Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Pikmin 3 Deluxe para Nintendo Switch
PorAres  - 
Ver comentarios

[Análisis] Pikmin 3 Deluxe para Nintendo Switch

Parecía que Nintendo había dejado su saga Pikmin flotando por el espacio, perdida y sin saber en qué planeta aterrizar. El accidente espacial de Olimar queda como una anécdota al darnos cuenta de que han pasado casi 10 años desde la última entrega de la saga principal de Pikmin, la desaparición total de Pikmin 4, y el experimento regulero que resultó Hey! Pikmin en Nintendo 3DS.

Paso a paso se vuelve a la senda de lo que fue en su día la franquicia revelación de Nintendo. Pikmin es el retoño de Miyamoto tras años colgado de antiguos personajes, y en el que puso todo su amor por la naturaleza y el ingenio para la creación de una aventura de estrategia diferente.

Ha llegado el momento de que Pikmin deje de ser un juego para unos pocos, y se abra a un público mucho más grande, y para ello aquí tenemos a Pikmin 3 Deluxe.

Aterrizaje forzoso en PNF-404

Nintendo nos hace mirar Pikmin desde una perspectiva diferente en Pikmin 3, tomando el papel de tres valientes exploradores que atraviesan el espacio para conseguir comida y así salvar a su pueblo. El planeta Koppai sufre una gran hambruna y la única opción que encuentran para acabar con este problema, es buscar alimento en otros mundos.

Así, Alph, Britanny y Charlie se montan en la nave espacial Drake para llegar hasta el planeta PNF-404, que se supone, está lleno de vida y habrá alimento de sobra para llevar a Koppai.

Este es el argumento principal de Pikmin 3, uno en el que como en anteriores juegos, tendremos una parte dramática con un accidentado aterrizaje y la necesidad de reparar la nave, pero en general, mucho más relajado y despreocupado para que nos centremos en que la experiencia sea lo más divertida posible.

Nintendo no se deshace de Olimar y Luis, protagonistas de Pikmin 2 y que tendrán un papel anecdótico en esta tercera entrega. En su lugar, se colocan los tres astronautas que os comentábamos antes. Alph es un ingeniero bastante nervioso e inseguro, que quiere llegar algún día a ser tan valiente como el Capitán Charlie. Britanny es la bióloga del equipo y su cometido principal es decir qué se puede y qué no se puede comer. Sus personalidades están bastante difuminadas debido a que el juego tampoco les da un gran protagonismo. Simplemente son herramientas para jugar, aunque al menos se ha hecho el esfuerzo de darles profundidad. Bastante desaprovechados en nuestra opinión.

Por lo demás, se trata de un juego de Nintendo, así que no esperéis un guión de película de Hollywood, pero al menos hace que mantengamos el interés con nuevos objetivos constantes durante la aventura.

Pikmin para un trabajo bien hecho

Pikmin 3 Deluxe es una remasterización del juego que llegó en 2013 a Wii U, Pikmin 3, incluyendo todo el contenido descargable de pago lanzado anteriormente, un montón de mejoras de accesibilidad y nuevas misiones con Olimar y Luis como protagonistas. Por este motivo, ya podréis imaginar que no se trata de un juego puntero técnicamente para Nintendo Switch.

Había muchas formas de llevar el juego a la consola: podrían haber mejorado un poco las texturas y los modelados, aumentado la resolución o hacer que corriera a 60 imágenes por segundo. En este sentido nos hemos llevado una decepción, más que por el resultado, que es correcto, por la poca ambición de Nintendo en mejorar gráficamente Pikmin 3.

Tendremos una resolución de 720p en modo televisor, exactamente la misma que en Wii U, mientras que en portátil bajará hasta los 572p. Creemos que este juego no ha sido optimizado para Nintendo Switch, solo se ha llevado con un funcionamiento muy sólido y sin mejorar lo existente en el pasado.

En 2013 el juego se veía genial en Wii U, quizá por su apartado artístico realista poco habitual en Nintendo, pero ahora, en Switch, tenemos juegos con mucha más calidad visual, y la potencia de la consola podría haber hecho maravillas incluso con este port.

En el planeta de los Pikmin hay regiones de todo tipo, aunque en esta ocasión el juego se centra en enseñarnos las zonas más nórdicas, con entornos nevados, riveras de ríos y parajes gélidos. Esto hace que el juego tenga más personalidad, y a la vez menos variedad de entornos. Una decisión que nos pareció correcta, pero que debe cambiar en entregas posteriores.

La saga Pikmin siempre ha recurrido a un estilo musical tranquilo, natural y que utiliza instrumentos de cuerda y viento para dar banda sonora a cada día en PNF-404. Existen también canciones más intensas, especialmente en las batallas contra enemigos, pero al igual que el propio juego, en general, la música de Pikmin invita a relajarse y disfrutar de la naturaleza.

Lo que nos da Nintendo Switch

Para Nintendo, la jugabilidad y el control en Pikmin siempre ha sido un quebradero de cabeza. No es fácil controlar a 101 criaturas, moviéndolas por un entorno y orientando los lanzamientos solo con un par de sticks de control. Por esto nació en Wii “New Play Control”, para jugar las dos entregas de Pikmin de la mejor forma que se encontró: apuntando a la pantalla.

