Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] ‘Fire Emblem Fates: Conquista’
PorAlberto  - 
Ver comentarios

[Análisis] ‘Fire Emblem Fates: Conquista’

  • Podéis encontrar el análisis de Estirpe en este enlace.
  • Podéis encontrar el análisis de Revelación en este enlace.

Sin lugar a dudas, Fire Emblem Awakening supuso en cierta manera un reinicio en el formato de la saga, la relación entre los personajes, la tridimensioalidad de las batallas, y la cantidad de contenido descargable que se nos facilitaba en esta entrega no sólo nos limitaba a seguir con la trama y luchar de vez en cuando con algunas tropas sin ningún personaje destacado, tal como encontramos en anteriores entregas como Fire Emblem: The Sacred Stones.

Ya en su presentación de esta nueva entrega bautizada como Fire Emblem Fates nos trae consigo dos juegos que bifurcan una misma historia a falta de dos caminos, en tres gracias a su DLC Fire Emblem: Revelación. Bajo una premisa similar a Fire Emblem: Awakening, nos pondremos en el papel de un enigmático protagonista con un pasado por descubrir y una decisión que será clave en el desarrollo de la historia.

Fire Emblem Fates: Estirpe es uno de los 2 principales caminos que podemos tomar, defenderemos el reino de Hoshido, combatiendo junto a Ryoma, Sakura, Tatsuki e Hinoka. Mientras que si conquistamos junto al reino de Norh, invadiremos Hoshido junto a Xander, Camilla, Leo y Elise.

Un inicio lleno de decisiones

fire-emblem-fates-5A medida que vamos jugando a Fire Emblem Fates iremos desbloqueando todas las posibilidades que se nos ofrecen en esta edición.

La primera decisión que se nos permite tomar al empezar el juego es en qué dificultad queremos jugar y en qué modo. En primer lugar contamos con las dificultades: normal, difícil y desafío; de la misma manera que ya había en Awakening. Sin embargo, en los modos de juego, ya nos topamos con una novedad: además del modo de juego Novato (donde nuestras tropas caídas regresaran al final de la batalla) y Clásico (el personaje derrotado no regresará), nos encontramos con el modo de juego Fénix, en este nuevo modo, más «fácil» que el modo novato, las tropas que sean caídas podrán reaparecer en mitad de la misma batalla en la que ha sido derrotado.

Ya elegido nuestro juego, se nos abre una nueva pantalla para personalizar los rasgos físicos de nuestro protagonista. Para esta ocasión, no tenemos los típicos paneles con diversas opciones enumeradas sin más, sino que los diversos peinados y las voces que se nos muestran se muestran en una gráfica según sus rasgos, por lo que ya nos podemos guiar por esos factores según nuestras preferencias.

El nacimiento de un feudo sin fin

En el momento que tomamos nuestra una decisión irrefrenable, de inmediato, la historia cobrará todo el sentido y comprenderemos gran parte de la historia, por lo que no tardaremos demasiado en tener a nuestra disposición todas las opciones que nos brinda este juego.

Lo primero que deberemos hacer es aprender a dirigir nuestro propio castillo. El castillo será nuestro punto base donde prepararnos para la siguiente batalla.  Dispondremos un amplio patio lleno de sitio para construir edificios que nos serán de gran utilidad, que nos facilitarán recursos, podremos conseguir armas y donde las tropas estarán merodeando.

Para ir mejorando nuestro ejército, gracias a la magia de las venas del dragón, tendremos una libertad total para construir edificios a lo largo de toda la plaza que se nos facilita. Cada edificio ocupa un espacio fragmentado en casillas, y nos aportará algún beneficio ya sea la obtención de recursos, la compra/venta de objetos u otras opciones. Además la localización de estos edificios serán clave para nuestra estrategia en uno de los modos de juegos multijugador, ya que cada edificio puede albergar en frente de él a una de nuestras unidades.

Además, en nuestro castillo hay un orbe que será nuestro nexo para todas las opciones del modo de Streetpass, juego en línea y Spotpass, además de disponer también un modo de juego local:

  • Streetpass: Si activamos esta función y nos encontramos con cualquier otro jugador que la tenga activada, su avatar aparecerá en la plaza de nuestro castillo. Si hablamos con ellos tenemos las siguientes opciones: Intercambiar nuestras tarjetas de visita, invadir su castillo o defenderlo de nuestro visitante.
  • Spotpass: Gracias a la función spotpass nos llegarán varios regalos y datos de otros castillos.
  • Juego en línea: Gracias a su opción de juego en línea, disponemos de dos modos de juego para enfrentarnos a otros usuarios a través de internet. La primera opción es visitar el castillo de cualquier usuario e invadirlo, en caso de derrotar a cualquier usuario, ganaremos puntos de para subir nuestros PDV, reclutar a unidades de nuestro oponente, o hacer que nuestras tropas aprendan habilidades que tengan su homólogo de nuestro oponente.
  • Multijugador local: De la misma manera que el juego en línea, podemos abrir una sesión o unirnos a una, tenemos las mismas funciones de invadir o defender nuestro castillo de una invasión, y luchar contra tu oponente en una batalla de nuestras tropas contra las suyas.

