Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Spelunky para Nintendo Switch
Análisis, Análisis Switch, Nintendo Switch

[Análisis] Spelunky para Nintendo Switch

Compartir en:

No hay muchos antecedentes de videojuegos del género roguelike que se mezclen con las plataformas, estando normalmente más orientados a la acción, a los disparos o al beat ‘m’ up. En este sentido, Spelunky es como un oasis en el desierto de Nintendo Switch, que nos trae una aventura tan complicada como reconfortante e inspiradora.

Presentación

Derek Yu es el creador de la serie Spelunky. Se trata de un desarrollador indie amante de los juegos de plataformas y cuyo juego principal está inspirado por algunos títulos clásicos de Nintendo. Quizá por esto haya decidido traer la saga Spelunky a Nintendo Switch, cuyo público pensamos que puede encajar muy bien con el juego.

Spelunky es un roguelike plataformero con pequeñas dosis de acción en el que tendremos que explorar unas cuevas en el desierto, buscando un tesoro perdido y cuya maldición nos hará revivir cada vez que muramos hasta conseguir salir con vida.

Este juego está inspirado por la cultura olmeca, por lo que encontraremos un montón de referencias artísticas e históricas que nos hacen interesarnos por un lore en el que no profundiza demasiado, pero que existe y que deja mucho lugar a la imaginación.

La base del juego es la exploración de mazmorras que se generan de forma aleatoria, que siempre cambian y que te dan razones para volver a intentarlo a pesar de ser un videojuego increíblemente difícil. Puede llegar a ser frustrante, pero siempre vuelves.

Apartado Técnico

En un principio, Spelunky era un juego de estilo pixel art, creado con el software de programación básico GameMaker. A pesar de ser muy diferente a nivel estético con la versión que llega a Nintendo Switch, Spelunky HD tomaba todas las bases que hacían de Spelunky Classic un juego genial, especialmente la jugabilidad intuitiva y fluida. A nivel gráfico, se actualizaron todos los assets con versiones en alta definición imitando caricaturas de personajes con alto nivel de detalle, aunque caricaturas, al fin y al cabo.

Este cambio hizo que pudiéramos ver mucho mejor todos los elementos que hay en pantalla, dejándonos un apartado gráfico muy bonito y detallado que Nintendo Switch puede manejar sin problema. El juego corre, tanto en modo portátil como en televisor, a 60 imágenes por segundo constantes, sin que hayamos detectado caídas.

Agradecemos cómo Blitzworks ha optimizado el juego de tal forma que no existen apenas tiempos de carga entre niveles o cuando vamos a comenzar un nuevo intento. Es un juego en el que reiniciar partidas es algo muy común, por lo que en este sentido, creemos que el funcionamiento en Nintendo Switch es excelente.

La generación aleatoria de niveles hace que, aunque los ambientes tengan un número limitado de temáticas, los recorridos nunca sean iguales y se sienta como si siempre jugáramos un nuevo juego. 

La banda sonora corre a cargo de Eirik Suhrke, que también se encargó de componer la música de Spelunky 2, y que hizo un excelente trabajo en el clásico Spelunky dando la estética sonora al juego que necesitaba.

Jugabilidad

Seguro que si os hablamos del género de las plataformas, se os viene rápidamente a la cabeza la saga de Nintendo Super Mario. Spelunky está inspirado gran parte en este videojuego, dándonos una jugabilidad muy similar a la del título de Nintendo aunque más rápida, compleja y difícil de dominar, pero igual de accesible.

Así, se generarán niveles de forma aleatoria siguiendo unos patrones determinados previamente, siempre cambiando y haciendo cada intento impredecible. Aquí entra en juego nuestra capacidad de exploración y hasta dónde queramos arriesgar para conseguir recursos que nos hagan la aventura más sencilla.

Spelunky está lleno de decisiones que debemos tomar, normalmente, de una forma casi instantánea y que desemboca en situaciones absurdas, probablemente con nuestro protagonista perdiendo la vida. El sistema de físicas del juego y las exageradas interacciones entre elementos, NPCs y enemigos provocan un caos incontrolable con resultados inesperados. Esto nos resulta especialmente divertido, y en ocasiones también frustrante.

Podemos prever que si se descuelga una araña del techo y activa una trampa, la flecha puede rebotar y golpearnos aunque estemos en un lugar aparentemente seguro, y este es un buen ejemplo de una forma absurda en la que morir en Spelunky. Al final, y tras este tipo de situaciones, sólo podemos reírnos o llorar, y personalmente, optamos por lo primero.

Aunque en un comienzo, todos los personajes del juego son iguales, durante la aventura podremos conseguir equipamiento para mejorar su movilidad y saltar más alto o poder planear, entre muchos otros modificadores. 

Por otro lado, existen varios finales con distintos niveles de accesibilidad, y descubrirlos todos nos hará investigar ciertos objetos que forman parte de “La Cadena”, que nos lleva hasta el verdadero final de Spelunky. Descubrir la función de estos objetos y su ubicación es una dura tarea, pero muy entretenida, parcialmente basada en el “prueba y error” pero con mucho sentido.

Extras

Spelunky para Nintendo Switch es una de las versiones más particulares que existen: nos permite jugar con hasta 4 jugadores la aventura principal al completo en la misma pantalla, simplemente pasando un Joy-Con a otro jugador. También es posible conectar de forma inalámbrica varias Nintendo Switch, y así jugar cada jugador con su consola y su juego de Spelunky.

Se nota que el juego tiene sus años, y es que no existe rastro de juego cooperativo online, obligándonos a estar en la misma sala que el resto de jugadores si queremos compartir la aventura con alguien. Tal y como ocurre con muchos juegos de Nintendo, pensamos que es más divertido vivir esta experiencia en modo local, ya que resulta más divertido tener a tus amigos cerca… Aun así, nos habría gustado que se hubiera incluido la posibilidad de juego online.

Al menos, tendremos un modo de Desafío Diario donde compartir récords diarios tanto con amigos como con jugadores de otras plataformas y de Nintendo Switch, además de un modo batalla «Combate Mortal» para luchar en alocadas batallas multijugador similares a las de otros juegos de la consola como Duck Game, aunque esto requiere de un aprendizaje y destreza que no lo hace accesible para todos los jugadores.

Conclusión

No es necesario haber jugador Spelunky para jugar Spelunky 2, pero sí que es cierto que explica gran parte de por qué el juego es como es. La saga comenzó con unas bases jugables muy claras, inspiradas por clásicos juegos roguelike y de plataformas, y en Spelunky HD vemos el inicio de esta magnífica idea en un juego casi redondo.

Su lanzamiento inicial fue hace más de 10 años, y notamos que, en algunas cosas, se ha quedado anticuado. Habría sido una buena oportunidad para incluir un modo online o una cámara en el modo inalámbrico que no siguiera todo el rato a un solo jugador, pero como adaptación, Spelunky en Nintendo Switch nos ofrece uno de los mejores roguelike de la historia de la forma más versátil y cómoda hasta el momento.

9.0

[Análisis] Spelunky para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Imprescindible

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Excelente combinación de roguelike y plataformas.
  • Controles magníficos, fluidos e intuitivos.
  • Canciones pegadizas y muy reconocibles.
  • El modo multijugador es adictivo y divertidísimo.
Flojea en:
  • Habría sido el momento perfecto para incluir un modo cooperativo online.


Archivado en:  análisis Spelunky





Comentarios