5 historias de miedo con Pokémon terroríficos
Artículos Curiosidades

5 historias de miedo con Pokémon terroríficos

Sin respeto por los humanos

Dentro del mundo de Pokémon hay historias que dan auténtico miedo. Aunque sus títulos estén llenos de vida y color, muchas criaturas cuentan con un origen tenebroso. Desde causar pesadillas hasta secuestrar niños o provocar una muerte instantánea, en el universo de estos monstruos de bolsillo no todo es tan inocente como parece. Por ello, hoy os contaremos cinco casos tenebrosos de algunos Pokémon que, probablemente, no supierais que tenían un pasado tan oscuro.

Hypno es uno de los Pokémon que más miedo da

Es imprescindible incluir a este monstruo de bolsillo de la 1ª generación. Su aspecto humanoide, su gran nariz y su postura encorvada le ha convertido en una de las figuras más reconocidas de Kanto. De hecho, esta fisionomía tan característica ha provocado que Hypno sea el protagonista de numerosos creepypasta. Sin embargo, lo que hoy os contaremos pertenece al lore oficial de la franquicia.

Según su descripción de la Pokédex, Hypno utiliza su péndulo para hipnotizar a todos aquellos que se crucen en su camino. Esto implica que, a diferencia de otros Pokémon, a este no le importe atacar a humanos. Una vez consiga que sus víctimas se queden dormidas, Hypno procederá a devorar sus sueños para satisfacer sus deseos. En los juegos de la saga, por ejemplo, le hemos visto secuestrar a una niña y llevársela hasta el interior de un bosque. Por su origen y sus intenciones, Hypno es, además de uno de los Pokémon que más miedo da, el favorito para crear historias de terror. De hecho, este cuenta incluso con una canción tan críptica como tenebrosa.

Mimikyu solo busca un amigo con el que jugar

Puede que Mimikyu sea el protagonista de la historia más triste de este artículo. Este Pokémon perteneciente a la región de Alola debe su nombre al termino japonés ikiryōuna palabra que designa a la manifestación del alma de una persona viva. Según las creencias de la cultura nipona, se cree que si una persona tiene suficiente rencor por otra, una parte de su alma puede proyectarse frente a esta con el objetivo de maldecirlo o perjudicarlo. Mimikyu, al no ser Pikachu, experimentaría ese odio hacia el Pokémon más conocido de la licencia.

A diferencia del fiel acompañante de Ash, Mimikyu nunca ha destacado por ser un Pokémon muy popular. Por ello, confeccionó un disfraz con el que planeaba hacerse por Pikachu y, así, ganarse el cariño de la gente. Sin embargo, su plan nunca llegó a salir bien. Para su desgracia, cuando Mimikyu se protege de algún ataque parte de su disfraz se cae. Tras esto, este misterioso Pokémon deja a la vista parte de su forma original, un descubrimiento que nadie ha podido ver sin morir en el intento. La propia Pokédex confirma que un investigador, al intentar mirar dentro del saco, murió de forma instantánea. Mimikyu, que solo busca un amigo con el que jugar, está condenado a no interactuar con nadie hasta el fin de sus días.

El Pokémon Gengar es la viva imagen del miedo

El tipo fantasma está relacionado directamente con estos orígenes oscuros. Gengar, uno de los Pokémon más carismáticos de la 1ª generación por poder obtenerse solo vía intercambio, no iba a quedarse fuera de esta lista. Según parece, Gengar está basado en el tenebroso concepto de la gente sombra, un fenómeno que consiste en creer que existen ciertas entidades paranormales con forma de persona que buscan darnos un gran susto. Y, tal y como se describe en la Pokédex, esto se corresponde con la actividad favorita de Gengar.

Este Pokémon, capaz de levitar pese a tener extremidades, disfruta invocando espíritus malignos que provoquen desgracias. Así, será habitual encontrar a Gengar realizando trastadas en cementerios o lugares abandonados, en ocasiones acompañado por Ghastly y Haunter. Además, parece que tiene cierto gusto por provocar que los viajeros se pierdan para, más tarde, robar sus almas. Sin embargo, muchos destacan que este Pokémon es uno de los compañeros más fieles si se topa con un entrenador con su misma personalidad. Sin duda, una de las historias más curiosas del universo de la licencia.

Phantump tiene el origen más triste

Cuando dos niños se perdieron en el bosque y, por desgracia, fallecieron poco después, el primer Phantump surgió de entre las sombras. Según reza la Pokédex, estos Pokémon surgen cuando el alma de un niño encuentra paz en un tocón del bosque. Así, muchos de los espíritus de estos infantes que se perdieron en el bosque han terminado transformándose en Phantump, una criatura de 6ª generación que se ganó el honor de ser una de las más carismáticas de la región de Kalos.

Pese a su apariencia inocente, Phantump es un Pokémon perturbador capaz de provocar que los humanos pierdan el rumbo. Gracias a su capacidad de imitar la voz de un niño, este Pokémon llama a las personas desde el bosque y, una vez se adentran, provoca que se pierdan y pasen un mal rato. Su evolución, Trevenant, disponible a través de intercambio, protege a las criaturas más pequeñas que viven entre sus ramas. Sin embargo, no se muestra tan amable con aquellos humanos que perturban su descanso. Tanto Phantump como Trevenant, por motivos obvios, carecen de cariño alguno hacia los humanos de su región.

Drifloon está de moda tras el regreso a Sinnoh

La vuelta a esta región ha provocado que muchos conozcan o descubran esta curiosa historia. En la actualidad, muchos humanos utilizan a Drifloon para transportarse por el aire. Agarrados a sus extremos, estos pueden recorrer distancias en el aire hasta el punto que deseen. Sin embargo, el motivo por el que este Pokémon es capaz de realizar esta hazaña es muy tenebroso. Según describe la Pokédex de Sinnoh, su región de origen, Drifloon está compuesto por espíritus de personas y Pokémon. Así, este “simpático” monstruo de bolsillo, lejos de querer transportarte, tiene en realidad una doble intención bastante siniestra.

A través de los años, Drifloon ha aparecido en numerosos títulos de la franquicia. Gracias a esto, la información de esta criatura se ha ido ampliando, razón por la que ahora conocemos más datos de los que nos revelaron en sus orígenes. Aparentemente, Drifloon tendría predilección por secuestrar niños. Esto se debe a que, por su poco peso, le será más fácil transportarlos y llevarlos al otro mundo. A su vez, también se ha descubierto que aumentará su tamaño cada vez que consiga una nueva víctima. Al evolucionar a Drifblim, en cambio, deja de buscar contacto con los humanos. Sin embargo, sigue siendo incapaz de evitar que desaparezcan en extrañas circunstancias aquellos con los que interactua.

Y tú, ¿conocías estas historias de miedo protagonizadas por Pokémon? ¿Te gustaría contarnos alguna que no esté presente en el artículo? Os leemos en los comentarios.


Archivado en:  Pokémon