Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Estás en: Inicio > Artículos

Pokémon mini, la mini-consola de Nintendo

artículo,
PorMother_Brain  - 
Ver comentarios

 

La Pokémon mini se lanzó al mercado en 2001 y es una de las consolas portátiles de tamaño más reducido. Está enfocada a juegos sencillos y sin muchas pretensiones, ambientados en la franquicia Pokémon. No tuvo tanto éxito como sus «hermanas mayores» de la familia GameBoy, por una parte por la escasez de títulos sufrida en EEUU y en Europa, y por otra debido a sus gráficos en blanco y negro.

Pesa solamente 70 gramos con una pila AAA y el cartucho del juego y tiene aproximadamente el tamaño de una caja de cerillas. Se comercializó en tres colores distintos: verde, morado y azul, que corresponden cada uno a un Pokémon (Chikorita, Smoochun y Wooper respectivamente).

La Pokémon mini y su cartucho comparada con una caja de cerillas.

 

La consola tiene interesantes funciones como la Función reloj que nos permitirá usar la consola como alarma, despertador o un simple reloj (recordemos que en la época, las consolas portátiles no solían tener reloj como ahora). Además, incluye un sensor de movimiento que nos permitira jugar a algunso juegos con solo sacudir la mano. Incorpora también la posibilidad del juego multijugador mediante puerto infrarrojo, sin duda un acierto en la consola.

 

La lista de juegos que vimos por estos lares es más bien escasa, aunque son títulos de calidad teniendo en cuenta la idea para la que está diseñada la consola. No jugaremos a ellos sesiones de 5 horas como hacemos con las sobremesa, pero son ideales para esperar en la consulta del dentista o echar unas partidas en ratos muertos. Con la consola se incluye uno de los títulos, el Pokémon Party Mini, posibilitándonos jugar en el mismo momento de abrir la caja.

No obstante y como ya he dicho arriba, el principal defecto de esta consola no es tanto la escasa potencia que posee (la potencia no asegura la diversión), si no el escasísimo catálogo que vimos en Europa, de solo 5 juegos. En Japón salieron un puñado de juegos más, pero no suficientes como para constituir un catálogo surtido. A pesar de que no se hayan desarrollado muchos juegos oficiales, si que hay ciertos proyectos homebrew que tratan de aprovechar la consola.

Hablemos un poco de los 5 juegos oficiales que vimos en Europa. Sus títulos son muy descriptivos y sonoros; no dejan lugar a dudas de lo que nos vamos a encontrar en el juego.

 

Pokémon Party mini: Un sencillo juego party con algún que otro mini-juego multijugador, aunque la mayoría están pensados para jugar en solitario. Pondremos a prueba nuestros reflejos en una carrera con Pikachu o trataremos de prestar la más absoluta atención encarnando a Slowbro como arbitro de tenis. El juego añade la función cronómetro y despertador a la consola (el resto de juegos solo tienen despertador).

Pokémon Pinball mini: Un sencillo juego de Pinball que lejos de tener como objetivo obtener el mayor número de puntos nos invita a meter la bola por los agujeros que hay repartidos por la pantalla. Los lanzadores son Pokémon y la bola, una PokéBall.

Pokémon Puzzle Collection: Muchos puzles de 4 tipos distintos, contenidos en un solo cartucho de reducidas dimensiones. Los primeros puzles son sencillos, pero a medida que avanzamos, nos encontramos con todo un reto para nuestro ingenio. Cada vez que acabemos un puzle, rescataremos un Pokémon. ¿El objetivo? Salvar toda la Pokédex.

Pokemon Tetris mini: No hay mucho que comentar. Un «clon» del clásico inmortal pero con la ambientación de las pequeñas criaturas.

Pokémon Zany Cards: Juego de cartas sencillo que permite jugar a dobles mediante infrarrojos.

 

Pokémon Party mini                       Pokémon Pinball mini

     

Pokémon Puzzle Collection         Pokémon Tetris mini

       

Pokémon Zany Cards

Comentarios: