Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Gal*Gun Returns para Nintendo Switch
PorCarlos Alberto Y. S.  - 
Ver comentarios

[Análisis] Gal*Gun Returns para Nintendo Switch

Puede que Gal*Gun sea una de las franquicias más polémicas de la industria del videojuego, ya que de por sí, su propio concepto no deja de ser algo bizarro: disparar a chicas con un «rayo especial» para que se queden prendadas de ti. De hecho, hasta tal punto ha llegado su conflicto, que siendo un título con raíces en PlayStation, la entrega de la que os hablamos hoy no va a salir el ella, habiendo sido sustituida la consola de Sony por la de Microsoft, solo para también acabar siendo cancelada por la naturaleza erótica de su contenido.

No obstante, tras su trama, y fuera de lo que pueda parecer a simple vista, se esconde una serie que ha ido generando fans alrededor del mundo, hasta el punto de que ha sido posible concebir el título que os traemos hoy, Gal*Gun Returns, una puesta al día de la entrega original que cuenta con diversos añadidos de los que hoy os hablaremos largo y tendido. ¿Estáis preparados? Pues apuntad bien, ¡que comenzamos ya!

El regreso de «un clásico»

La historia permanece inalterada: en esta entrega seguiremos encarnando a Tenzou, un chaval corriente y moliente que no tiene demasiada suerte en el amor, no habiendo tenido ni siquiera una novia en lo que lleva de vida. No obstante, todo cambia cuando un día se cruza con Patako, una angelita novata a la que le encomiendan darle una oportunidad en el amor lanzándole una flecha… No obstante, como primeriza que es, en lugar de una, le lanza la friolera de 16, volviéndolo un tipo irresistible para cualquier persona con la que se cruce.

En principio, esto tendría que ser algo ideal para nuestro protagonista. No obstante, las flechas tienen su truco: su efecto tienen una duración limitada, y un humano promedio solo suele recibir un par o dos a lo largo de toda su vida. ¿Qué significa esto? Que el pobre Tenzou se ve contra las cuerdas, ya que acaba de conseguir la única oportunidad para que la chica de sus sueños se enamore de él.

Por esa razón, y tras tomar un pequeño test de personalidad obrado por Patako, tendremos que lanzarnos a elegir la ruta para determinar cuál será la heroína de nuestra historia, la cual actuará como una especie de jefe final que, como recompensa, nos entregará su corazón. ¿Conseguiremos no morir solos? ¿Encontraremos el amor? No queda de otra, ¡tendremos que disparar a todo lo que se mueva para averiguarlo!

Como os podéis imaginar, la historia no es el colmo de la originalidad o la complejidad como quien dice, pero no deja de ser una historia que cumple su propósito: la de ser divertida y aportar una razón de peso al jugador para hacerse paso por los siguientes niveles que propone el título. Por supuesto, la narrativa es algo que posteriores entregas lograron mejorar, pero a fin de cuentas, os estamos hablando de una remasterización de la original, así que han hecho bien en no tocar la historia en demasía.

Acción a raudales

Como os comenté, el juego se compone de diversas rutas, cada cual con sus propios niveles (y dos modos de dificultad a seleccionar según nuestra destreza a los mandos). En total, podremos elegir entre cuatro heroínas distintas, cada cual con sus propios valores y personalidad, que nos llevarán a distintas localizaciones del instituto en el que se ambienta la obra, como una cafetería, o una librería, entre otros.

La jugabilidad, por su parte, será bien simple, teniendo que acertar a todas las chicas que se nos abalancen por nuestro inmenso (y efímero, por desgracia) atractivo recién ganado. Así pues, en cada partida, cuando nuestra barra de energía esté llena, también podremos lanzar un «disparo de éxtasis» que nos permitirá (no me puedo creer que vaya a escribir esto) activar el modo Doki Doki Time para interactuar de una forma más «íntima» con nuestro objetivo, haciendo que se sienta cada vez más prendada de nosotros.

Por otra parte, no podemos dejar de mencionar la buena cantidad de modos con los que cuenta el título, entre los que destacamos el modo arcade, el modo colección (para rememorar nuestras… aventuras en el título) y el modo «Doki Doki Carnival», una especie de secuela corta en el que el modo «Doki Doki Time» toma el protagonismo para intimar con las distintas heroínas cuyas rutas hayamos completado satisfactoriamente.

Por último, como cabe también destacar, tendremos acceso a un vestidor para disfrutar de los modelos tridimensionales de todos los personajes, así como rotarlos, cambiarles de ropa, ponerles accesorios… Ya os hacéis a la idea. Así como también tendremos un manual digital por si nos surge alguna duda sobre lo que podemos hacer o no en el título, un detalle que es de agradecer.

Una digna puesta en forma

Debido a su naturaleza como remasterización, muchos problemas de su apartado gráfico han sido resueltos, llevando el título a la alta definición y eliminando sus caídas de fotogramas por segundo, algo que es de agradecer para hacer más confortable su jugabilidad. No obstante, el problema se encuentra en la repetitividad, y es que muchos de los enemigos (las chicas) que nos encontremos serán prácticamente calcados, cambiando únicamente su color de pelo, o de ojos, ya sabéis, detalles como esos, lo que, en cierto modo (y aún sabiendo que no había demasiado margen de maniobra en este aspecto) no deja de poder terminar de aburrir a algún que otro jugador.

Fuera de eso, el título viene en inglés, pero eso no tiene por qué suponer un impedimento para disfrutarlo ya que tampoco cuenta con tanto texto. Lo que sí, sus ilustraciones están de lo más bien hechas, así como los distintos modelos del elenco protagonista, y es precisamente ahí donde reside el principal atractivo del título. Así mismo, el apartado sonoro también es bastante decente, con música que hace llevadera la experiencia y la clásica canción de introducción al juego.

Conclusión

Si os gustan los shooters sobre raíles y las historias de amor más disparatadas, Gal*Gun Returns es para vosotros, contando con distintas rutas con sus propias heroínas y algún que otro reto para los más completistas, todo ello aderezado con distintos modos que los fans de la franquicia, y sobre todo del título original, apreciarán enormemente. Por supuesto, eso sí, para disfrutarlo por completo tenéis que tener en cuenta que es un título de corte nipón muy marcado, y que su contenido puede no ser apto para toda clase de usuarios.

La impresión que me llevo al haberlo completado, sobre todo, es la de que las políticas de Nintendo han ido cambiando con el tiempo para volverse mucho más libres de cara a los desarrolladores, y eso es todo un acierto. Pensadlo; al final hemos podido jugar en exclusiva en consolas a un título que ha sido prohibido por completo en otras plataformas, pero que en Nintendo Switch ha llegado al completo y sin ninguna clase de censura. Algo impensable hace unos años pero que, ahora mismo, reafirma la idea de que en Nintendo hay toda clase de jugadores, con juegos para todos los gustos. Que así siga.

Gal*Gun Returns ya se encuentra disponible tanto en formato físico como en formato digital en la Nintendo eShop de Nintendo Switch, estando localizado a un perfecto inglés, con un precio de 49,99€ y un espacio de almacenamiento de 2068,00 MB. ¡Lanzaos a la aventura!

[Análisis] Gal*Gun Returns para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Recomendado

7.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Una remasterización de la entrega más clásica de la franquicia.
  • Nuevos modos y distintas rutas.
  • Un sentido del humor bizarro y divertido.
Flojea en:
  • La ausencia de ciertas funciones que mejorarían la jugabilidad.
  • Sus dinámicas se pueden tornar repetitivas fácilmente.
  • Su contenido puede no ser apto para muchos tipos de usuario.




Comentarios