Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Impresiones] Xenoblade Chronicles: Definitive Edition para Nintendo Switch
PorNintenderos.com  - 
Ver comentarios

[Impresiones] Xenoblade Chronicles: Definitive Edition para Nintendo Switch

Hoy tenemos el placer de compartir con vosotros nuestras impresiones de un título sumamente especial, no solo por definir la historia de un género, sino por ser considerado universalmente en su lanzamiento original como una auténtica obra maestra de culto.

Sí, este año se cumple exactamente una década desde que una Monolith Soft recientemente adquirida por Nintendo lanzase al mercado nipón Xenoblade Chronicles, título que llegaría a nuestras tierras un año después gracias a la fuerte y adelantada apuesta de Nintendo of Europe por el nicho del juego de rol japonés que tanta fuerza ha estado ganando en estos últimos tiempos, siendo precisamente el título al que nos referimos uno de los grandes ejemplos de lo que es capaz de alcanzar el género en cuanto a calidad.

Por eso, ¿qué mayor celebración posible que revisitarlo con una edición definitiva que lo pone al día en toda clase de aspectos imaginables? Así es, nosotros llevamos ya un buen puñado de horas disfrutando de Xenoblade Chronicles: Definitive Edition, y por eso, venimos a contaros nuestras impresiones hasta ahora con el título. ¿Qué es lo que cambia? ¿Qué sensaciones nos está dejando hasta el momento? ¿Tiene algo nuevo que ofrecer si ya hemos disfrutado del original anteriormente en alguna otra plataforma como Wii, Wii U o New Nintendo 3DS? ¡Con el siguiente artículo intentaremos responder a algunas de vuestras inquietudes mientras esperamos con vosotros su deseado lanzamiento!

Un futuro más prometedor que nunca

Como su propio nombre indica, el juego que nos ocupa no es otra cosa que una edición definitiva de la entrega original, lo que significa que tanto su narrativa como otros tantos aspectos de su jugabilidad son completamente fieles a los que que pudimos disfrutar en su día. Sin embargo, el atractivo de Xenoblade Chronicles: Definitive Edition reside sobre todo en que esa misma experiencia ha sido refinada hasta el extremo, con unos menús más intuitivos que permiten que la acción fluya de una forma mucho más limpia y vistosa, nuevas funciones que hacen de la experiencia de juego algo más grato (¿sabíais que ahora podemos equiparnos lo que queramos sin que esto tenga que definir nuestra apariencia en el juego?) y un apartado audiovisual completamente renovado que sienta de lujo a la aventura y que llena de mucha más emoción a todas las épicas situaciones que ocurren en la trama.

Y es que lo que echaba a muchos para atrás cuando salió la entrega original en Wii, el tema de los gráficos (los cuales estaban lastrados, de forma entendible, por las limitaciones de la época), ha sido mejorado de una forma espectacular, siguiendo la estela del exitoso Xenoblade Chronicles 2 con unos diseños mucho más vistosos para los personajes y unos mapas que, si de por sí antes ya eran sorprendentes, ahora recreados con mayor detalle resultan simplemente grandiosos. Por supuesto, siempre habrá alguna que otra cosa por pulir, pero el resultado global sorprende muchísimo, sobre todo si venimos de la entrega original; un juego que, como os mencionamos anteriormente, salió hace ya una década.

El otro gran aspecto a destacar, por supuesto, es el de su banda sonora, y es que si de por sí antes ya se trataba de un verdadero emblema del sector con temas para el recuerdo ideados por una conjunción de compositores de ensueño, ahora con su nueva versión mejorada resulta simplemente insuperable de una forma que antes ni siquiera podríamos haber imaginado.

Teniendo la capacidad de cambiar en cualquier momento entre la versión original o la nueva versión con arreglos de los temas que escuchamos (ya sean los de exploración o los de batalla), canciones como «Engage the Enemy» o «You Will Know Our Names», por nombrar un par, suenan mejor que nunca, y dotan a la aventura de un impacto que, a pesar de que hayamos jugado anteriormente al lanzamiento original y conozcamos lo que ocurre en líneas generales, resulta realmente gratificante y profundo.

