Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Analizamos el Nintendo Direct (14/01/15)

Analizamos el Nintendo Direct (14/01/15)

artículo,
Porser711  - 
Ver comentarios

Gran Nintendo Direct para las portátiles, escaso para la sobremesa. Así es como podríamos definir el primer gran evento de Nintendo en este 2015. Sin arriesgar y cumpliendo con lo prometido, así es como da comienzo Nintendo a este 2015. La estrella del evento fue claramente New 3DS, con su anuncio de salida para el 13 de febrero acompañado de The Legend of Zelda: Majora’s Mask 3D y Monster Hunter 4 Ultimate, toda la carne en el asador para la nueva portátil de la gran N.

Comenzaba el Nintendo Direct con un gran vídeo de ambiente épico, donde los conocedores de la saga identificaron rápidamente a Fire Emblem, derivándose hacia la gráfica y jugabilidad de 3DS, los jugadores de 3DS vitoreaban mientras los jugadores de Wii U se quedaban perplejos preguntándose a qué se debía todo la introducción anterior. Así, se suceden los juegos de 3DS con juegos que nos recuerdan al Candy Crush Saga hasta que, de repente, Iwata suelta la primera gran bomba del evento, los juegos de Wii saldrán a la venta para Wii U en la eShop, y con súper descuentos durante su primera semana.

Así, nos abandona Iwata y llegan los directores regionales con las novedades en cada territorio. Ahora comienza el momento de Wii U con su gran sorpresa, el nuevo y misterioso juego desarrollado por Bandai Nambo en exclusiva, y dos de los grandes pelotazos de este año como son Splatoon y Xenoblade Chronicles X. A partir de aquí, dedicación exclusiva a New Nintendo 3DS y los grandes lanzamientos para las portátiles de este año.

Hasta aquí todas las noticias las podréis encontrar en nuestro resumen del Nintendo Direct, a partir de ahora hablaremos de las sensaciones que nos han dejado.

La primera sensación que nos deja este primer evento es la vuelta a la apuesta por el mercado portátil, dejando de lado a la sobremesa. Muchas novedades para las portátiles mientras que las de Wii U parecen más de lo mismo, grandes juegos pero pocas novedades. Lo único novedoso es el juego nuevo de Bandai Namco que por el momento llamaremos Project Tresaure. Pero nada se ha dicho de grandes juegos muy esperados como el nuevo Starfox o el nuevo Zelda de Wii U, donde del primero, por ejemplo, no hemos podido ver siquiera un tráiler hasta el momento. Por otro lado aluvión de noticias de New Nintendo 3DS, con Monster Hunter 4, The Legend of Zelda: Majora’s Mask y Xenoblade Chronicles 3D como grandes abanderadas de la consola, e interesantes aplicaciones como la que nos permitirá ver anime desde nuestras portátiles. Estaba claro que presentando la nueva consola lo normal era que el evento se volcase con ella, pero parece excesivo dedicarle a ella 30 minutos de Direct mientras que Wii U se quedó nada más que con 10, cuando suponemos que en ventas las necesidades serán inversas.

La segunda es que ese desierto en el que parecía instalada Wii U a comienzos de este año se disipa con la confirmación de Mario Party 10 para marzo y Splatoon para mayo. Con la salida al mercado de la portátil en febrero, junto con los dos juegos antes comentados, la lógica dicta no sacar nada para la otra plataforma, pues sería totalmente eclipsada. Parece que Nintendo por fin se dio cuenta de su error del año pasado y no está dispuesta a repetirlo en este, grandes noticias para los jugadores aunque no para sus bolsillos.

La tercera será sobre la salida de New 3DS pero sus pocos exclusivos. Nos explicamos, está muy bien que Nintendo no se olvide de la 3DS original pero, sabiendo que la nueva consola será mucho más potente que su predecesora, si comparten prácticamente todos los títulos, la nueva máquina será bastante prescindible dentro del mercado. Nintendo deberá reforzar un poco su catálogo sin descuidar a su predecesora, difícil papeleta.

Por último resaltar la gran evolución que han sufrido títulos como Splatoon y Xenoblade Chronicles X, donde al comienzo parecían grandes juegos con algunas carencias, pero ahora uno hasta se puede convertir en una pequeña red social donde interactuar con otros jugadores antes de ir a la batalla, y el otro se convirtió en un título a la altura de los más grandes a nivel gráfico, con algunas bajadas de frames y pequeños defectos que suponemos pulirán durante este año, pero que sin duda será de los grandes RPG de la generación. Mientras los juegos de Nintendo presenten tan altos niveles de calidad, poco tendrá que temer la gran compañía al futuro.

Comentarios: