen diferentes niveles de mejora que, al ir adquiriéndolos, nos permitirá mejorar nuestro nivel de ataque o nuestra salud, así como ir obteniendo habilidades especiales como quemar, congelar o envenenar a los enemigos.

La tienda es bastante amplia y, por ejemplo, tenemos hasta 18 armas que podemos ir desbloqueando según avancemos con varios niveles de mejora cada una de ellas. También hay varias túnicas y gorros de mago para desbloquear. La variedad de cosas que se pueden ir adquiriendo en la tienda van desde consejos que nos ayuden en nuestra aventura hasta un cofre que nos otorga un objeto al azar y que se recarga con el paso de las horas. Pero no acaba ahí la cosa y es que también existen una serie de logros que ir desbloqueando y que harán las delicias de los más completistas.

Sin duda este es el mayor aliciente del juego, pues nos irá picando a seguir mejorando nuestro personaje para tratar de solventar ese nivel que se nos está atragantando más de la cuenta.

Magia sin artificios

No se puede decir que Spellspire sea un juego que destaque en lo técnico. En consonancia con el espíritu del juego podemos decir que el aspecto gráfico es simple  y austero, pero al mismo tiempo nos ha parecido muy simpático y consideramos que cumple a la perfección con su cometido.

En cuanto al sonido podemos decir que acompaña perfectamente el ambiente del juego sin llegar a ser molesto en ningún momento, pero no podemos hablar de algo especialmente reseñable o un aspecto realmente diferenciador.

Conclusiones

Spellspire es un juego directo y accesible, problemas idiomáticos aparte, que juega sus bazas en la inmediatez de su planteamiento, lo cual lo convierte en una buena opción para partidas rápidas y distendidas.

Los toques más propios del género rolero le añaden una capa de profundidad necesaria para mantener nuestra atención con el paso de los días, pues no descansaremos hasta tener todo el equipo disponible equipado para fortalecer a nuestro mago parlante.

No se puede obviar el hecho de que para avanzar en el juego necesitarás un buen nivel de inglés, pues toda su mecánica se basa en crear palabras de manera rápida usando para ello las letras que se ponen a nuestra disposición. Tampoco se puede pasar por alto la falta de profundidad en lo jugable, algo que hará que se pueda hacer repetitivo en poco tiempo.

Sin embargo, creemos que se trata de una buena opción para esos momentos en los que, quizá no disponemos de tanto tiempo, y simplemente nos apetece echar una partida rápida y directa sin demasiadas pretensiones. Un título, en definitiva, que se adapta perfectamente al componente portátil de Nintendo Switch.

Podemos adquirir Spellspire en la eShop de Nintendo Switch a un precio de 9,99€.

6.5

[Análisis] Spellspire

Puntuación Nintenderos: Buen juego

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Ideal para partidas rápidas y cortas.
  • Nos anima a conseguir todo el equipamiento lo cual nos puede llevar bastante tiempo.
Flojea en:
  • Imprescindible tener un nivel alto de inglés.
  • Puede hacerse repetitivo.
  • Falto de profundidad jugarle.


Archivado en:  10tons análisis Spellspire

Comentarios