Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Artículo] La realidad tras la comunidad competitiva española de Super Smash Bros.
PorCarlos Alberto Y. S.  - 
Ver comentarios

[Artículo] La realidad tras la comunidad competitiva española de Super Smash Bros.

Como con cada actualización, Super Smash Bros. Ultimate está en boca de todos, y es que no se trata de un juego cualquiera. Cada vez que un nuevo luchador se une al plantel del título, se genera una ola de entusiasmo sin par, que difícilmente cualquier otro juego es capaz de crear. En parte, esto es normal; al fin y al cabo, estamos hablando de una franquicia que es, de una forma u otra, una celebración de la industria del videojuego, donde sus mayores exponentes se dan cita y cualquier cosa puede acabar ocurriendo. No obstante, existe un fenómeno extraño, y es que a pesar de que Super Smash Bros. se trata de una serie tan sumamente popular y bien acogida, su comunidad suele pasar algo más desapercibida en comparación, estando llena de luces y sombras para propios y extraños.

Por ese motivo, y aprovechando la ocasión de la incorporación de Pyra y Mythra al plantel, nosotros hemos tenido la oportunidad de hablar recientemente de primera mano con un grupo de lo más diverso de jugadores dentro de la comunidad del juego de lucha, que va desde usuarios menos experimentados hasta organizadores de torneos y veteranos. Así pues, con ellos hemos tocado toda clase de temas, como podrían ser sus experiencias personales jugando, la reputación que porta la comunidad con respecto a otros juegos de lucha, o el impacto que ha tenido la pandemia en un juego que ha dependido hasta ahora en gran parte de la organización de torneos presenciales a lo largo y ancho del país.

Como siempre se suele decir, no hay mejor manera de conocer la realidad detrás de algo que te la cuente aquel que la vive. Por esa razón, tras una charla con Paquito, Pepo, Vilxs, Canary255 y Elira, todos miembros en activo de la comunidad con sus propias perspectivas y circunstancias, venimos a hablaros, no de lo que podáis haber leído en redes sociales por parte de terceros, o de lo que os puedan hacer creer vuestros propios prejuicios, si no de algo tan alejado de todo ello como certero: la realidad tras la comunidad española de Super Smash Bros. Ultimate.

Para empezar, cuando les pregunté acerca de qué les motivó a querer llevar su implicación con el juego a otro nivel, a pesar de que todos me dijeron haber empezado por juegos distintos (desde la entrega original para Nintendo 64, hasta el mismo Super Smash Bros. Ultimate), todos compartían la misma historia: ser el mejor en el grupo de amigos, o en el entorno familiar, para acabar lanzándose a un torneo y terminar recibiendo una buena cura de humildad a base de derrotas. Sin embargo, eso no les desmotivó, ni mucho menos, si no que les alentó a seguir jugando, mejorando, aprendiendo y formando parte de una comunidad que, si bien a primeras había quien la podría definir de individualista debido a su nivel de competitividad, conforme te integras a ella muestra sus verdaderos colores, convirtiéndose en un entorno donde todo el mundo tiene oportunidades para mejorar, hacer amigos y crecer, no solo como jugadores, si no también como personas.

Y es que, ciertamente, ese es otro punto que todos quisieron destacar. Os pongo en contexto; cuando te integras en una comunidad como la de Super Smash Bros., la dinámica principal reside en los torneos presenciales, donde muchos jugadores se reúnen para competir. Como es de esperar, hay torneos presenciales desperdigados por todo el país, cada cual con un determinado valor en puntos que se suma a una clasificación nacional que ayuda a medir quiénes son los mejores jugadores. Por lo tanto, para poder ser competitivo en el juego, lo ideal es moverte, viajar, y conocer a personas que, como es natural, comparten tus mismos intereses. Y es que cuando esos eventos ocurren, al finalizar el juego queda en segundo plano, forjándose amistades y propiciando así un buen ambiente que ha ayudado a muchas personas a perder su timidez, o al menos, a dejar un poco de lado su introversión.

