Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
Pokémon: 10 cosas tristes en la vida del Pikachu de Ash
Noticias, Noticias móvil

Pokémon: 10 cosas tristes en la vida del Pikachu de Ash

Compartir en:

A 25 años de que inició la gran aventura de Pokémon en todo el mundo, uno de los personajes más queridos, sin lugar a dudas, es Pikachu, quien no sólo ha demostrado su inteligencia, carisma y capacidad de querer a Ash como ningún otro.

Sin embargo, la vida de este personaje es más complicada de lo que parece, ya que durante sus cinco lustros en la franquicia ha peleado contra Pokémon más temibles que él, ha perdido a algunos amigos y su día a día parece más monótono de lo que aparenta.

He aquí algunos de los aspectos más tristes en la vida del Pikachu de Ash.

Es considerado un principiante

En todos los los juegos de Pokémon siempre se debe elegir a un Pokémon inicial con el que iniciará el entrenamiento y en la mayoría de estos títulos ha aparecido Pikachu, a pesar de su gran experiencia.

Quizá al haberlo colocado en esta lista, junto a Charmander, Bulbasaur y Squirtle, es porque no se le considera uno de los más poderosos, a pesar de es uno de los mejores por sus ataques y habilidades.

Nunca ha evolucionado

En algún episodio del anime, Pikachu tuvo la oportunidad de evolucionar, pero simplemente no lo quiso, de lo contrario ahora sería un Raichu el que acompañaría a Ash a todos lados.

A pesar de que la mayoría de los Pokémon cuentan con al menos una evolución, lo que involucra modificaciones físicas y de energía, al parecer la saga no ha querido perder a su personaje estrella.

No puede elegir qué hacer

Al ser el Pokémon favorito de Ash, Pikachu siempre estará a la merced de su entrenador. Quizá se le ha visto en diversos lugares y disfrutando de pequeñas vacaciones y hasta momentos especiales, pero todo esto es porque el mismo Ash así lo decidió.

Nadie niega que Ash consiente a su Pokémon estrella, pero si lo vemos desde el punto de vista de la esclavitud, Pikachu sólo hace lo que ordena su humano.

Podría haber sido libre

Al principio del anime, Pikachu no se llevaba muy bien con Ash, esto es porque era un Pokémon salvaje, sin embargo, fue el primer espécimen que tuvo el entrenador.

Es difícil imaginar cómo habría sido la vida de Pikachu en las praderas conviviendo con otros Pokémon, pero tal vez habría llevado una mejor vida, jamás lo sabremos.

Lleva el ritmo de vida de una superestrella

Durante toda su carrera, Pikachu ha enfrentado a Pokémon bastante malos y a la mayoría los ha derrotado, pese a su pequeña estatura y su carismática actitud, es un ser de cuidado.

Al ser considerado uno de los más poderosos, otros entrenadores quieren derrotar a Pikachu y a Ash, por lo que constantemente se deben enfrentar a sus enemigos.

Por si eso fuera poco, el Equipo Rocket lleva más de dos décadas detrás de Pikachu, pues desde que conocieron su gran poderío han querido secuestrarlo.

Nadie puede entenderlo

A pesar de llevar 25 años juntos, Pikachu todavía no sabe comunicarse bien con su entrenador, ya que sólo puede decir su nombre y algunas variantes de éste, por lo que las conversaciones son más cortas de lo que se puede imaginar.

En más de una ocasión hemos visto a Ash intentando hablar con su Pokémon, pero son sólo interpretaciones del humano, quien a fin de cuentas entiende lo que él quiere.

Pasa su vida luchando

Desde que inició su aventura para convertirse en el mejor entrenador Pokémon, Ash ha buscado enfrentarse contra otros entrenadores y ha desafiado a tanto jefe de gimnasio ha podido.

Sin embargo, su mejor carta siempre ha sido Pikachu, por lo que es raro que nuestro electrificante amigo se pierda alguna batalla, todo con tal de ayudar a su entrenador a ser el más grande de todos.

Pocas veces interactúa con otros Pikachu

Desde que cayó en manos de Ash, Pikachu no ha convivido con otros Pokémon de su misma especie, pues sin importar que han viajado a distintas ciudades, sólo en algunas ocasiones ha visto a otro ratón eléctrico como él.

Es probable que se sienta muy solo, aunque casi siempre se le ve acompañando a su entrenador. Es como si fuera el último Pikachu en todo el mundo.

Su casa es una Pokébola

Los Pokémon deben pasar la mayor parte de su vida dentro de una Pokébola, ya que es el lugar en el que se recuperan después de un combate, pero a Pikachu desde el principio no le gustó estar en la diminuta esfera.

Quizá este sea el mayor permiso que le brinda Ash, puesto que su Pokémon estrella casi siempre se le ve viajando a pie, pero sin portar lo que haga, Pikachu deberá volver en algún momento a su Pokébola.

Es muy inteligente

Los Pokémon son inteligentes y constantemente aprenden nuevas cosas, pero Pikachu ha destacado sobre los demás, no sólo porque es un estratega muy hábil en los combates, también por su sencillez y facilidad para entender lo que ocurre en su entorno.

Pero el hecho de que sea muy inteligente también puede hacerlo sentir frustrante, pues sabe que toda su vida seguirá al servicio de un humano y que las aspiraciones que tiene son limitadas.

Cuéntanos, si tú tuvieras un Pokémon como Pikachu le darías la misma vida que Ash o serías todavía un mejor entrenador.

Fuente.

Comentarios