Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] I and Me
PorAnder Lafont  - 
Ver comentarios

[Análisis] I and Me

El planteamiento inicial de este título es bastante simple: llevar a dos gatos que se mueven a la misma vez a unos cuadros donde algo o alguien les fotografiará. Lo que parece una premisa simple y que podría cansar se convierte en el medio para explicar un tema tan complicado como el de la soledad. Y es que, si algo me ha sorprendido de este título es su mensaje.

Ratalaika Games trae a Switch un título que ya estaba disponible en Steam, y que hará las delicias de los amantes de los juegos de puzles y plataformas, pues une ambos conceptos de una manera más que decente. Como nota curiosa antes de empezar, hay que destacar que el título ha sido creado por un desarrollador chino, Wish Fang. Sin más dilación, hablemos más en profundidad de este título.

Jugabilidad

Los controles son muy sencillos, y te harás enseguida a ellos. Como ya he comentado, consiste en llevar a dos gatos negros a sendos cuadros, con la particularidad de que manejas a ambos a la vez, teniendo que realizar diferentes cálculos y acciones, como usar las paredes para acercarlos o alejarlos entre sí, para cumplir el objetivo de cada nivel.

El juego está dividido en estaciones (capítulos), y durante cada estación se añadirá una nueva mecánica que complicará más y más los puzles, como son el uso de palancas, la inversión de movimiento de uno de los gatos y más sorpresas que no quiero desvelar.

El diseño de niveles es uno de los puntos fuertes de este juego, y es que si bien algunos conceptos de puzles se reutilizan, se le añaden cambios que cambian sensiblemente las mecánicas para llegar al final del nivel, no haciéndose pesado ni notando en ningún momento que el desarrollador se quedó sin ideas.

En algunos niveles nos encontraremos unos pergaminos que podremos recoger, que nos resumen fragmentos de la historia del juego y que al recogerse en su totalidad nos darán acceso a 2-3 niveles extra por estación.

Por último, hay que destacar que el juego cuenta con un sistema de ayudas, pulsando la X podrás ver un vídeo en blanco y negro de cómo debes encaminar el nivel (si bien algunas veces te dan la solución completa).

Gráficos y sonido

Estéticamente el juego es precioso, los gatos son muy monos y los enemigos y el escenario no desagrada en ningún momento. Los menús son muy sencillos, no habiendo prácticamente opciones más allá de algunos ajustes de sonido e idioma o la elección de niveles. Como ya anunció el estudio, este «estilo de arte creado a mano» casa muy bien con la tranquila música y la ambientación serena con la que cuenta el título.

Las animaciones son bastante decentes, acompañan bien a la estética y no hay nada que rompa el ambiente dulce y pausado que el juego quiere transmitir al jugador.

La música es excelente, siendo muy tranquilizante y amena y no haciéndose pesada en ningún momento, si bien hará un claro contraste en la parte final del juego, donde las muertes son continuas y los jugadores menos pacientes se desesperarán un poco por la alta dificultad de este tramo final.

Duración

Probablemente el punto flaco de este título, y es que un servidor lo ha terminado en 5 horas, con todo incluido. Para algunos puede quedarse corto, pero creo que este juego, además de una jugabilidad bastante agradable, tiene una historia que no debía alargarse más. A lo largo del título vamos viendo como el «protagonista» poco a poco pasa de la euforia de haber encontrado a un igual a la apatía, queriendo finalmente volver a estar solo.

En este apartado también quiero comentar que probablemente paséis bastante rato intentando superar algunos niveles en particular, y es que de vez en cuando la curva de dificultad asciende drásticamente entre niveles sencillos y tienes que repetir un nivel varias veces hasta conseguir pillarle el tranquillo.

Como «nota negativa», que realmente no lo es tanto, decir que los niveles extra no aportan nada a nivel narrativo, únicamente sirven como reto tras terminar con el juego, si bien todos y cada uno de ellos supondrán un desafío incluso para las mentes más pensantes.

El título NO es demasiado rejugable (a no ser que lo dejes apartado y dentro de unos años, cuando hayas olvidado los puzzles, lo juegues de nuevo), pues los puzzles solo tienen una solución en la inmensa mayoría de casos.

Conclusión

I and Me es una oda a la soledad, y un intento de mostrarnos como piensan las personas menos sociales a través de un gameplay simple pero resultón, acompañado de unos gráficos y una música bastante agradable a la vista y al oído. Se agradece bastante que se hayan tomado la molestia de traducirlo al español, si bien el título cuenta con algunos fallos de traducción bastante graves (trabajar, a una acuerdo [a un acuerdo], aveces…) que deslustran un poco las labores de traducción.

En Steam el título también cuesta 9.99€, así que en ese sentido no hay demasiada queja, si bien el precio puede parecer algo alto para un título de 5 horas, lo compensa de sobra con su jugabilidad y su estética tan cuidada.

Si te gustan los juegos de plataformas y de puzzles, es una compra casi obligada, y si tienes una tarde libre y te apetece jugar a algo diferente, también es una compra recomendada. Tiene ese regusto a juego de plataformas clásico (en algunos niveles el plataformeo es MUY importante), y con el añadido de los puzzles hace que este título destaque en el catálogo de indies de la eShop de Switch, convirtiéndose automáticamente en una de las mejores opciones si estáis buscando un juego con un aire diferente.

Podéis encontrar I and Me en la eShop de Nintendo Switch a un precio de 9.99 € y necesitaréis un espacio libre de 373 MB para poder descargarlo.

Comentarios