Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Artículo] PlayStation 5 y Xbox Series X: ¿cómo afecta a Nintendo la nueva generación de consolas?
PorRafa Canosa  - 
Ver comentarios

[Artículo] PlayStation 5 y Xbox Series X: ¿cómo afecta a Nintendo la nueva generación de consolas?

Recientemente, Sony presentó al mundo su nuevo caballo de guerra de cara a la generación de consolas que se avecina: PlayStation 5. Durante la conferencia, se mostraron los primeros videojuegos que llegarán al sistema, siendo algunos juegos exclusivos y otros exclusivos de forma temporal.

Está previsto que Microsoft haga lo propio con su Xbox Series X, durante el evento preparado para mediados de julio. La carrera generacional ya ha comenzado y Nintendo continúa aparte con su gallina de los huevos de oro. Pero, ¿cómo afecta a Nintendo Switch esta nueva generación de consolas? ¡Vamos a analizarlo!

Juegos multiplataforma

Desde que el mundo es mundo y Nintendo empezó a desarrollar videojuegos y a sacar sus propios sistemas, las empresas desarrolladoras third party siempre han tenido un problema a la hora de lanzar sus productos en las máquinas de Nintendo. ¿El problema? Cuando lanzas un videojuego en una consola de Nintendo, sabes que estás compitiendo contra la propia Nintendo, y eso, como hemos podido observar durante todos estos años, no sale bien. Cuando Nintendo saca al mercado algún videojuego exclusivo, ya sea un Mario, un Zelda, Pokémon… el resto de las compañías saben que durante ese mes sus ventas se van a ver opacadas por las del título exclusivo de la gran N.

Nintendo es consciente de este ‘problema’, por ello, si os fijáis bien, podéis ver cómo deja huecos en el calendario, pequeños espacios de tiempo para que las empresas third party lancen sus títulos. Pero el problema no acaba ahí: en el año 2006, Nintendo sacó a la venta Wii, lo que fue un cambio de paradigma total para la empresa nipona. Hasta ese momento Nintendo había lanzado al mercado un total de cuatro consolas de sobremesa (NES, SNES, N64 y NGC) todas ellas eran punteras a nivel técnico, pero la derrota generacional de N64 contra PlayStation 1 y las escasas ventas de GameCube hicieron que la compañía comandada en aqual entonces por Satoru Iwata decidiese tomar un camino completamente distinto al de sus competidoras (Sony y Microsoft), decidiendo apostar por otras alternativas a la hora de jugar, alejándose de la carrera por la potencia gráfica que a día de hoy todavía mantienen PlayStation y Xbox.

Cuestión de números

Si al problema histórico de Nintendo con los multiplataformas le sumamos la llegada de PS5 y Series X el cóctel es todavía más peligroso. No es raro ver que muchos de los juegos más destacados del momento no se portean a la consola híbrida de Nintendo, y son pocas las compañías que se animan a hacerlo y menos aún las que llevan a cabo trabajos notables. Ports recientes como The Outer Worlds son prueba de ello.

Esta diferencia se va a incrementar con la llegada a finales de curso de las nuevas consolas. Esto hará que todavía menos empresas decidan portear sus juegos. Casos como el de DOOM, The Witcher 3, Dragon Quest XI parecen correr peligro. Nintendo Switch pasaría a contar sólo con los títulos first party y los indies, es decir, se quedará sin apoyo third party si no consigue exclusivos. Switch está siendo un exitazo a nivel de ventas, va camino de romper todos los récords, pero si la compañía de Kioto quiere seguir con este camino tiene a mi parecer tres opciones sobre la mesa:

  • Comprar exclusividades como ya ha venido haciendo estos últimos años con títulos como Bayonetta o Astral Chain.
  • Mantener la consola a base de indies, multijugadores que no requieran gran potencia gráfica y títulos exclusivos de la propia Nintendo.
  • Lanzar una Nintendo Switch Pro para volver a poner las cosas algo más parejas.

La primera y la tercera parecen las opciones más viables hasta el momento, aunque debemos tener en cuenta que si hay algo que caracteriza a Nintendo es lo imprevisible que es y cómo puede sorprendernos en cualquier momento. ¿Bastaría con seguir teniendo third party exclusivos como los que hemos visto hasta ahora? ¿Es Switch Pro una buena opción?

Sea como fuere, ¿vosotros qué opináis? ¿Creéis que PS5 y Series X afectarán a las ventas de Switch? ¿Pensáis que propiciarán la llegada de una Switch Pro? Podéis dejarlo en los comentarios.

Comentarios