Aún con todo, como podréis imaginar, en esta dinámica ha hecho irremediable mella la pandemia, cancelando multitud de eventos, dejando en pausa los torneos físicos y obligando a la comunidad a migrar a una modalidad únicamente en línea que, como podréis imaginar, y aún con cable de red, no es todo lo buena que debería, trayendo consigo conflictos como la latencia en los combates o la pérdida de complicidad que se gana cuando dos personas están compitiendo en un mismo espacio físico. Tiempos de incertidumbre que, a pesar de que la comunidad ha intentado remediar con múltiples iniciativas como concursos, o nuevos torneos, sigue siendo una molestia para muchos.

La comunidad competitiva de Super Smash Bros. en España tiene un funcionamiento muy coordinado. Para empezar, no tiene un dueño, o una figura que tenga mayor potestad a la hora de tomar decisiones que el resto: son una organización compuesta por un grupo de personas, cada cual con sus propias posiciones y responsabilidades, y ninguna con un mayor peso que la otra: los jugadores, los organizadores de torneos, o incluso los que mantienen sus sistemas informáticos, todos son engranajes que funcionan con igual peso para que todo siga adelante.

Así, aunque en términos de organización y base de usuarios sean una entidad firme, lo cierto es que tienen otros problemas de los que preocuparse, empezando por la falta de apoyo oficial (Nintendo contribuye como puede, pero todavía le queda mucho camino por recorrer, intentando propulsar títulos como este, Splatoon 2 o ARMS pero quedándose a medio camino en comparación a otras empresas con más experiencia en el ámbito de los eSports) y continuando por su reputación, la cual uno de los entrevistados define como mediocre. ¿La razón? Mucha gente considera a Super Smash Bros. como un mero party game, o en otras palabras, un juego con menor complejidad en comparación a uno de lucha al uso, atrayendo a un público más joven.

No obstante, con los datos en mano, se puede determinar que Super Smash Bros. Ultimate es el juego con la base de usuarios más extensa en el panorama actual de los juegos de lucha, con multitud de profesionales que viven de ello (algo que, por desgracia, en España no es posible por el momento), complejísimas técnicas y combos para cada personaje, y grandes iniciativas tanto a nivel mundial como nacional para toda clase de jugadores, ya sean novatos como de la élite. Es un título que genera un interés colosal, con una comunidad que no deja de crecer, y que es más agradable y acogedora de lo que más de uno pueda pensar.

Para finalizar, y tratando temas un poco más delicados, como lo que ha estado ocurriendo en Estados Unidos con algunos jugadores del título retirándose por haber llevado a cabo actos impropios, los entrevistados afirman que, a nivel nacional, no han ocurrido incidencias remotamente similares, siendo algo limitado únicamente a la escena americana; un infortunio que no representa a la comunidad en lo más mínimo.

Siguiendo el mismo hilo conductor, y tratando un asunto similar con Elira, administradora de la comunidad también conocida por habernos pegado una paliza con Banjo-Kazooie, acerca de si alguna vez ha tenido alguna mala experiencia debido al alto índice de jugadores masculinos en la comunidad del título, ella ha afirmado que, fuera de algunos que otros comentarios que a veces se tornan inevitables en toda comunidad con un buen número de usuarios, siempre se ha sentido una más, y nunca ha sufrido de ningún episodio de acoso de ningún tipo, acabando siempre cualquier conflicto en unas disculpas por parte del agravante. En otras palabras, la comunidad, desde luego, pone mucho esfuerzo para intentar ser un espacio seguro.

En resumidas cuentas, la impresión que nos llevamos de la comunidad española de Super Smash Bros. Ultimate no podría ser mejor y menos dañina. Por supuesto, como todo en la vida, corre con sus propios problemas y retos a superar, pero eso no es en ningún caso un indicativo de que no merezca la pena darle una oportunidad.

Como ya sabréis y antes os mencionamos, ahora vivimos tiempos difíciles, con una pandemia en curso, pero cuando todo vuelva a ser como antes, que pasará, tarde o temprano, no podemos hacer más que recomendaros acercaros un día a algún torneo para vivir por vosotros mismos una experiencia que podría marcaros para siempre: la de ser parte de una comunidad tan apasionada como extensa; la comunidad española de Super Smash Bros. Ultimate.

Comentarios