Quantcast
Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Ghost of a Tale para Nintendo Switch
PorSharky  - 
Ver comentarios

[Análisis] Ghost of a Tale para Nintendo Switch

Ghost of a Tale, desarrollado por SeithCG (Lionel Gallat) y escrito por Paul Gardner, es un juego de aventuras donde tomaremos el control de Tilo, un pequeño ratón bardo, que acaba preso en una prisión de ratas, ¿podrá escapar y rescatar a su mujer?

Liberado en Nintendo Switch el pasado 8 de octubre de 2020, nos llega un título con un excelente port a esta consola, traducido al castellano, optimizado, fluido y con una historia increíble, llena de matices, en un universo y un ecosistema propio donde todo está conectado.

Historia

Ghost of a Tale es, sin lugar a duda, un universo con su propio “lore”. Una historia llena de matices, recuerdos, datos, fechas, sucesos, vidas, sensaciones, sentimientos, amor, odio, guerra, paz, muerte, vida, locura, sueños y, sobre todo, esperanza. Tilo no está solo en esta aventura, para rescatar a su esposa Merra, tendrá que conocer y ayudar a otros seres para poder hacerse paso a través de las imponentes ratas que no dudarán de hacer trizas a un prisionero huido como él.

Pero ¿cómo empieza todo? La historia nos situará con Tilo en la cárcel y nos darán los primeros detalles del pasado tormentoso que ha tenido que sufrir esa tierra por la Guerra de la Llama Verde. Merra no está con nosotros y no sabemos dónde está, tendrás que ayudar a Tilo a escapar, pero, una vez libre, ¿qué hacemos a continuación?

Alianzas, y aquí viene la chicha del asunto, descubriremos que el drama personal de Tilo no será el único, todo el mundo sufre por algún motivo, y diferentes personajes nos ayudarán a medida que nosotros los ayudemos. Personajes carismáticos, graciosos, tiernos, desconfiados, en resumen: vivos. No tengo más palabras para lo que me han llegado a trasmitir cada uno de ellos, desde la rana pirata al dúo de hermanos ladrones ratunos.

En el juego nos podremos ver identificados con algunos personajes y situaciones, así como ver representada la sociedad en múltiples aspectos, aunque sea más ambientada a algo medieval, el pasado, presente y futuro de todos los personajes, consiguen tener un motivo, y esa motivación, sumada a la determinación de Tilo, hará que encontremos la verdad entre tanta mentira y medias verdades.

El “lore” de Ghost of a Tale me ha fascinado. Me he parado a leer cada texto, cada poema y cada canción para entender este universo de seres antropomórficos. Podrías jugar y pasar de todo para ir a tope para el final, dejando el título como si fuera solo un juego de sigilo y astucia, pero te perderías lo más importante de esta gran obra. No dudo que, en futuros proyectos, usen este material para expandir aún más todo este conocimiento.

La pequeña parte negativa de este apartado ha sido, por desgracia, el final, que te deja con demasiadas ganas de más, y espero que no pase mucho tiempo en ver más sobre Tilo u otros personajes. Podría pararme a explicar qué me ha parecido cada personaje que he conocido en esta aventura, pero es mejor que lo conozcáis por vosotros mismos, no os defraudará.

Jugabilidad

La jugabilidad en Ghost of a Tale no es complicada: sigilo + astucia. Al principio solo podremos escondernos en pequeños sitios y huir de las temibles ratas. Con el tiempo y suficiente exploración en la Fortaleza de los Altos Derruina, podremos conseguir diferentes disfraces que nos darán nuevas propiedades, como correr más rápido, resistir el veneno o hacernos pasar por un nuevo recluta rata muy bajito.

Aunque las cosas se vuelven algo más fáciles cuando tenemos la armadura de rata y la hemos modificado para ir más rápidos con ella, después de ayudar a ciertos personajes, lo cierto es que, sobre todo al principio, puede resultar un pequeño reto escapar y no ser visto por tanta rata, al menos nos dejan en tensión, aunque tampoco es un reto imposible.

Explora para encontrar objetos, quema los estandartes del gobierno opresor de las ratas, ayuda a otros para conseguir mejoras y recompensas, sube de nivel para obtener más vida y resistencia. Esto es la jugabilidad de Ghost of a Tale, sobre todo explorar es la clave.

El mapa no es muy grande, pero es increíblemente rico en localizaciones, gracias a ser un mapa conectado tanto en cada plano como en verticalidad. A medida que avancemos y consigamos ciertas llaves, descubriremos pasajes que nos llevarán y conectarán con otras áreas a las que, para llegar anteriormente, teníamos que dar muchas vueltas, por poner un ejemplo. El paso del tiempo afectará y, según la hora del día que sea, podrán suceder o aparecer diferentes escenas y objetos en el juego, ¡todo un detalle!

La jugabilidad es todo un acierto, no es acción, es evitar la acción y, sobre todo, explorar cada rincón para encontrar todo lo que nos pueda hacer falta para llegar a nuestro objetivo, ya sea principal o secundario, y el realizar estas misiones será altamente recomendado. Jugar a Ghost of a Tale es relajarte, pararte a mirar y descubrir rincones ocultos que antes no habías visto y vuelta a empezar.

Gráficos

¿Cómo funciona en Nintendo Switch? Funciona de maravilla, gracias a un excelente port realizado por Seaven Studio. Ellos nos aseguran que el título funciona a 30 fps y que corre a una resolución máxima de 1080p y, salvo algún bajón ocasional en los fps, todo es correctísimo. Es cierto que la carga gráfica se ha visto altamente disminuida para que funcione así de fluido en Nintendo Switch, pero este bajón no te impedirá disfrutar de este título en toda su extensión.

Sí, vamos a ver texturas al mínimo, dientes de sierra y ciertos detalles que podríamos decir “se ven raros”, pero hay que tener en cuenta que estamos en un mapa de mundo abierto sin pantallas de carga, y esto, a la consola híbrida de Nintendo, no le suele sentar muy bien. Sin embargo, estamos ante un gran trabajo y podremos pasar de zona en zona sin ningún problema, aunque a veces, en lugares muy pequeños, tendremos ciertos problemas con la cámara. Veremos por supuesto apariciones repentinas de ciertos objetos o luces por el popping, pero al ser un título donde no tendremos que ir siempre en plena acción, estas transiciones no afectarán para nada a nuestra jugabilidad.

La localización de este título es simplemente maravillosa, no puedo seguir el análisis sin felicitar al traductor por su esfuerzo y adaptar ciertos términos a nuestra lengua de esta manera. Gracias a Julia Gara Lecuona Allende, Irene Doval Marcos y Laura Linares Fernández tenemos esta magnífica edición en nuestras manos y, de verdad, he disfrutado muchísimo leyendo cada fragmento. Como curiosidad, tengo que añadir que la traducción fue nominada a los premios ATRAE.

Para terminar, y dejando constancia de que, frente a los defectos, el título me ha encantado visualmente por los escenarios que me he podido encontrar, Ghost of a Tale trae un modo foto, mecanismo que no existía en las primeras versiones del juego en PC, y que me ha dejado realizar las capturas que estáis viendo en este análisis. Me encanta pararme y realizar diferentes capturas dependiendo de la hora del día en el mismo escenario, ¡sencillamente fantástico!

Sonido

La banda sonora de Ghost of a Tale no os puede dejar indiferentes, esta parte de la obra, realizada por Jeremiah Peña, nos trasladará por cada nota a cada situación en la que nos encontremos. 35 pistas diferentes nos podremos encontrar mientras jugamos, y con todas y cada una de ellas, se nos llenará el alma. Una música profunda, triste, melancólica, temerosa y situacional como no he escuchado en mucho tiempo.

En este título no encontraremos conversaciones dobladas, cosa que casi puedo agradecer al dejarme imaginar el tono de Tilo, pero en todo lo demás, desde la música al sonido ambiental, creado por Nicolas Titeux, es increíblemente acertada, de esas que vas a querer comprar el álbum completo.

Conclusión

Ghost of a Tale es un indie imprescindible para tu Nintendo Switch en este 2020. Disfrutable para todos aquellos que quieran un juego de aventuras tranquilo, pero con toques intensos, donde explorar y no ser visto será una de sus mecánicas, que pasarán a la resolución de todos los misterios y el conocimiento de todos los trasfondos de los personajes, hasta tener que comprenderlos y amarlos.

Traducido al castellano, nos ofrecerá unas 15 horas de aventura, dependiendo de nuestra habilidad y de cuántas misiones secundarias queramos completar, aunque os puedo asegurar que todas valen la pena.

No puedo decir nada negativo, la falta de potencia en Nintendo Switch es un hecho y el trabajo realizado por Seaven Studio es excelente, recortando y sacrificando calidad visual como texturas, bloom y algún efecto más, para que el título vaya siempre, o casi siempre, fluido.

Podéis adquirir Ghost of a Tale en la eShop de vuestra Nintendo Switch, a un precio de 24,99€, que, para mí, los vale, con un peso de 1252,00 MB, además de conseguir 125 Puntos de oro en My Nintendo.

[Análisis] Ghost of a Tale para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.5
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Un lore completo, profundo y magnifico.
  • Unos personajes muy carismáticos.
  • Un escenario pequeño, pero increíblemente completo.
  • Un port magnifico.
  • Te encantará escuchar la BSO hasta cuando no estas jugando.
  • Fluido y estable.
  • Los disfraces.
  • La interfaz es agradable en el modo TV y portátil.
Flojea en:
  • Aunque el port es excelente, la cámara puede volverse loca en ciertos puntos muy pequeños.
  • No es rejugable en sí, salvo que quieras repetirlo todo para completarlo al 100%, no hay motivo.
  • El bajón gráfico es bastante patente y es a tener en cuenta si lo que buscas es potencia.




Comentarios