Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Akiba’s Trip: Hellbound & Debriefed para Nintendo Switch
PorSergio Salón  - 
Ver comentarios

[Análisis] Akiba’s Trip: Hellbound & Debriefed para Nintendo Switch

Por fin llega hasta Nintendo Switch Akiba’s Trip: Hellbound & Debriefed, el título de Acquire y Marvelous! que supone la revisión de la segunda entrega de la saga Akiba’s, siendo una verdadera oda al mundo otaku y al peculiar entorno de un lugar tan emblemático como Akihabara. ¡Veamos qué puede ofrecernos!

Una de no muertos y otakus

Akiba’s Trip: Hellbound & Debriefed mete en una coctelera diferentes elementos y da como resultado un combinado que, sin ser el mejor sabor del mundo, resulta bastante curioso. Y es que nos ponemos en la piel de un joven que arranca descubriendo la existencia de los Shadows Souls, unos seres semejantes a los vampiros que se alimentan de sangre y a los que solo les puede dañar la luz del sol.

Y lo descubrimos porque tenemos sangre de estos seres, lo que nos convierte, en parte, en uno de ellos. Sí, si nos da la luz solar también moriremos, como ellos. La cuestión es que esto nos ocurre cuando intentamos averiguar qué le ha ocurrido a nuestro amigo. En este suceso, una chica misteriosa nos aporta parte de su sangre para curarnos a nosotros, desaparece e, inmediatamente después, otra persona con bastantes cosas por ocultar nos recluta.

Esta persona representa a la organización NIRO, la cual busca combatir a estos no muertos para, supuestamente, evitar el caos en el mundo, empezando por el emblemático Akihabara. A través de esta organización también conocemos a los Freedom Fighters, un pequeño grupo de personas que se conocen Akihabara al dedillo y que buscan lo mejor para su entorno.

Así es como comenzamos una historia que va dando sus giritos para hacernos saber más detalles de todo lo que rodea a esta especie de no muertos y a las intenciones de la organización NIRO. Y lo hace de una forma bastante atractiva, ya que durante el juego se nos da la opción de escoger diferentes respuestas (todo en inglés, eso sí, el juego no viene traducido al castellano) que acabarán marcando nuestro camino en consecuencia. Tanto es así que el título cuenta con varios finales para disfrutar.

Y todo ello lo hace combinando el entorno de Akihabara, los guiños a la cultura otaku y un videojuego de base beat’em up con toques RPG y aventura. Porque la forma de hacer frente a los enemigos en este juego es… ¡quitándoles la ropa! En efecto, la luz solar es lo único que hace daños a estas criaturas, por lo que nuestros combates consistirán en eso, en quitar las prendas hasta dejarles en paños menores y que des deshagan, literalmente, con el sol.

La situación se descontrola

Y nunca mejor dicho. No solamente se descontrola por una trama que nos lleva por diferentes situaciones, a veces inesperadas, sino también por una jugabilidad que… deja lagunas. El control es sencillo de asimilar, apenas tres botones para realizar los golpes que queremos asestar y los gatillos para enfocar y esquivar. El problema es que en la práctica no responden tan bien, pues me he encontrado con varias ocasiones en las que el control se torna tosco e incluso lento, llegando a asestar golpes a zonas en las que ni siquiera estábamos centrando el foco.

El sistema de cámaras tampoco ayuda, pues me ha llegado a dejar vendido en más de una ocasión, lo que me ha obligado a tener que replantear la pelea alejándome para poder “reponer” mi ropa y volver a luchar y, en los casos más extremos, perder la pelea por culpa de esta mala ejecución.

Por lo demás, es bastante intuitivo, para quitar la ropa a nuestros enemigos debemos golpearles en diferentes zonas (alta, media y baja) y, cuando dicha zona esté más machacada, se nos ilustrará con el botón en cuestión que debemos dejar apretado para poder arrancar la prenda (sombreros y auriculares para la parte de arriba, jerseys y camisetas en el medio y pantalones y faldas abajo, principalmente).

