Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Hyrule Warriors: La era del cataclismo para Nintendo Switch
PorSharky  - 
Ver comentarios

[Análisis] Hyrule Warriors: La era del cataclismo para Nintendo Switch

Hyrule Warriors: La era del cataclismo, desarrollado por Omega Force, una división de Koei Tecmo, es un hack and slash o, como mayormente se conoce, Musou, un título donde tendréis que combatir contra una ingente cantidad de enemigos, junto con tus héroes favoritos, en esta precuela alternativa de The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

El próximo 20 de noviembre de 2020, podrás disfrutar de este título exclusivo en Nintendo Switch que viene traducido y doblado al castellano, ofreciendo además una renovada experiencia en el género Musou, mezclando lo que ya conocemos de entregas anteriores a las mecánicas de The Legend of Zelda: Breath of the Wild (a partir de ahora lo acortaremos a BotW).

Historia

Hyrule Warriors: La era del cataclismo nos ofrece algo con lo que pocos Musou cuentan: una historia épica. En esta precuela, y nada más empezar, descubrimos que esta historia es diferente a la de BotW, es otra línea temporal que se crea gracias al robotito, como para este análisis no podemos revelar su nombre, lo llamaremos Mini-Guardian. Gracias a las nuevas interacciones que ofrece este icónico personaje con otros seres o el ambiente, son muchos los cambios que se van sumando para diferenciarse con la línea temporal de BotW.

Sabemos que Zelda apenas aprendió a usar la piedra sheikah y, sin embargo, en esta línea temporal, gracias a Mini-Guardian, Zelda la puede usar para la lucha o para teletransportarse. Conoceremos más detalles tanto de aliados como enemigos, pero lo más interesante sucederá a mitad del camino, cuando todo parece perdido, las tornas serán cambiadas y los planes del enemigo cambiarán y evolucionarán según las novedades.

Apenas puedo aclararos más incógnitas que aparecerán, ya que se consideran spoilers, pero os puedo asegurar que cada una de las cinemáticas que nos ofrece este juego, aparte de impresionantes, son fundamentales para conocer una trama que, aunque distinta, sigue teniendo algunos matices importantes en la historia que ya conocemos de BotW.

No sabemos en qué línea temporal estará centrada The Legend of Zelda: Breath of the Wild 2, pero os podemos aclarar que ciertos personajes son nuevos, como pasó con Hyrule Warriors 1 para Wii U. También hemos echado en falta algún otro activo, que posiblemente aparezcan más adelante en un futuro contenido adicional, aunque esto último solo son especulaciones de un servidor.

Jugabilidad

Hyrule Warriors: La era del cataclismo ofrece una jugabilidad evolucionada de los clásicos Musou, aunque está más centrada en mecánicas del mundo de BotW, acompaña al argumento y no solo se basa en matar miles de enemigos para conseguir la puntuación más alta, como suele ser habitual en un Musou.

Como ya os explicamos en las impresiones de este título, podremos jugar con Link, Zelda, Daruk, Revali, Urbosa, Mipha e Impa. Cada uno de los personajes ofrece una manera completamente distinta de jugarlos y, para dominarlos, tardaremos unas cuantas partidas en sacarles el máximo provechos a sus combos. En esta ocasión, las mecánicas introducidas por el botón ZR en cada personaje son únicas, lo que hace que el estilo de manejo de cada uno de ellos se diferencie notablemente.

El uso de la piedra sheikah por parte de todos los personajes es increíblemente diferenciado para cada uno de ellos, aunque el que peor sale parado es, sin duda, Link, aunque al menos lo compensa en que podrá usar, aparte de la espada y el escudo, otras armas como la lanza o el mandoble. Además, la mecánica de BotW para esquivar está implementada en este título, y hará las delicias de la jugabilidad para luchar contra muchos de los enemigos. Las Bestias Divinas, como ya os mencionamos en las impresiones, han resultado una parte fundamental en la historia, pero en lo que la jugabilidad respecta, han sido fases que no me han entusiasmado demasiado y que poco aportan al jugador.

En el mapa que usaremos para movernos entre misiones, también podemos encontrar puntos específicos donde, al entregar ciertos objetos, podemos subir de nivel la habilidad de los personajes con su arma, ampliar los combos de ataque o aumentar sus corazones. Ayudar en los territorios o mercaderes nos desbloqueará nuevas tiendas o atuendos para Link. Hay una gran cantidad de misiones donde elegir y, a medida que nos haga falta algún material, siempre podremos repetir las fases, al mismo nivel de dificultad, o bien subirla para tener un reto mayor.

En este sentido, y aunque llega a presentar cierto desafío, hemos notado que, en cantidad, comparándolo con Hyrule Warriors: Definitive Edition, la cantidad de contenido es muy inferior. Terminar el modo historia, con alguna que otra misión secundaria, nos llevará en torno a 18 horas, que pueden ampliarse otras 8 horas solo por una misión ofrecida al final. En Hyrule Warriors: Definitive Edition, con 500 horas jugadas, solo llevo ¼ de todas las fases que puedo completar gracias al modo aventura. No sabemos cuánto podría durar el completar el juego al 100%, ya que depende mucho de la habilidad de cada uno, pero salvo que introduzcan nuevo contenido en el futuro, la esperanza de vida de este Hyrule Warriors es muy inferior al del original.

Una de las mecánicas nuevas y evolucionadas, que más me ha gustado de este título, ha sido que han eliminado el sistema de puntuación, así como la obligación de matar a 1.500 enemigos para que aparezca la skulltula o no perder cierto nivel de corazones. Todo esto se ha mejorado, y se nos ofrecen unos mapas vivos, donde ya no tendremos que centrarnos en recorrer pasillos vacíos y sin vida para llegar a una base y destruir a todos los enemigos, estas opciones que comparten la mayoría de los Musou han cambiado para adaptarse a las circunstancias que acompañan a la historia. Existen algunas fases donde tendremos que proteger nuestras bases, pero el componente repetitivo se ha rebajado sustancialmente, aunque no nos engañemos, sigue siendo un Musou y, como tal, es repetitivo, pero la gran cantidad de escenas cinemáticas y la historia que lleva detrás hace que merezca la pena, pese a todos estos defectos que puedan ver aquellos no amantes de los Musou.

Hyrule Warriors: La era del cataclismo es, en definitiva, un Musou, pero algo diferente, donde tendremos un elenco interesante de personajes a los que subir de nivel, mejorar, con los que matar a miles de enemigos, movernos por el mapa sin parar, pero, todo esto tal vez no merecería tanto la pena si no ofreciera una historia de este calibre, con una gran cantidad de enemigos, tan variables como los que podemos encontrar en BotW, y muchos más.

Gráficos

Mucho se ha hablado de los problemas técnicos que ofrece Hyrule Warriors: La era del cataclismo al jugador y lo cierto es que, más adelante y con cierto personaje, las bajadas de fps pueden llegar a ser menores de lo que se han medido, pero también es cierto que, como ocurrió con BotW, el juego va a ser mejorado poco a poco a través de actualizaciones donde mejorarán el rendimiento, entre otros problemas. Tacharlo de juego catastrófico por algunos bajones puntuales, que serán arreglados en el futuro cercano, puede llegar a sonar demasiado dramático. Nintendo Switch es lo que es y, con paciencia, se puede llegar a obtener joyas finalmente, como ocurrió con BotW. No dudamos, ni por un momento, que la historia se vaya a repetir en este título, aunque venga de la mano de Omega Force y no directamente de Nintendo.

Es innegable que tanto la demo como el título final funcionan en el dock en una resolución variable de entre 1440×810 y 1013×570 y, en el modo portátil, varía desde los 960×540 a los 676×380, y todo ello con unos fps que varían desde los 30 a los 20. Estos bajones de fotogramas se harán más presentes en cuanto algo empiece a explotar o hagamos ataques especiales que afecten a muchos enemigos a la vez, ¿afecta eso a la jugabilidad o al disfrute del mismo? Lo cierto es que, al menos para mí, no han supuesto ningún problema.

¿Por qué no suponen un problema ni las bajadas de resolución ni los fps? Pues sencillamente porque donde más lo notaremos será en momentos puntuales cuando realicemos ataques especiales o remates a enemigos, donde ya de por si el tiempo se ralentiza un poco. Lo malo, en casos como cuando pegamos a algún lime y empiezan a explotar en serie, entonces sí que me han resultado un problema, porque la ralentización es tal, que estropea la frenética acción que esté realizando, aunque solo sea para avanzar hasta el siguiente objetivo. ¿Ha hecho esto que pierda todo el interés por el juego? Lo cierto es que no. Se podría decir que estos fallos puntuales los compensa Hyrule Warriors: La era del cataclismo con la experiencia que nos devuelve gracias a la historia y sus cinemáticas, como llevamos repitiendo en todo el análisis.

