Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Artículo] La música en The Legend of Zelda: Ocarina of Time – Parte final
Artículos, Nintendo 64

[Artículo] La música en The Legend of Zelda: Ocarina of Time – Parte final

Compartir en:

Llegamos al final del camino. Hemos recorrido distintos lugares de Hyrule, conseguido las piedras espirituales y la Espada Maestra. También obtuvimos los medallones de los Templos y visitado numerosas veces una sala bastante peculiar… En dicha sala, encontramos un tema muy interesante que se nos antoja vital para entender el último tema de batalla del título.

Tema de los Sabios y las Diosas

El tema que hace alusión a los Sabios es el Legend of Hyrule. Cada vez que el jugador termina un templo, aparece en un lugar sagrado que lleva este tema como acompañamiento. Dicha pieza, pese a no aparecer muchas veces, tiene un peso narrativo considerable y es el culpable de que en el tema de la Batalla Final y en la pieza de Ganondorf Battle haya voces y, en caso del combate contra Ganondorf, unos sintetizadores que imitan voces.

El tema consta de un arpa que realiza una serie de notas en salto que acompañan unas solitarias voces que van mezclándose, creando sonoridades etéreas y extrañas para el oído del jugador promedio, debido por un lado al escaso uso de librerías de voces en juegos de la época y por otro a la armonía resultante.

Podemos observar como el ostinato del arpa – que está presente durante toda la pieza, cambiando algunas notas eventualmente – tiene un giro característico y es ese salto de tritono en tres de los cuatro seisillos (Bb-E / C-F#) que ayuda a crear una sonoridad irregular. Además, el hecho de que el modelo sea la misma nota repetida pero a distintas octavas y que sea la más aguda la que está en las partes débiles incrementa esta sensación de inestabilidad.

No obstante, si hay un elemento en esta pieza que crea inestabilidad, son las voces. Estas realizan una especie de canon inexacto donde la melodía de cada voz es independiente y se mueve por saltos de segunda y cuartas destacando distancias menores y tritonos generalmente.

La pieza tiene un detalle muy interesante en los últimos instantes. La melodía que escuchamos ya apareció en un Zelda anterior: el Title Theme de A Link to the Past (1991). En la industria de los videojuegos es muy habitual hacer prestamos musicales de diferentes títulos de una misma saga sin un motivo narrativo, simplemente por falta de tiempo. Este podría ser el caso de terminar con ese motivo, sin embargo, en el título de 1991 la trama nos indica que un malvado ser está intentando romper el Sello de los Siete Sabios. Recordemos que los Title Theme(s) de cada Zelda suelen tener una pequeña fanfarria que intenta representar el carácter de la aventura que el jugador se dispone a emprender – hemos visto varios ejemplos en los temas de Overworld recogidos en el artículo 13 – y en el caso de A Link to the Past nos está indicando que ese tema tiene relación con los sabios. En el caso de Ocarina of Time es en esos últimos cinco compases donde escuchamos el mismo tema, haciendo referencia a esos Sabios que Link ha ido salvando a lo largo del juego. Os dejamos un video donde vemos esas similitudes entre la fanfarria y el tema de los sabios.

Existe también una vinculación con el tema de las hadas – hacemos referencia a dicho tema en el artículo 15 – en esta pieza. En una primera instancia, el uso del arpa es similar ya que realiza un descenso por saltos en un modelo que se repite. En el tema de las hadas es mucho más estable por su cercanía a elementos tonales, pero la relación y sensación producida es similar, al menos en su concepto. Sin embargo, encontramos un pequeño giro melódico que nos recuerda inevitablemente a Great Fairy’s Fountain en el compás catorce de la pieza – del 0:54 al 0:59 – coincidiendo con la mitad de la pieza. La referencia es muy sutil y si no fuera por dos detalles importantes podríamos decir que es fruto de la casualidad. Sin embargo, el uso del arpa y el aspecto de este mundo etéreo nos dan una pista de que quizás sea totalmente intencionado. El tema de las hadas acompaña unas zonas conocidas como Fuente de las Hadas, donde Link recibe de las Diosas Din, Farore y Nayru varias habilidades especiales relacionadas con la magia. El lugar es una especie de fuente subterránea que nada tiene que ver con otros ambientes del juego. Si comparamos la Fuente de las Hadas con la Cámara de los Sabios, encontramos elementos comunes en sendos lugares:

Vemos varias similitudes como el uso del agua cayendo por las paredes, la gama de colores, el símbolo de la Trifuerza en el lugar donde Link se debe colocar… Son elementos que nos indican que esos lugares son sagrados y están íntimamente ligados. La música de estos lugares tiene sus similitudes, como ya hemos especificado. La más clara es el uso del Arpa realizando un modelo de saltos descendente imitando el caer del agua de ambos lugares. Otro detalle importante es la evolución del tema de las hadas que en un inicio no tenía voces, pero terminó por adquirirlas en The Wind Waker (2002), por tanto, vemos otra asociación entre ambos temas. Por tanto, la música nos está dando detalles importantes de la narrativa. Si comparamos los elementos citados y el tema de Navi podemos interpretar que Link es una especie de elegido por los dioses, un instrumento divino que el jugador maneja: no por menos, el momento de cargar partida es el tema de las hadas. Parece como si la intencionalidad de casi todos los juegos de la saga fuera advertir al jugador de su transcendencia divina y de que la empresa que está a punto de comenzar

Batalla final contra Ganon

La música de la Batalla Final es muy diferente a la del resto de batallas. Es una sucesión de acordes interpretada por cuerdas y voces, acompañada por una caja y algunas intervenciones de los timbales y los platos de forma irregular. Es una pieza muy etérea que nos recuerda inevitablemente al tema de las Diosas y los Sabios explicados en el párrafo anterior debido al uso de voces cuyos movimientos son similares. Esta alusión es lógica, teniendo en cuenta que los Sabios procederán a sellar a Ganondorf y que Zelda pertenece a ese mundo etéreo que siempre aparece representado en Ocarina of Time con voces y armonías densas.

Vemos la similitud entre el tema de fondo de la Batalla final contra Ganon y el tema de los sabios y las diosas mucho más clara. A nivel técnico, el tema es bastante estático debido al tipo de combate. Es un combate más sencillo que el anterior – y a nuestro modo de ver que muchos de los jefes al que el jugador se enfrenta – y con menos exigencia. En este caso, basta con golpear la cola de Ganon varias veces. Eventualmente caerá y podrá recibir el golpe de gracia con la Espada Maestra, impregnada en un rayo de luz que Zelda y los Sabios lanzan, para así juntos acabar de una vez por todas con Ganon, sellándolo en una especie de limbo. La acumulación de elementos tales como rayo de luz, espada maestra, sabios y Ganon es idéntica al uso de conceptos musicales en esta pieza tales como voces (sabios), heroicidad y notas tenidas con saltos de quintas (Link), ritmo irregular en los timbales y los platos (Ganon). Creemos que Koji Kondo usa cuerdas con notas tenidas y tímbricas similares a voces para generar una sensación de épica mesurada, en otras palabras, una pieza previa al éxito, que conduce al jugador hacia la victoria, pero con cautela.

Conclusiones

Hemos llegado al final de un bonito camino, un recorrido por la música del Ocarina of Time y de algunos detalles de otros títulos que nos ayuda a entender mejor conceptos de la narrativa a través del análisis de ciertos elementos. Hemos querido prestarle mucha atención a este título debido a su trascendental importancia, marcando un antes y un después en la industria de los videojuegos y siendo considerado por muchísimos críticos y críticas como el mejor juego de la historia. A partir de este punto, seguiremos analizando la música de otros juegos. Esperamos que sigáis acompañándonos en nuestro viaje.

¿De la música de que juego os gustaría leer un artículo o varios artículos similares a estos? ¿Cuál de los temas tratados en los diecisiete artículos os ha gustado más? ¡Dejadlo en los comentarios!

Comentarios