Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Mario Party Superstars para Nintendo Switch
Análisis, Análisis Switch, Nintendo Switch

[Análisis] Mario Party Superstars para Nintendo Switch

¡Que no pare la fiesta con Mario y compañía!

Compartir en:

Al fin está entre nosotros Mario Party Superstars, la segunda entrega de la serie más festiva de Mario en llegar a Nintendo Switch, que desembarca en la consola con un gran número de novedades de lo más apetecibles. Nosotros ya nos hemos echado unas cuantas partidas, y por ese motivo, os traemos nuestro análisis, en el que os contamos todos los detalles acerca de este esperado título, que además, sirve como una gran celebración de la historia de la franquicia.

Así pues, si estáis preparados para descubrir todo acerca de los nuevos modos de juego, los tableros, el abundante contenido desbloqueable, la variedad de minijuegos o el esperado modo en línea del que goza el título, no dudéis en seguir leyendo, ¡porque este es nuestro análisis de Mario Party Superstars! Quién sabe, puede que tras leernos, vosotros también os queráis convertir en superestrellas… ¡Pero para eso tendréis que lanzaros a conseguir monedas! Por eso, más os vale abrocharos fuerte el cinturón, ¡porque comienza la fiesta!

Regreso a las raíces

Si Super Mario Party se enfocaba en ser una entrega completamente nueva que hacía especial hincapié en el control por movimiento con el que cuentan los Joy-Con, Mario Party Superstars se centra en algo distinto: volver a las raíces celebrando un legado lleno de joyas, a la vez que lleva todo a un nivel superior gracias a la tecnología actual de la que goza Nintendo Switch.

La historia de este título nos trasladará a nada más y nada menos que al mismo pueblecito del Mario Party original de Nintendo 64, con un simpático Koopa que nos servirá de guía. En el centro de este pueblecito, se encontrará la mágica tubería que nos permitirá jugar a cinco tableros sacados directamente de la trilogía original de juegos de la serie: La isla tropical de Yoshi, La estación espacial, El pastel de cumpleaños de Peach, El bosque boscoso y La tierra del terror. Todos ellos con una pequeña historia introductoria que nos relata acontecimientos de las entregas originales y sus propias mecánicas de lo más variopintas, a las que además se les asociará una dificultad dependiendo de su grado de complejidad. Como os podréis imaginar, quien gane en cada tablero al conseguir el mayor número de estrellas, será coronado como la nueva superestrella, y conseguirá una bonificación adicional de monedas al terminar la partida.

Estos tableros, como el resto de apartados del juego, han sido trabajados desde sus cimientos con un grado de mimo que resulta asombroso. Desde el aspecto de todo lo que encontramos, pasando por la música, hasta las animaciones: todo ha sido trabajado para dar la sensación de estar ante un producto tan pulido que brilla con luz propia.

Por supuesto, en este simpático pueblecito que actúa como menú principal (y que ha sido despojado de sus antiguos habitantes), hay muchas más cosas aparte de la tubería que sirve de símbolo del lugar. Aquí, tendremos acceso a distintas ubicaciones. Empezando por la Casa de los datos, donde Kamek nos enseñará nuestros logros desbloqueados y nuestras estadísticas, así como nos permitirá personalizar nuestra tarjeta de jugador, que irá subiendo de nivel conforme más juguemos.

También estará disponible la Casa de las opciones, donde podremos seleccionar si queremos la música clásica de los tableros o la remasterizada, así como qué pegatinas deseamos tener en nuestro inventario para reaccionar a lo que pasa en las partidas con otros jugadores. Por último, también tendremos a nuestra disposición la Tienda de Toad, donde adquirir todo tipo de desbloqueables, como páginas de la enciclopedia, nuevos temas para escuchar donde Kamek o más pegatinas que sumar a nuestra colección. Un sinfín de artículos que comprar con monedas y que alargan la vida del juego de forma interesante y divertida.

De fiesta con amigos de todo el mundo

Aunque no las mencionamos antes, hay dos ubicaciones más de suma importancia en el pueblo: la Casa de la amistad, regentada por Toadette, y un barco que nos lleva al Monte Minijuegos. Por un lado, el primer destino nos permitirá jugar con amigos en línea, incluyendo la opción de que varios jugadores puedan jugar en una misma consola. Con la ayuda de Toadette, podremos crear grupos en los que se podrán unir mediante un código tanto gente que tengamos en nuestra lista de amigos como personas con las que queramos jugar en un momento determinado sin necesidad de agregarlos. Todo muy bien diseñado.