Dentro de todas estas opciones, la principal novedad es la posibilidad de jugar en línea o local una batalla con cualquier otro usuario. Un combate en un campo abierto de 5 contra 5, en el que cada jugador cuenta con 5 minutos por turno para tomar todas sus decisiones, tomando como objetivo acabar con el ejército enemigo.

Tu castillo, un menú interactivo

Hasta ahora, antes de cada batalla, disponemos de un menú donde podemos administrar los recursos de nuestro ejército, armas y el trato entre las tropas, en algunas entregas de esta saga, disponíamos del mapa para explorar, combatir con algunas apariciones enemigas y visitar algunas localizaciones para de comprar armas.

Sin embargo, en este título, el menú del juego cambia totalmente, en lugar de toparnos con un mapa dividido en puntos de destino, o un menú lleno opciones y ventanas, nos encontramos con un amplio castillo que actuará como nuestro menú, incluso podemos decir, que es un menú que va evolucionando progresivamente a lo largo del juego.

Cuando comenzamos el juego y estrenamos nuestro castillo, contamos con las opciones básicas tales como: Alimentar a Lilith, algunas construcciones de obtención de recursos, tiendas y tus aposentos.

  • Obtención de recursos: Como principal novedad, surge la necesidad de obtener algunos recursos como madera, comida, joyas… todos estos recursos serán necesario para algunas acciones, como alimentar a nuestros soldados, aunque al principio contemos solo con dos edificios que generen recursos, si visitamos otros castillos en ocasiones sus habitantes nos darán algunos recursos que propicien su fortaleza.
  • Entrenando las unidades: No solo se puede mejorar en el campo de batalla, algunos edificios nos permitirá potenciar las habilidades y las estadísticas de nuestro ejército, incrementar su habilidad con las armas e incluso conseguir que ganen experiencia.
  • Como un patio del recreo: A lo largo y ancho de la plaza, algunos de nuestros combatientes estarán descansando y andando, si nos acercamos a ellos, a veces tendrán algo que decirnos, lo que nos puede beneficiar de diversa maneras: Aumentando la relación entre compañeros, nos pueden dar algún recurso o tal vez un arma.
  • La colocación de los edificios importa: Ya que cuando seamos asediados por otro jugador que nos visite al castillo, los edificios son unos elementos des escenario que estorbarán el paso, aunque estos pueden ser destruidos. Además, cada edificio puede ser el punto de aparición de una de nuestras unidades que custodian el castillo.
  • Quien tiene un amiibo, tiene un compañero: Una de las opciones de la bola de cristal, si tenemos un amiibo de algún personaje de la saga Fire Emblem, si contamos con el lector NFC o una New Nintendo 3DS, nos batiremos en duelo con el personaje de nuestra figura, si ganamos el duelo, este personaje se nos unirá a nuestras filas.

Lucha con tus compañeros… y mímalos

Fire Emblem 3

Luchar junto a tus camaradas para que se hagan más fuertes es esencial para lograr un poderoso ejército irrefrenable, sin embargo, aunque solo sean unos soldados, ellos también necesitan algo de cariño y sentirse queridos. Durante la batalla, si una unidad apoya a otra, a medida que se apoyen, la amistad entre ellos crecerá, que la podemos categorizar en 5 niveles: D, C, B, A, A+ o S (depende de si son «mejores amigos» o pareja).

Luego, en el castillo, hay varias maneras de incrementar la relación entre nuestros compañeros. A través de nuestros aposentos podemos llamar a una de nuestras unidades para que nos visite. He aquí ese minijuego de las caricias que tuvo tanta polémica, en Japón, nuestro visitante podrá ser mimado con nuestras caricias a través de la pantalla táctil de nuestra 3DS, sin embargo, en occidente después de tanta expectación, perdemos esta posibilidad de «tocar» los demás personajes, aunque estos podrán visitarnos, alargarnos y mejorar la relación de nuestro protagonista con estos.

Fuera de nuestros aposentos, dentro de la plaza de nuestro castillo pasearán nuestras unidades, y en ocasiones estas se pararán un momento a charlar, si atendemos a su conversación, la relación entre ellos mejorarán. Además como novedad, se incluye la posibilidad de alimentar a nuestro ejército, por lo que deberemos usar algunos de los recursos que iremos recolectando a lo largo del juego.

