Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Artículo] Metroid – 1986: el comienzo del viaje intergaláctico de Nintendo
PorCarmelo Beltrán  - 
Ver comentarios

[Artículo] Metroid – 1986: el comienzo del viaje intergaláctico de Nintendo

Cualquier saga de videojuegos tiene un principio y Metroid lo vivió con su entrega de 1986 en Nintendo Entertainment System (NES). Un día en el que el mundo de los videojuegos cambió para siempre.

Metroid (1986): la primera entrega de una gran historia

Metroid (1986) es un videojuego de acción y aventura que da comienzo a las aventuras de Samus Aran en el mundo de los videojuegos.

Una obra desarrollada por Nintendo Research & Development e Intelligent System y distribuido en todo el mundo por la misma Nintendo para NES entre los años 1986 y 1987.

Cuenta las aventuras de Samus Aran, una cazarrecompensas contratada por la Federación Galáctica, con el objetivo de desarrollar una misión de investigación en el planeta Zebes.

En él se han detectado unos organismos biológicos muy peligrosos conocidos como «Metroid», que los piratas espaciales quieren emplear como armas biológicas.

Metroid (1986): la trama del primer videojuego de la saga

Aunque la saga ha dado muchos saltos hacia delante y hacia atrás cronológicamente, Metroid de 1986 es el principio de la historia.

En el año 20×5, los Piratas Espaciales atacaron un velero de investigación de la Federación Galáctica y se llevaron a unos pequeños seres llamados «Metroid».

Los «Metroid» son una especie de organismos muy peligrosos que pueden «conectarse» a cualquier ser vivo y robarle toda su energía vital hasta matarlo.

El objetivo de estos Piratas Espaciales era clonar los metroides y emplearlos como armas biológicas para luchar contra todo ser vivo que se interpusiera en sus planes.

Antes de que diera lugar esta aventura, la Federación Galáctica había descubierto en el planeta Zebes la base de estos piratas, pero no fueron capaces de derrotarlos.

Como último recurso, decidieron enviar a una cazarrecompensas solitaria para acabar tanto con los piratas como con el Mother Brain, su líder.

Ahí es donde comienza tu aventura…

¿Cómo es el estilo de juego de Metroid de 1986?

Puede que cuando se lanzara no fuéramos conscientes de ello, pero hoy en día Metroid constituye un estilo de juego propio.

Una forma de jugar que se enfoca en la exploración 2D de los mapas y la búsqueda de mejoras, que aumenten el poder del personaje y le permitan llegar a zonas que, hasta el momento, permanecían inaccesibles.

Cuando Nintendo comenzó a trabajar en la saga Metroid, decidió separarlo del resto de sus universos y crear un título basado en una aventura no lineal, en el que la exploración jugaba una parte muy importante en el videojuego.

La aventura obligaba al jugador a avanzar hacia delante y hacia atrás en busca de nuevas rutas que se desbloqueen con las nueva habilidades de Samus Aran. Algo que por aquel entonces fue completamente innovador.

Samus Aran: la primera gran protagonista de los videojuegos

Uno de los aspectos más revolucionarios que Metroid puso sobre la mesa allá por la década de los 80 fue a su protagonista: Samus Aran.

Después de completar la primera aventura, una cinemática nos mostraba que debajo de la armadura que hemos llevado todo el tiempo había una mujer.

Algo que, aunque ahora nos parece lo más normal del mundo, por aquel entonces supuso una gran polémica.

Sin embargo, si lo miramos con retrospectiva, fue uno de los primeros momentos de reivindicación del papel de la mujer en una industria que, todavía a día de hoy, es demasiado masculina.

Las mejoras del protagonista: una gran innovación de la saga Metroid

Hoy en día casi todos los videojuegos cuentan con un sistema de mejoras, pero por aquel entonces no era habitual.

Lo normal era que tu personaje fuera el mismo desde el principio hasta el final de la aventura, pero Nintendo decidió que el traje de Samus Aran evolucionara.

Con él lo harían también sus habilidades y estas serían la lleva para llegar a lugares que hasta entonces no podían ser explorados —algo que se convirtió en la tónica habitual de la saga desde entonces—.

  • Morfosfera. Es la habilidad más conocida de Samus Aran. Le permite convertirse en una pequeña esfera para entrar en túneles o espacios cerrados.
  • Bombas. Ofrece la capacidad a Samus de que coloque bombas mientras se encuentra en estado de Morfosfera.
  • Rayo Largo. Su propio nombre lo dice todo. Amplía el alcance del disparo de Samus Aran.
  • Rayo de Hielo. Permite congelar a cualquier enemigo al que alcances con este rayo.
  • Rayo de Ondas. Aumenta la potencia y el radio de disparo del arma habitual de Samus Aran.
  • Supersalto. Dota a Samus de la capacidad de alcanar zonas muy superiorse a lo habitual.
  • Traje Climático. Reduce el daño recibido por los enemigos hasta en un 50%.
  • Barrena. Permite arrasar de un solo golpe con cualquier enemigo que se encuentre en tu camino. ¡Como si estuvieras jugando al fútbol americano!
  • Misiles. Un arma muy poderosa que permite disparar en línea recta. Es un elemento clave en el desarrollo de la aventura.

Estas habilidades dotaron a Metroid de 1986 de una progresión mucho más profunda que la de cualquier videojuego de la época.

Cada vez que el jugador conseguía una de estas habilidades, tenía que dar marcha atrás para descubrir si en alguna zona que hubiera visitado en el anterior se encontraba el siguiente paso a dar.

¿Qué áreas se visitan en Metroid de 1986?

Como se repetiría en el futuro, muchas de las zonas que aparecieron en esta aventura de Metroid se convirtieron en iconos dentro de la saga.

  • Brinstar. Se trata del lugar donde Samus Aran comienza su aventura. En este lugar se encuentra el único acceso a Tourian.
  • Norfair. Un volcán en activo. Aunque no es hasta ediciones posteriores cuando existe un calor excesivo que daña a Samus Aran, encontrarás lava y enemigos muy agresivos.
  • Tierra de Kraid. Sólo puedes acceder desde Brinstar. Cuenta con túneles verticales donde se esconde el General Kraid.
  • Tierra de Ridley. La zona más baja de Norfair. En su interior encontrarás las criaturas más peligrosas, que protegen la guarida de Ridley —el gran antagonista de Samus Aran—.
  • Tourian. Los laboratorios de los Piratas Espaciales. Allí clonaron a los metroides. Dentro encontrarás a Brain Mother, el enemigo final de la aventura.

Si has jugado a algún juego de Metroid —aunque no sea necesariamente este—, estoy convencido de que hay más de una localización que te suena.

Algunas de ellas se repiten entre las diferentes saga. Ya sea mediante un nuevo viaje hasta ellas o porque se mencionan de alguna manera.

Los jefes de Metroid

Aunque Metroid de 1986 no inventó los jefes finales o bosses en los videojuegos, sí que marcó la manera en la que se trabajaría en la saga.

Muchos de estos rivales están considerados como clásicos y reparecerán en otras aventuras.

En esta entrega te enfrentas a:

  • Kraid Falso.
  • Kraid.
  • Ridley.
  • Brain Mother.

Vencerlos es todo un reto. Sobre todo la primera vez que te enfrentas a cualquiera de ellos.

Los finales: una revolución en los créditos de un videojuego

¿Sabes cuál fue una de las grandes novedades que incluyó Metroid en 1986? Los finales alternativos.

Como te contaba antes, hasta ese momento los videojuegos eran algo muy lineal con su inicio y su final.

Sin embargo, Metroid se atrevió a innovar y a dar un final diferente —aunque con diferencias muy sutiles— en función de cuántas horas tardaras en completar el juego.

  • Más de 10 horas. Aparece Samus con su traje puesto y dándole la espalda al jugador. Se cubre la cara de vergüenza.
  • Más de 5 horas. Vuelve a aparecer Samus con el traje puesto, pero con una diferencia. Ahora mira y saluda con la mano al jugador.
  • Más de 3 horas. Aparece Samus sin casco. Por primera vez vemos que se trata de una mujer.
  • Menos de 3 horas. Se muestra Samus sin su traje. Concretamente, en uno de leotardo.
  • Menos de 1 hora. Si consigue esta hazaña, el videojuego te premiará con Samus en bikini.

Dejando a un lado el machismo implícito de la época, fue una gran innovación que ahora replican muchísimos videojuegos.

La historia de un desarrollo: Metroid y su juego hermano

Nintendo cosechó un gran éxito al principio de los 80 con videojuegos como: Donkey Kong, Ice Climbers o Super Mario Bros.

Ese gran éxito en el género de las plataformas les llevó a querer hacer algo diferente y atrevido: así fue como surgió Metroid.

Como te contaba al principio, se trata de un videojuego desarrollado por Nintendo Research & Development e Intelligent Systems.

Por su parte, Hirokazu Tanaka estaba a los mandos de la música y Makoto Kano de los escenarios que aparecerán en el juego.

Durante mucho tiempo compartió un desarrollo similar con Kid Ikarus, por lo que muchas personas los consideran juegos hermanos.

Curiosidades de Metroid de 1986: ¿las conocías?

Como todos los juegos antiguos, Metroid de 1986 cuenta con muchas curiosidades que le dan una mayor profundidad al videojuego.

  • El cañón y el traje de Samus cambian de color en función de si utilizamos los misiles o el rayo.
  • Prácticamente todas las criaturas tienen el mismo sonido al ser derrotadas. ¡Incluso Samus!
  • Es uno de los dos únicos juegos en los que no aparece el Traje Zero al ser Samus derrotada.
  • Es uno de los dos juegos en el que no aparece ningún tipo de Pirata Espacial.
  • En este juego no existe el calor extremo producido por el ambiente de Norfair o la Tierra de Ridley, por ende Samus puede visitar libremente estas áreas aún sin su Traje Climático.

Metroid de 1986 fue un punto de partida único para una de las sagas más importantes que han existido.

¿Lo has jugado? ¿Qué recuerdos tienes sobre ella? Cuéntanos en los comentarios todo lo que se te venga a la cabeza y enciende la Nintendo Switch para echarte una buena partida.





Comentarios