The Game Awards: Cómo se crearon y la implicación de Nintendo
Artículos Destacados

The Game Awards: Cómo se crearon y la implicación de Nintendo

El evento que reúne a las premiaciones y anuncios más importantes

Cada vez falta menos para la celebración de los The Game Awards 2022, la gala de premios más importantes de la industria.

Este año tendremos a algunos juegos exclusivos de Nintendo Switch nominados para ser premiados. Estos incluyen a los populares Splatoon 3, Xenoblade Chronicles 3, Bayonetta 3, Kirby y la tierra olvidada, y muchos más.

La expectativa por el resultado de las premiaciones sigue creciendo. Es por ello que hemos pensado que sería divertido repasar un poco más los orígenes de este famoso evento anual, así como su relación con Nintendo.

¿Qué son los The Game Awards?

The Game Awards es una celebración anual de entrega de premios relacionados con la industria del videojuego. Se inauguró el 5 de diciembre de 2014 en el AXIS Theatre de Las Vegas con la participación de varias desarrolladoras importantes. Estas contribuyeron al éxito de la gala, por no decir que el triunfo dependió completamente de ellas, como veremos más adelante.

Los The Game Awards se celebran cada año en diciembre, usualmente con un evento presencial. Los fans pueden asistir no solo a presenciar la entrega de premios, sino también a ver anuncios, probar juegos nuevos y conocer a figuras reconocidas de la industria.

 

Conoce al responsable de las premiaciones: Geoff Keighley

Los The Game Awards son producidos por Geoff Keighley, quien es conocido por ser además el presentador de la gala. Pero Keighley es más que una celebridad, ya que tiene años de experiencia organizando entregas de premio.

El antiguo periodista de juegos canadiense trabajó en la primera entrega de premios de videojuegos televisada en 1994. Era tan solo un adolescente en ese entonces, pero ayudó escribiendo material para los presentadores William Shtaner y Leslie Nielsen. Desafortunadamente, el evento titulado “Cybermania ’94: The Ultimate Gamer Awards” fue un fracaso por tener más “comedia” que celebración.

Aun así, Keighley tomó la experiencia de inspiración y se prometió hacer un evento más serio y parecido a los “Academy Awards” para los videojuegos en el futuro.

The Game Awards

Más de 10 años trabajando en entregas de premios

Keighley dedicó su carrera a la entrega de premios antes de los The Game Awards. En 2003 comenzó a trabajar en los Spike Video Game Awards (abreviado como VGA), donde hizo de productor e incluso de presentador en algunas ocasiones. El evento se presentaba a finales de cada año y su función era conmemorar los mejores juegos de los últimos 12 meses.

Todo parecía marchar bien, aunque algunos años el programa televisivo tenía más recepción que otros. En 2012, Spike TV invirtió en los VGA contratando a nada menos que Samuel L. Jackson como presentador, lo que mostró que los videojuegos eran cada vez más populares. Sin embargo, el año siguiente no se ofreció el mismo apoyo.

Los VGA de 2013 fueron renombrados como los “VGX” en referencia a la nueva generación de consolas. Pero aunque Spike TV contrató al comediante Joel McHale para presentar la gala junto a Keighley, el evento recibió un recorte de tiempo a solo una hora.  La entrega de premios se emitió en línea antes de su estreno en televisión, lo que dividió un poco al público.

En general se consideró que el evento de 2013 fue una decepción, pues estaba enfocado más a producir dinero a través de los patrocinadores que a celebrar los videojuegos. Aun así, Spike se mostró dispuesta a realizar una gala en 2014, aunque esta solo será online sin involucrar la televisión.

The Game Awards

El origen de los The Game Awards

Geoff Keighley no estaba contento con los recortes y la nueva dirección, por lo que para el 2014 ya había abandonado Spike TV. Permitió que la compañía siguiera con los VGX, que hasta ahora habían sido su proyecto. Sin embargo, Spike tomó la decisión de abandonar las entregas de premio. Por lo tanto, con el permiso de la compañía, Keighley decidió hacer un evento con sus propios medios.