Por último, otra cosa a destacar que también puede resultar de interés es el tema del doblaje, excelente como era de esperar, y con la posibilidad de dejarnos elegir entre el inglés o el japonés según nuestras preferencias, manteniéndose además con el mismo elenco de actores y actrices que los que tenía antaño. Siempre acompañado, eso sí, de una excelente localización al castellano que también permanece intacta con respecto a la de la entrega original.

La guinda del pastel: Futuros Conectados

Una vez habiendo dado pinceladas de lo que os puede ofrecer la entrega original, es hora de hablar un poco de lo que muchos de los que ya erais fans seguro que estáis esperando con ganas: Futuros Conectados, el epílogo inédito incluido dentro del título.

Ocurriendo tiempo después del fin de la trama del juego principal y teniendo como protagonistas a Shulk y a Melia (uno de los personajes favoritos de los jugadores que ahora recibe más protagonismo que nunca) acompañados por dos simpáticos nopon cuyas identidades asombrarán a los fans, esta nueva historia puede empezarse de forma directa sin necesidad de pasarnos la trama principal previamente, permitiendo así que los jugadores que hayan disfrutado hace poco de la entrega original puedan acceder al nuevo contenido cuanto antes desde el menú principal de una forma similar a lo que ocurría con Torna: The Golden Country, la historia adicional que servía a modo de precuela de Xenoblade Chronicles 2. Sin embargo, como siempre, os advertimos: si no la tenéis muy fresca o no la habéis jugado, os recomendamos encarecidamente que le echéis otra vuelta al juego principal, ya que este epílogo da por hecho que sabéis todo lo que ocurre en el juego, y podría destriparos algunas de sus sorpresas si no vais con cuidado.

Como es de esperar, fuera de lo comentado todavía no podemos contaros demasiado acerca de lo que ocurre en esta nueva historia, pero sí que os podemos adelantar que hará las delicias de aquellos que guarden cariño por la aventura original, contando con detalles que son muy de agradecer y esclareciendo la gran incógnita acerca de qué es lo que ocurre en el mundo del juego después de los sucesos de la clásica aventura. En otras palabras, podríamos calificar a esta aventura adicional como todo un sueño hecho realidad para los seguidores veteranos que querían ver más del fantástico mundo de la entrega original, los cuales encontrarán en este nuevo epílogo razón más que suficiente para lanzarse de nuevo a la batalla.

Una joya oculta convertida en algo más

Tanto si llegáis de Xenoblade Chronicles 2, como si habéis disfrutado de la entrega original anteriormente (¡o incluso si sois completamente primerizos con la franquicia!), Xenoblade Chronicles: Definitive Edition se está perfilando como una apuesta más que segura para contentar a todo aquel que busque una experiencia profunda y que vale la pena, sobre todo si somos afines o tenemos experiencia previa con el rico género de los juegos de rol.

De tal modo, ahora, gracias a las mejoras implementadas de las que os hemos hablado, no dudamos de que el épico periplo de Shulk y sus amigos conseguirá tocar los corazones de muchísimos más jugadores alrededor del mundo. Porque si Xenoblade Chronicles ya era una joya oculta sin parangón, su edición definitiva tiene, al menos por el momento, todas las papeletas para consagrarse como una auténtica obra maestra dentro del género.

Sin embargo, ¡todavía queda mucho por hablar! Como habréis podido intuir, nos está gustando bastante el título, sin embargo, os invitamos a leer nuestro análisis dentro de unos días, donde entraremos más en materia acerca de muchos temas que podrían resultar de interés para aquellos que estéis esperando con más ganas el título. Así, ¿qué os parece? ¿Tenéis ganas de volver a empuñar la Monado? Tranquilos, ¡porque no necesitamos ser Shulk para predecir que cada vez falta menos para que Xenoblade Chronicles: Definitive Edition acabe en vuestras manos!

Comentarios