Alimentar a nuestras unidades permitirá incrementar temporalmente sus estadísticas dependiendo de qué plato les preparemos, y a parte, podemos alimentar a Lilith, para que suba de nivel a medida que se les alimente y así nos apoyará mejor las incursiones que nos hagan otros jugadores.

slider fire emblem fates

Sistema clásico, trucos nuevos

Evidentemente, toda la acción de este juego se centra en el momento que desplegamos nuestras tropas y nos disponemos a lanzarnos a la batalla. En el mapamundi se nos abre una ventana con todos los eventos que transcurren en nuestro reino, invasiones enemigas, encuentros con bandidos o avanzar en la historia acudiendo al siguiente capítulo son todas la posibilidades que disponemos para empezar un combate.

Una vez en batalla, seleccionaremos qué unidades participarán en ella, la cantidad de tropas en juegos variarán del escenario. Dependiendo del escenario deberemos completar un determinado objetivo: derrotar a todas las unidades, tomar un puesto de control, acabar con el líder enemigo…

Cada unidad cuenta con una serie de rasgos y habilidades que irán incrementando a medida que vayan mejorando su nivel. Estas estadísticas afectarán a la cantidad de daño que causemos y recibamos dependiendo de qué tipo de armas nos encontremos. Por lo tanto, nos encontramos con un sistema de combate clásico de la saga Fire Emblem. Por supuesto, tendremos que tener en cuenta el «piedra, papel y tijera» de las armas, un factor clave para poder asestar con éxito nuestro golpe. Como novedad, contamos con las dagas, un arma arrojadiza que puede alterar las estadísticas del objetivo.

Si habéis jugado a la entrega Fire Emblem Awakening ya estaréis familiarizados con su método de combate individual o en parejas. Sin embargo, encontramos algunos cambios importantes en su sistema y por lo que en el terreno contamos con nuevos factores que nos hará plantear nuestra estrategia:

  • Combate por parejas: Ya en su anterior entrega, se introducía la novedad de que en los combates, una unidad podía entablar combate acompañado de otra tropa de apoyo que podrá asestar un golpe adicional o anular un ataque por completo. En Fire Emblem Fates contamos también con este sistema, aunque con unos cambios muy importantes. Anteriormente, la unidad de apoyo podía tanto atacar como defender bajo una posibilidad relativamente baja. Ahora contamos con dos formaciones por pareja, una de ataque y otra de defensa.
    • Formación de ataque: En caso de que una unidad sin pareja efectúe un ataque y tenga una aliada a una casilla adyacente, esta podrá apoyarle con una alta posibilidad de asestar un ataque adicional e incrementar ligeramente la posibilidad de golpear o esquivar un ataque, aunque el ataque de esta unidad de apoyo se verá reducido.
    • Formación de defensa: Si agrupamos dos unidades en una misma casilla, estas formarán una pareja en los combates. La primera función de esta formación es que la unidad principal verá incrementada sus estadísticas principales. También la unidad de apoyo anulará los ataques efectuados por otras unidades de apoyo. A medida que esta pareja vayan luchando, se irá llenando la barra de Quite, una vez esté llena esta barra, el próximo ataque que recibamos será anulado.
  • Venas de Dragón: Hasta ahora, los escenarios, dentro de sus irregularidades como bosques y muros, siempre habían sido estáticos, sin embargo ahora se añade un elemento nuevo que puede cambiarlos a lo largo de las batallas. Las venas del Dragón son un puntos donde cualquier miembro de la familia real puede activar sus misteriosas habilidades para transformar el escenario, ya sea destruyendo algunos elementos que interfieran en el escenario o creando puntos de curación.
  • Armas irrompibles: Hasta la fecha, casi todas las armas de Fire Emblem se caracterizaban por que tarde temprano se rompían o quedaban inutilizables, por lo que debíamos medir bien cuando usamos las armas. Sin embargo, a excepción de los objetos de curación como pociones y las varas tienen un uso límite, el resto de armas son irrompibles, aunque tendremos unidades limitadas en las tiendas que se reponen con el tiempo. Además de encontrarnos con armas que juegan más con el factor de bajar una propiedad para compensar otra.
  • Accesorios: Además de poder colocar con diversos accesorios a nuestras tropas, estos no tienen solo una labor decorativa, sino también pueden incrementar o reducir los daños que hagamos y recibamos en las incursiones que realicemos.

Evolucionando por simpatía

Las clases de nuestros soldados no son fijas, a medida que suben de nivel pueden promocionar, cambiar de clase y aprender nuevas habilidades, ya en la anterior entrega se incluía la posibilidad de pasar de una clase a otra que en un principio no tienen ninguna relación.

Ahora, la promoción de estas unidades se ven afectadas también por la relación de la unidad que queremos mejorar, y su relación con otros compañeros. Para ello tenemos que cumplir 3 condiciones: que la unidad a promocionar tenga un nivel mínimo de 10, que los dos compañeros tengan un grado de relación A+ o S y usar un orbe de cambio de clase.

Esta transformación nos cambiará las estadísticas de la unidad y nos permitirá aprender otras habilidades que generalmente no podría.

de «espada, hacha y lanza», algunas armas especiales aportarán algunos cambios únicos para este bando del conflicto.

Conquista y dominio

En caso de tomar el camino de Nohr, decidiremos combatir junto a nuestros hermanos adoptivos, encontrándonos con el control de un ejército más similar a otros de anteriores entregan, con clases que resultarán más que familiares como los jinetes, ladrones o bárbaros.

Sin embargo, este camino será con diferencia más complejo que la senda de Estirpe, además no facilitar la evolución de las tropas y la obtención de recursos, las batallas son algo más difíciles, por lo que nos encontramos con un juego más largo y tendremos que medir especialmente nuestras acciones si queremos superar el juego con todas las unidades vivas (si jugamos al modo clásico).

Entre nuestras armas, contamos con las clásicas espadas, lanzas, hachas, arcos, tomos y como novedad, las dagas. Para este camino del juego, tendremos que apoyarnos en las escaramuzas que podamos encontrar para evolucionar a todos nuestros compañeros y asegurarnos la victoria.

Gráficos, música y controles

A nivel de gráficos, podemos apreciar un mayor cuidado del campo de batalla, en lugar de contar con un fondo de universal que se usa a lo largo del nivel independientemente de donde se encuentren las unidades, cuando dos unidades vayan a luchar la cámara hará un zoom donde el escenario cambiará dependiendo de la localización dentro de este, por lo que si luchamos al borde de un puente, la cámara se situará encima de este mismo mapa, mostrándonos una ampliación de este.

Encontramos en esta entrega una mayor cantidad de animaciones y gráficos a lo largo de la historia, sin embargo, estas animaciones con estética anime solo transcurren en situaciones concretas y especiales, por lo que en general, todas las introducciones y prólogo de los combates tienen lugar con las figuras tridimensionales de todos los personajes y con un dibujo de ellos bajo el cuadro de textos.

La figura de los personajes cuentan con un gran detalle que podemos apreciar al visionarlas en el juego, incluso haciéndoles zoom, aunque la gesticulación de estas no es que sea especialmente variada.

Si decidimos jugar con el 3D activado, la animación no se resiente en absoluto, por lo que disfrutaremos de una buena sensación de tridimensionalidad sin que afecte a la fluidez de las animaciones.

La música ha sido cuidadosamente compuesta para que cuadre con cualquier situación, por lo que nos deleitaremos con una gran banda sonora en todo momento, destacando el tema de Azura que será una canción que se repetirá varias veces a lo largo del juego.

Sus controles, aunque las opciones del momento varían dependiendo de la situación, no resulta complejo manejarse por el menú del juego. En batalla, usando el botón A para confirmar y B para retroceder/cancelar, las ventanas siguen siendo las mismas que a lo largo de toda la saga. Pero es en el castillo y en la esfera de cristal donde la navegación por el menú se complica, por lo que tardaremos en hacernos con todas las opciones que realmente ofrece el juego.

El juego se encuentra totalmente traducido en castellano con las voces en inglés.

Conclusión

Fire Emblem Fates, ya sea la versión Conquista, es uno de los caminos que podemos tomar para hacernos con todo en nombre de Nohr, siendo una senda más larga y complicada que no de.

La introducción del castillo como un menú, la planificación de los ataque en parejas, por no mencionar la elección de nuestro camino en la historia son algunas de las novedades que hacen de este juego único, y que merece la pena hacerse con cada una de las ediciones de esta entrega. Su duración de 27 capítulos sumado a las misiones secundarias y al modo de juego online son motivos de sobra que harán amortizar lo que invirtamos al comprar estos juegos.

Como punto negativo, podemos mencionar que alguno de estos cambios puede que los jugadores más veteranos estén de acuerdo. En el combate, hay ocasiones que el desarrollo del combate y los daños que hagamos o recibamos no estén bien balanceados, encontrándonos batallas en las que las tropas enemigas no nos harán ningún daño, o por el otro lado, cuando hacemos una incursión, las tropas enemigas podrán causar estragos de un solo ataque.

Aún tenemos que ver qué nos espera si defendemos el honor de la familia real de Hoshido, que no tardaremos en descubrir.

[Análisis] ‘Fire Emblem Fates: Conquista’

Puntuación Nintenderos: Imprescindible

9.3
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Supone una renovación total de la saga.
  • Una historia profunda y muy buena banda sonora.
Flojea en:
  • En comparación con anteriores entregas, su duración es menor.
  • .




Comentarios