Pero es imposible hacer una celebración de este calibre solo, así que Keighley usó su experiencia de periodista para conectar con las desarrolladoras y manufactureras más importantes del momento: Nintendo, Sony y Microsoft. Keighley los convenció de que apoyaran el evento que produciría él mismo con un millón de dólares de su bolsillo.

Con el apoyo de las grandes compañías de videojuego, otras empresas se sumaron, lo que resultó en una gala muy exitosa. Con el dinero disponible pudo contratar el AXIS Theater en Las Vegas, que en futuras galas sería reemplazado por el Microsoft Theater en Los Angeles.

El éxito del primer The Game Awards le aseguró a Keighley nuevos patrocinadores, lo que se tradujo en un aumento del presupuesto anual. Con cada gala, el evento se convirtió en un punto de reunión importante para los fans, tanto en vivo como en línea. El productor incluso se ha dado el lujo de rechazar las ofertas de algunos canales de televisión, pues prefiere tener control sobre la dirección. En su lugar, la transmisión se realiza en directo a través de las plataformas de streaming más populares.

El impacto de Nintendo en la primera gala

La idea de una entrega de premios puede ser poco atractiva para muchos. No todos estarán de acuerdo con los ganadores, y muchos ni siquiera estarán interesados en los honores otorgados por otros. Es por ello que la fórmula de The Game Awards es especial.

La gala no solo era una entrega de premios, sino una celebración a la industria. Y celebrar a los videojuegos en, en gran medida, celebrar a Nintendo. Prueba de ello es que en el evento del 2014, el evento abrió sus cortinas con música en vivo en honor a la serie Super Mario Bros. Un momento después entró en escena el carismático presidente de Nintendo of America (ahora expresidente), Reggie Fils-Aimé.

Pero algo que en realidad diferenció a esta entrega de premio fue que contó con anuncios importantes en vivo. Por parte de Nintendo se mostró el Super Mario Maker de Wii U, uno de los mejores de la franquicia junto a su secuela.

Aunque lo que realmente dejó al público con los pelos de punta fue el primer vistazo a The Legend of Zelda Breath of the Wild por parte de Miyamoto y Eiji Aonuma. Unos años más tarde, esta obra de arte habría hecho historia.

The Game Awards

El paso de Nintendo por los The Game Awards

Tras los impactantes y divertidos anuncios realizados en los The Game Awards 2014, los fans esperaban lo mismo de los eventos siguientes.

En los The Game Awards 2015, la gala completa se tomó un momento para honrar al fallecido Satoru Iwata, uno de los responsables de dar forma a la industria. Nintendo sin dudas marcó el evento durante ese año, aunque de una forma más conmovedora.

El siguiente año se mostró un gameplay del cada vez más esperado The Legend of Zelda: Breath of the Wild. No fue un gran evento por parte de Nintendo, pero ahora sabemos que la compañía estaba ocupada trabajando en la sucesora de Wii U, la innovadora Nintendo Switch.

Y este popular Zelda también se robó la atención de los The Game Awards en el 2017, pero esta vez como ganador. S ellevó a casa los premios a Juego del Año, Mejor dirección, y Mejor juego de acción y aventura. También se anunciaron Bayonetta 1 y 2 para Nintendo Switch, lo que alegró a muchos fans.

Los siguientes años vimos importantes anuncios, incluyendo a Joker de Persona 5 y Sefirot para Super Smash Bros. Ultimate, Bravely Default II, e incluso la emotiva despedida de Reggie como presidente de Nintendo of America.

Aunque de a poco, Nintendo tuvo un gran impacto en esta celebración cada año. Esto a pesar de que la Gran N tiene su propio evento, los famosos Nintendo Direct. Es muy probable que sigamos viendo cómo la compañía deja su significativa marca en los años que están por venir.

Más artículos sobre los The Game Awards 2022


Archivado en:  Nintendo The Game Awards