Teníamos dudas sobre cómo iba a funcionar el manejo de los astronautas en Pikmin 3, y parece que la cosa ha desembocado en un sistema de control agradable usando el control por movimiento de los JoyCon. Podremos utilizarlo de la misma forma que usábamos el mando de Wii, apuntando y creando un cursor virtual en pantalla para lanzar a los Pikmin, mientras que con los sticks movemos a los protagonistas y la cámara. Es justo como imaginábamos y queríamos que fuera, aunque hemos notado un pequeño desvío en la posición del cursor, probablemente debido a que la tecnología de los JoyCon no es la misma que el mando de Wii y su apuntado infrarrojo. En modo portátil y con mando pro de Nintendo Switch también es posible hacer uso del giroscopio para el apuntado, de forma similar a como ocurre en Splatoon 2.

El objetivo del juego será conseguir la fruta repartida por el mundo, además de arreglar la nave Drake para volver a casa. Para ello tendremos que ir avanzando por grandes zonas, desbloqueando caminos y nuevas opciones de juego hasta llegar al final. Aquí, la base jugable son los Pikmin, de 5 tipos distintos durante la aventura y que nos harán pensar cómo resolver ciertas situaciones para avanzar. No es un juego de puzzles, aunque tendrá algunas situaciones que nos harán darle vueltas al asunto para realizar las tareas de la forma más productiva posible. Se pierde parte de la estrategia sin tener el Wii U Gamepad, ahora pasando la acción al menú de pausa, evidentemente parando la acción y haciendo todo un poco más lento y menos fluido.

Nintendo ha querido hacer que Pikmin se abra a cuánta más gente posible, y para ello ha incluido un montón de opciones para que cualquier jugador pueda jugarlo. La más importante es un modo “normal”, que en realidad se trata de un modo “fácil” con enemigos más sencillos y más tiempo para trabajar durante el día. También hay un modo difícil llamado «Superpicante», con enemigos más duros y solamente pudiendo tener 60 Pikmin en la superficie. Además de esto, también habrá pistas especiales, flechas para saber por dónde ir, y objetivos con auto apuntado para que no se vayan los Pikmin a un punto no deseado.

Avisamos de que no se trata de un juego largo. Podremos completar el modo historia en unas 8 o 10 horas, aunque tendremos misiones de desafío y un sistema de récords interesantes para rejugar la aventura.

Cien entre dos

A unos les gustará más la adición de las nuevas campañas de Olimar y Luis. A otros les gustará más la accesibilidad y el control, pero a nosotros nos ha encantado la posibilidad de vivir esta aventura en compañía. Pikmin 3 Deluxe estrena modo multijugador total para poder jugar al completo con un acompañante. La pantalla se dividirá en dos, y cada uno podrá jugar de forma independiente incluso con los JoyCon en modo horizontal (algo que no recomendamos, pero que es posible).

Aunque no hemos tenido un salto técnico digno de Nintendo Switch, si que estamos contentos de todos los modos y contenido nuevo que incluye el juego. Las misiones de desafío nos presentan niveles en los que el carácter estratégico del juego explota, y a los fans de Pikmin les encantará. Quizá el punto más flojo que hemos visto es el modo multijugador local competitivo, un bingo bastante soso y sin nada que motive a jugarlo, especialmente teniendo un enorme modo cooperativo en cada rincón del juego.

Se han añadido descripciones en la Piklopedia de todos los protagonistas del juego, un detalle anecdótico que gustará a los fans de Pikmin.

Con todo esto, creemos que el subtítulo Deluxe está más que justificado por el nuevo contenido que incluye, pero sobre todo, por adaptar el juego de una forma en la que la saga Pikmin puede llegar a más gente que nunca.

¡Todos a la Drake!

El regreso al planeta de los Pikmin nos ha dejado un sabor agridulce. La tercera entrega en Nintendo Switch podría haber sufrido una mejora visual importante, adaptándola a la actualidad y con más ambición. No ha sido el caso, pero nos conformamos con que el juego funciona de forma muy sólida, se ve correcto y, lo mejor, ha tenido un montón de adaptación jugable en Nintendo Switch.

Por fin creemos que un juego de Pikmin puede ser jugado por un gran público, como sucede con Super Mario Odyssey o Luigi’s Mansion 3, ofreciendo una experiencia divertida, diferente y de muy buena calidad.

El juego ya era maravilloso en Wii U, y sigue siéndolo en Nintendo Switch. No podemos esperar para ver lo que Nintendo tiene pensado para el futuro de los Pikmin y los astronautas.


Archivado en:  Pikmin Pikmin 3 Pikmin 3 Deluxe

[Análisis] Pikmin 3 Deluxe para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.3
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Un videojuego brillante, ingenioso y muy especial.
  • La inclusión de un modo cooperativo para desafíos e historia.
  • El sistema de control, muy bien adaptado a Nintendo Switch.
  • Múltiples mejoras de accesibilidad.
  • Muy estable técnicamente.
Flojea en:
  • Gráficamente es excesivamente conservador y con muy poca ambición.
  • La falta de una segunda pantalla hace más lenta la administración de tareas de los astronautas.




Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies