Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Spheroids para Nintendo Switch
PorFran VH  - 
Ver comentarios

[Análisis] Spheroids para Nintendo Switch

El estudio español Eclipse Games lanzó hace unos años su tercer título, Spheroids, una mezcla entre plataformas y mecánicas al estilo Pang, el clásico de recreativas. La habilidad de los desarrolladores para mezclar géneros y descubrirnos nuevos subgéneros es una de las grandes alicientes de los juegos indies. Hace unos meses me tocó analizar otra curiosa mezcla de géneros con el genial Sky Racket, ahora veamos que tal es este Spheroids.

Invasión de las burbujas alienígenas

La historia del juego, un simple añadido para saber porque vamos a hacer lo que vamos a hacer, pero sin mucha «chicha», nos cuenta que Lucas, un chaval canadiense al que manejaremos durante toda la aventura, recibe el aviso por parte del doctor Otto de que la tierra está siendo invadida por alienígenas en forma de bola con ojos. El doctor Otto equipará a nuestro héroe con un taladro destruye Spheroids, para acabar con la invasión.

Plataformas + Pang = Diversión

Spheroids es un plataformas de acción 2D, cuyo principal atractivo será el hecho de que la forma de acabar con los enemigos será al estilo Pang, disparando hacia arriba (o hacia abajo), nunca horizontalmente. Al disparar sobre los spheroids que van botando por el escenario, éstos se irán dividiendo haciéndose cada vez más pequeños, hasta que queden en un tamaño tan reducido que con un último disparo mueran definitivamente. 

Las mecánicas plataformeras son muy clásicas, con un control del personaje preciso aunque algo simplón, con una física que da la sensación de que está flotando por el escenario. Por fortuna el juego nos irá mostrando nuevas mecánicas y su diseño de niveles hará más variada la aventura. Los escenarios tienen distintas profundidades, y con los teletransportadores podremos cambiar de uno a otro. Además el doctor Otto nos dará nuevas habilidades durante el viaje, como el poder de usar ganchos para engancharnos a algunos salientes y usarlos de lianas o el poder de cambiar la gravedad, de forma de andaremos por la plataforma boca abajo.

El juego se divide en 32 niveles distribuidos por varios mundos. Los niveles con relativamente cortos y en ellos tendremos que enfrentarnos a diferentes tipos de enemigos. Te encontrarás con algunos momentos en el que no podrás avanzar hasta que no acabes con todos, y otros en los que podrás pasar de ellos.  Estos enemigos no se limitan a ser las típicas pompas del Pang, sino que hay bastante variedad, y así nos encontraremos, por ejemplo, con unas bolas roca cuya física de rebote cambia completamente, bolas que vuelven a recobrar su tamaño original si se tocan de nuevo o incluso bolas indestructibles.

A lo largo de cada nivel, te encontrarás algunos checkpoints. Si mueres, reanudarás el juego por ese punto aunque no tendrás que volver a eliminar a los enemigos con los que acabaste anteriormente. Contarás con tres vidas por defecto, con muertes infinitas.

Como en el mencionado Pang, obtendremos diferentes items al destruir a los enemigos, que serán: doble y triple disparo, escudo, vida, contenedor de vidas, cámara lenta, stop durante unos segundos y dinamita para que exploten todas las pompas. La verdad que no han estado muy inspirados, y se echan en falta más tipos de disparos e items, ofreciendo incluso menos tipos que el juego en el que se basa.

Gracias a las “monedas” que vamos recogiendo por todos los niveles, podremos además comprar estos items al principio de cada nivel.

El nivel de dificultad está bien implementado, siendo fácil al principio pero incrementándose cada vez más, poniendo más enemigos, más formas de morir, y obligándonos a dominar las distintas habilidades que va obteniendo Lucas por el camino. Las fases finales son exigentes pero nunca frustrantes.

Una pena no contar con modo multijugador, que le vendría que ni pintado (y más teniendo en cuenta que era otro de los alicientes de su referente) y le hubiese hecho ganar más puntos.

Estilo simple

Gráficamente el juego tiene un diseño bastante peculiar, con colores pastel y personajes cuadriculados (excepto enemigos claro), pero en general se antoja bastante simple. Los decorados, basados en países como Egipto, Rusia, Kenia o India, dan variedad al título, pero son algo vacíos y con nula vida. Además a veces se notan cambios bruscos de cámara al moverse entres las distintas profundidades del escenario.

En tema sonora funciona bastante bien, con música tecno que pega con la acción y el ritmo y con melodías variadas.

Conclusión

Spheroids es una buena mezcla del género plataformas con las mecánicas del Pang, que nos mantendrá entretenidos si no tenemos demasiadas pretensiones. Le falta algo más de profundidad y carisma, y si buscas juegos estilo Pang la mejor alternativa es su 4ª parte Pang adventures y si buscas un plataformas hay muchísimos más destacables en Switch. No obstante, gracias a las distintas habilidades y a un diseño de niveles correcto, Spheroids te divertirá durante sus 32 niveles.

El tamaño de su descarga es de 399 MB y, a fecha de este análisis, se encuentra disponible en la eShop a 7,99€.


Archivado en:  Pang Plataformas 2D

[Análisis] Spheroids para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Buen juego

6.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Buena mezcla de plataformas con mecánicas del Pang.
  • Buen diseño de niveles.
Flojea en:
  • Algo simple jugable y gráficamente.




Comentarios