Nuestros golpes podremos mejorarlos ganando experiencia y con los distintos objetos que recogemos de los enemigos, así como otros que podremos comprar. Porque todo es susceptible de convertirse en arma: una guitarra, un palo, un abanico o nuestras propias manos envueltas en guantes de boxeo.

También nuestra defensa se verá fortalecida dependiendo las prendas que llevemos puestas, lo que da lugar a que, en algunos casos, vayamos hechos un verdadero cuadro.

El entorno de Akihabara

En Akiba’s Trip: Hellbound & Debriefed disfrutamos de una estética llamativa que, sin llegar a hacer grandes alardes, resulta curiosa y nos hace entrar dentro de esa dinámica otaku japonesa. Su forma de presentarnos Akihabara recuerda, salvando las distancias, a juegos como Yakuza, Persona o Catherine, aunque en el caso de Akiba’s Trip se le notan bastantes limitaciones.

El juego se distribuye en un pequeño mapa repartido por calles. Estas calles son escenarios bastante limitados, llegando a ser una recta en algunos casos. En dichos emplazamientos podemos encontrar diferentes negocios donde podemos adquirir indumentaria, conocimientos, objetos, comida…etc.

En cuanto a fluidez, el título se mueve bien tanto en portátil como en sobremesa, pero sufre de ciertos tirones en el framerate, aunque no lo he notado de manera demasiado frecuente.

En lo sonoro se agradece que se pueda escoger entre voces en inglés y en japonés, siendo esta última la opción que más os recomiendo. Las melodías no os impactarán por nada en especial y las voces, en la mayoría de los casos, se limitan a ser quejidos y onomatopeyas.

Una tarde por Akihabara

Si vais muy directos en Akiba’s Trip: Hellbound & Debriefed, podréis terminar la historia en cuestión de cinco o seis horas. Pero el juego cuenta con pequeños encargos secundarios que podremos llevar a cabo, lo que alarga su vida útil un par de horas más.

El mayor incentivo lo encontramos en las decisiones que vayamos haciendo, lo que nos llevará por un camino u otro. Por tanto, si sois de los que os gusta ver todas las posibles opciones de una trama, le echaréis un tiempo considerable. Eso sí, debido a las imprecisiones antes comentadas, no invita al 100% a repetir.

Aunque las misiones suelen aportar su toque de gracia y de humor para dar esa variedad necesaria. Así, aunque la mayoría se basen en derrotar a enemigos o llevar un objeto determinado, Akiba’s Trip: Hellbound & Debriefed nos lo plantea con gracia, algo que se agradece.

Conclusión

Akiba’s Trip: Hellbound & Debriefed es un buen homenaje a la cultura otaku y al ambiente de un lugar tan emblemático como Akihabara. Presenta una historia curiosa y fresca, con una combinación de elementos que llama la atención, si bien sus limitaciones en lo jugable y en los escenarios pueden dejar un sabor agridulce. Aunque si buscáis un juego de ambiente japonés, con sentido del humor y no os importa que no venga traducido al castellano, lo vais a disfrutar bastante. Akiba’s Trip: Hellbound & Debriefed estará disponible desde el 23 de julio de 2021 en Nintendo Switch, tanto en formato digital como en formato físico. El precio en la eShop de Nintendo es de 39,99 €, mientras que en formato físico podéis encontrarlo en los establecimiento habituales a precios que rondan los 34,95 €. Si optáis por la opción digital, necesitaréis un total de 2,2 GB de memoria en vuestra consola.

[Análisis] Akiba’s Trip: Hellbound & Debriefed para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.2
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • El homenaje a Akihabara y a la cultura otaku.
  • Una propuesta fresca y original.
  • Abordar las misiones con humor.
Flojea en:
  • Imprecisiones en el control.
  • Un sistema de cámaras mejorable.
  • Algunos escenarios se quedan muy limitados.




Comentarios