Por otro lado, el Monte Minijuegos será el centro neurálgico de la acción fuera de los tableros. Allí, encontraremos todos los modos de juego adicionales con los que cuenta el título: desde un modo libre para jugar a los cien minijuegos con los que cuenta el título (todos extraídos de los distintos juegos de la serie y centrados en la acción por botones) a nuestro aire, hasta modos mucho más competitivos, entre los que destacaríamos el modo Supervivencia, donde tenemos que luchar contra jugadores de todo el mundo para conseguir la mayor racha de victorias, o el modo Desafío diario, donde, como su nombre indica, cada día podremos jugar a distintos sets de minijuegos con variadas temáticas.

Para cerrar el apartado de jugabilidad, no podemos dejar sin mencionar un buen número de mejoras que se han hecho para hacer más cómoda que nunca antes la experiencia de juego con el título. Podemos dejar partidas a medias y retomarlas posteriormente, modificar la velocidad de las animaciones del juego y de sus textos, saltarnos las explicaciones de los minijuegos si ya tenemos bagaje jugando, e incluso aumentar el número de turnos que queremos jugar en plena partida si tenemos más ganas de fiesta. Resulta impresionante la cantidad de mejoras que se se han llevado a cabo para hacer de Mario Party Superstars la experiencia definitiva en lo que a juegos de fiesta respecta.

https://youtu.be/wdXiA7ffphU

Un apartado audiovisual maravilloso

No nos cansamos de decirlo: Mario Party Superstars tiene muchas cosas buenas, pero tal vez, en lo que más destaca es en su excelente apartado audiovisual. Por primera vez en años, gran parte de las animaciones y efectos de sonido de los personajes han sido trabajados desde cero, añadiendo mucha más expresividad a todas las situaciones del juego. Esto se hace notar en las partidas, que fluyen de una forma increíble gracias a que todo se ve de escándalo. Un trabajo ejemplar por parte de Nintendo.

Todo el trabajo que se ha llevado a cabo en esta entrega nos hace pensar que, tal vez, está enfocada para ser el nuevo estandarte de la serie. Algo lógico, ya que como os comentamos antes, es una celebración de la gran historia de la misma, recopilando las mejores cosas que ha ido dejando a lo largo de los años la franquicia y modernizándolas, haciendo que todo quede de fábula en Nintendo Switch.

Por último, no podemos irnos sin mencionar el rendimiento del modo en línea. En líneas generales, lo que hemos podido jugar con amigos por internet ha ido de ensueño, sin ningún problema destacable ni ralentización alguna. Toda una proeza para el que podemos denominar como el primer juego de Mario Party con total implementación del modo en línea desde su lanzamiento. Por eso, desde la experiencia personal, os diríamos que no tendréis que preocuparos a la hora de empezar fiestas con vuestros amigos. ¡Oh! Como inciso final, el modo local también está disponible, y varios jugadores pueden jugar en una misma consola, incluso cuando se juega en línea con otros amigos simultáneamente, ¡todo un puntazo!

Conclusión: El mejor Mario Party hasta la fecha

Mario Party Superstars no solo nos ha parecido un juego sumamente sólido en todos los aspectos, si no también el mejor Mario Party hasta la fecha. Un juego de fiestas brillante que ha sabido recoger todo lo que hace divertida a la franquicia, recopilándolo, a la vez que añade a la mezcla otras tantas cosas que pedían los fans desde hace tiempo, como la posibilidad de jugar a los tableros en línea con gente de todo el mundo.

Por supuesto, una cosa no quita a la otra, y puede que echemos ciertas cosas (como más variedad de modos de juego, o algún que otro tablero adicional a elegir) de menos. No obstante, todo lo presente en el título desborda un nivel de mimo, carisma y buen hacer que nos hace concluir que estamos ante un juego de sobresaliente. Si os toca jugar con amigos, Mario Party Superstars es vuestra mejor opción. Os lo podemos decir con total confianza, ¡las risas estarán aseguradas! Porque incluso en los momentos más difíciles, irse de fiesta con Mario y su pandilla garantiza sacar un mar de sonrisas.

Mario Party Superstars se encuentra disponible tanto en formato digital a través de la eShop de Nintendo Switch como en formato físico a un precio de 59,99€, contando con textos en castellano y ocupando un espacio total de 2925,00 MB.

9.0

[Análisis] Mario Party Superstars para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Imprescindible

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Jugar en línea con amigos es una gozada.
  • El juego se ve hermoso y cuenta con nuevas animaciones.
  • Recopila y adapta los mejores minijuegos de la serie.
Flojea en:
  • Echamos en falta a los NPC de las entregas clásicas.
  • Más tableros hubieran estado bien.
  • Poco uso del control por movimiento de los Joy-Con.

Comentarios