Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Drawn to Life: Two Realms para Nintendo Switch y PC
PorCarlos Alberto Y. S.  - 
Ver comentarios

[Análisis] Drawn to Life: Two Realms para Nintendo Switch y PC

Parece mentira, pero ya hace más de una década desde que la franquicia de Drawn to Life desapareció de sopetón de nuestras vidas, dejándonos innumerables recuerdos y un final bastante inesperado que marcó las infancias de muchos (y para qué engañarnos, algún que otro trauma de paso). Sin embargo, su ausencia hasta ahora estaba justificada; al fin y al cabo, THQ, la propietaria de los derechos de la franquicia, acabó quebrando, y fue 505 Games la que acabó haciéndose con el poder de decisión sobre el futuro de la serie. Y es que hoy, precisamente gracias a ellos, os traemos nuestro análisis de Drawn to Life: Two Realms, título que aterriza hoy mismo y que podréis disfrutar tanto en Nintendo Switch como en PC y dispositivos móviles.

Como nota aclaratoria antes de comenzar, hemos de comunicaros que, como excepción, la versión que hemos jugado en un principio es la de PC, y esto se debe principalmente a que fue la que se nos pudo facilitar antes del lanzamiento. Aún así, esta es exactamente idéntica en contenido a la de Nintendo Switch, a la que ahora jugamos, así que si no hay sorpresas (como posibles problemas de rendimiento, los cuales consideramos poco probables), todo lo que os contemos a continuación aplicará también a dicha versión del juego.

Una vez tratado esto y sin más dilación, comencemos; ¿Drawn to Life: Two Realms está a la altura del legado de la serie? ¿La nostalgia por el título está justificada? ¿Ha resistido al paso del tiempo? Si queréis saber la respuesta a esta y otras muchas más preguntas, ya sabéis… Agarrad muy bien vuestros lápices, ¡que arrancamos!

Aquí el diseño… ¡Lo pones tú!

La historia de Drawn to Life: Two Realms nos traslada a después de los acontecimientos del último juego de la serie, donde Mari, la que era hija del alcalde de Rapovilla, ya es oficialmente una alcaldesa novata que tiene que lidiar con el retorno de la Oscuridad (para lo que, por supuesto, necesitará nuestra ayuda), por lo que haciendo uso de un poderoso libro, nos llamará a su mundo para que volvamos una vez al rescate, convirtiéndonos en un héroe que podremos dibujar y nombrar a nuestro gusto (por ejemplo, nosotros hemos optado por ser Kirby, como podéis ver), un sello característico de la serie.

Así, una vez encarnados, tendremos que irnos de aventura alternando entre el mundo humano y el de los Raposa, cumpliendo los encargos que se nos confieran y resolviendo los entuertos que los simpáticos habitantes de este mundo nos deleguen, los cuales, eso sí, siempre se resolverán en niveles compuestos por tres pequeñas fases en los que tendremos que abrirnos paso girando, saltando y trepando para, finalmente, ser nosotros (en una suerte de mecánica similar a Super Mario Maker) los que coloquemos a los enemigos a nuestra conveniencia para poder recoger el máximo número de monedas posibles y salir airosos de la situación que se nos presente.

Así pues, esta será la dinámica a seguir durante gran parte de la aventura: recorrer un mapa lleno de habitantes (con un ciclo día/noche, algo que nos ha llamado la atención ya que tampoco se hace un uso demasiado denotado de ello) donde se nos indicará dónde ir o con quien hablar para luego resolver los niveles que os hemos mencionado, continuando así con la aventura. Por supuesto, esto que os contamos es un desarrollo que dista un poco de los juegos originales. Sin embargo, no termina de funcionar mal, y da la talla para hacernos pasar un rato que, aunque diferente, no deja de ser divertido.

El inesperado regreso de un clásico moderno

Una de las cosas más positivas que tiene Drawn to Life: Two Realms es que tiene un gran número de desbloqueables a cambio de las monedas que podemos conseguir en las distintas fases. Desbloqueables, por supuesto, que actúan en la forma de patrones de diseños para nuestro personaje, lo que nos permitirá personalizarlo a nuestro gusto sin tener que darle demasiadas vueltas a nuestro diseño ideal, algo que es de agradecer.

Fuera de eso, y a pesar del salto a la alta definición, el juego mantiene gran parte de su esencia de antaño, con unos diseños muy bien cuidados y alguna que otra ilustración que, sin lugar a dudas, da la talla en lo que a los títulos originales respecta. La música, eso sí, puede pecar de repetitiva, y es que tampoco se puede decir que haya demasiada variedad en su banda sonora.

Por último, queremos destacar otro par de cualidades positivas del título, las cuales son, por una parte, su bajo precio (9,99 euros en Nintendo Switch y PC, y menos aún en móviles), a lo que se suma el hecho de que sea un título localizado al castellano, lo que nos quiere decir que, sin lugar a dudas, es un juego más que accesible con una buena relación en cuanto a precio y calidad, algo que será de agradecer para muchos de los que estéis dudando en si darle o no una oportunidad.

Así pues, poco más nos queda por decir, salvo que, si tenéis alguna duda con respecto al título, nuestra recomendación es que le deis una oportunidad por vosotros mismos, porque, a pesar de distar de ser una experiencia muy compleja, se interpreta más como una pequeña nueva apuesta por la serie y su posible futuro; un tímido intento para determinar si la franquicia de Drawn to Life merece una nueva oportunidad para ir con todo por la puerta grande, o si por el contrario, es mejor que siga permaneciendo dormida. Nosotros lo tenemos claro, ¡y es que queremos más! A fin de cuentas, está claro que el potencial está ahí, solo falta desarrollarlo.

Conclusión

Drawn to Life: Two Realms no es un juego perfecto, ni mucho menos, pero es un buen retorno para una franquicia que, de otra forma, seguiría en un reposo prolongado. Por supuesto, habrá cosas que los fans de las entregas originales echen de menos, sobre todo a nivel de jugabilidad, sin embargo, no tenemos temor en afirmar en que el balance del título acaba siendo positivo, continuando de una buena forma con el mundo que creímos acabado años atrás con el retorno de personajes muy queridos por los fans de la serie y una jugabilidad que, a pesar de que puede tornarse algo reiterativa en algunas de sus mecánicas, da el pego mezclando los puzzles y las plataformas con mucha, mucha creatividad.

Así pues, si queréis lanzaros a la aventura y disfrutar de lo que tiene por ofrecer Drawn to Life: Two Realms, como siempre, la decisión final será únicamente vuestra. Puede que lo que os encontréis no sea igual aquello que experimentasteis en su día, pero aún así, es algo digno de ser jugado, y eso no deja de ser de agradecer: tener el valor de reinventarse y adaptar a los nuevos tiempos algo querido por todos. Este juego tiene ese valor, y sin importar cómo haya sido el resultado (el cual, a pesar de todo, es decente), eso es algo digno de aplaudir.

Drawn to Life: Two Realms se encuentra disponible para Nintendo Switch, PC y dispositivos móviles a un precio de 9,99 €, eso sí, únicamente en formato digital, pero con una duración aproximada de unas 8 horas y localizado a un perfecto castellano.

[Análisis] Drawn to Life: Two Realms para Nintendo Switch y PC

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • El rescate de una serie clásica tras más de una década.
  • Poder personalizar al héroe y otros elementos a nuestro gusto.
  • Localizado al castellano y a precio asequible.
Flojea en:
  • Puede pecar de ser repetitivo en sus mecánicas.
  • La historia no resulta demasiado interesante.
  • Carece de ciertos elementos de las entregas originales.




Comentarios