Sonido

No puedo sino felicitar a SIDE UK y Takemaker por el gran doblaje que nos han traído gracias a un elenco de dobladores maravillosos como son Nerea Alfonso, Ramón Canals, Marta Barbará, Francesc Belda, Rafael Calvo y muchos más.

Ahora que he terminado el juego, os puedo asegurar que la banda sonora de este juego es pura magia. A medida que avancéis, algunas melodías serán capaces de poneros los pelos de punta, tanto si sois fans de la saga como si no. El trabajo que han realizado aquí es magistral y espero que ofrezcan, en un futuro cercano, la opción de poder comprar la BSO. Siempre puedes escuchar todas las melodías a través del juego, ya eso dependerá de vosotros, jugadores.

Multijugador

Este apartado le hace un flaco favor a Hyrule Warriors: La era del cataclismo. No nos ha gustado el multijugador local. Dividir la pantalla de manera horizontal nos ha resultado demasiado molesto, hubiéramos preferido jugarla a partida por la vertical, aunque perdiéramos visión lateral.

Si a esto le añadimos que aquí claramente el juego apenas puede con ello, reduciendo drásticamente la resolución y los fps, obtenemos un juego que vamos a querer jugar solo para un jugador, de hecho, es como creo que más se va a disfrutar. Tal vez le hubiera sentado mejor un modo online.

Entendemos que el modo multijugador local es útil para que algún amigo o nuestra pareja nos ayude en fases realmente complicadas o en la máxima dificultad, estos casos me han pasado fácilmente en Hyrule Warriors: Definitive Edition, pero aquí, como hemos comentado antes, por su jugabilidad, no hemos visto necesario recurrir a esta ayuda extra.

Conclusión

Hyrule Warriors: La era del cataclismo es un título imprescindible para todo amante de The Legend of Zelda, y en particular de Breath of the Wild, por no olvidarnos de los fans de los Musou. Aún con sus problemas técnicos, el juego ofrece una gran cantidad de horas jugables, así como un intenso modo historia con un número impresionante de cinemáticas capaces de hacernos llorar y reír a partes iguales.

Traducido y doblado al castellano, nos ofrecerá, solo con el modo historia, unas 18 horas de juego, dependiendo siempre de nuestra habilidad y de cuántas misiones secundarias hagamos. Completarlo al 100% no será tarea fácil, ni corta, y al ser un Musou, la rejugabilidad está asegurada, ya sea para conseguir ingredientes o por terminar las fases a la máxima dificultad.

Si solo eres capaz de fijarte en los problemas técnicos, sentimos decirte que este no es tu juego. Por suerte, puedes probar el título, gracias a la demo, que es un fiel reflejo del juego final en lo que es la experiencia que ofrece al jugador, para saber si este es tu tipo de juego, y así poder sumergirte en sus misiones y vivir una historia que marcará un antes y un después en esta trilogía de BotW.

Podéis adquirir Hyrule Warriors: La era del cataclismo en la eShop de vuestra Nintendo Switch, a un precio de 59,99€ que, para mí, los vale, con un peso de 10911,00 MB, además de conseguir 300 Puntos de oro en My Nintendo. El juego está disponible con voces y textos en castellano y textos en español latino de lanzamiento y voces en español latino mediante actualización de lanzamiento.

[Análisis] Hyrule Warriors: La era del cataclismo para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Imprescindible

9.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Una historia magistral llena de cinemáticas increíblemente bien llevadas.
  • Un doblaje de ensueño.
  • Una jugabilidad mejorada y evolucionada.
  • Un Musou, pero con mucho toque de BotW.
  • El modo historia solo es el principio de la cantidad de misiones que podemos hacer.
  • No imaginamos como hubiera sido este título si no fuera un Musou ya que la trama necesita de este cambio en la jugabilidad comparándolo con BotW.
Flojea en:
  • Los problemas técnicos son una constante, aunque esperamos que lo solucionen en futuros parches.
  • El multijugador no es nada acertado al empobrecer aún más la calidad gráfica por no olvidarnos de la pantalla partida.




Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies