Quantcast
[Análisis] WILL: A Wonderful World para Nintendo Switch
Análisis, Análisis Switch, Nintendo Switch

[Análisis] WILL: A Wonderful World para Nintendo Switch

Compartir en:

¿Alguna vez habéis deseado ser dioses y tener el control sobre los demás? ¿Poder decidir sobre el futuro de las personas, lo que les deparará, llevarlos por el camino de la felicidad o por el de la amarguraEl poder siempre le ha resultado atrayente al ser humano, desde tiempos inmemoriales las personas más influyentes del mundo han peleado por el control y dominio de todo esto que llamamos sociedad, y es que el poder es adictivo y una vez que se accede a él, es complicado alejarse.

No se me ocurre una mejor forma de arrancar este análisis de WILL: A Wonderful World que, con esta serie de enumeraciones en torno a la figura del poder, y como sé que a muchos se os ha despertado el interés, os invito a que me acompañéis por este enigmático viaje.  

Resultado de imagen de WILL: A Wonderful World

Un dios que juega con la vida de las personas

En WILL: A Wonderful World controlaremos a una diosa de la mitología china que sufre amnesia, lo que hará que todo a su alrededor le resulte completamente nuevo y misteriosamente atrayente. Nada más despertarnos en nuestra habitación nos encontraremos con un peludito acompañanteun misterioso perrito que afirma ser un diosy no solo eso, sino que además tiene nombre, Will, o Willy para los amigos.  

Tras una conversación inicial, Will nos otorgará una pluma mágica y nos mostrará nuestras obligaciones, no todo iba a ser ocio y disfrute para los dioses. En este mundo, los seres humanos hacen plegarias en las que piden ayuda, consejo y soluciones a sus problemas diarios. Algunos de los mismos son cosas triviales, pero a medida que la trama (o las tramas, mejor dicho) avance, veremos cómo estas situaciones amenas y sosegadas irán cogiendo tintes cada vez más oscuros. Estas plegarias de los humanos llegan a los dioses en forma de cartas, pues bien ¿cuál será nuestra tarea? Muy fácil, armados con nuestra pluma mágica será nuestra obligación guiar a las personas, básicamente decidiremos el futuro de todos aquellos que nos escribandeshaciendo y rehaciendo todo a nuestro gusto, aunque de este punto hablaré más en detalle a continuación.  

No lo he dicho hasta ahora, pero creo que salta a la vista que nos encontramos ante una aventura gráfica, en la que la manera de avanzar será resolver los diferentes puzles a modo de cartas. Por lo tanto, la mayor parte de la gracia de este título reside en sus historias, las de los diferentes personajes que se irán entremezclando, lo que hará que nuestras decisiones en una de las tramas puedan afectar directamente a otra, aunque esa es sólo una de las dos historias del juego. La segunda historia será la nuestra personal, en la veremos cómo nuestra relación con Will evoluciona, y todo ello traducido a un perfecto español.  

Lo importante es la trama

Como ya os avancé antes, en WILL: A Wonderful World nuestro objetivo será el de tomar decisiones, esto que tan de moda se ha puesto en los últimos tiempos, vemos como este humilde título lo lleva hasta cotas más que notables.  

El juego nos dispondrá una gran pantalla en blanco, que nos servirá de hilo conductor de todas las cartas que nos vayan llegando, comenzaremos con un lienzo completamente en blanco, pero a medida que vayamos desentrañando las diferentes historias veremos como este lienzo poco a poco toma forma. Una manera muy intuitiva de condensar todas las historias y además nos sirve para observar nuestro progreso en todo momento.  

Tras recoger una carta de nuestro buzón y seleccionarla, se nos presentará una pequeña historia, pequeñas narraciones acompañadas de texto e ilustraciones hechas con mucho mimo, tras acabar la presentación, se nos abrirá un menú con varios fragmentos de texto, los cuales podremos ir moviendo y cambiando de posición para hacer que los hechos cambien drásticamente a nuestro favor. Al principio sólo trabajaremos con una sola carta, pero a medida que las tramas vayan evolucionando, los diferentes arcos de personajes se irán mezclando y deberemos ser capaces de manipular más de una carta a la vez, momento en que el juego se pone realmente interesante.  

A priori puede parecer una mecánica demasiado simple como para construir todo un juego alrededor de ella, pero la presentación visual es tan bonita, y las historias enganchan desde el primer momento (es inevitable que algunas tramas sean más interesantes que otras, pero esto ya dependerá del gusto de cada uno), lo que hace que quieras jugar a WILL: A Wonderful World desde el principio.  

Sencillez y elegancia

He dado pequeñas pinceladas antes sobre el aspecto gráfico del título, y a su vez, os iré poniendo imágenes y vídeos para ilustrar todas estas palabras, por lo tanto, creo que ya debéis saber que estamos ante un título sencillo en lo técnico, pero efectivo. Cumple con creces lo que se propone que es guiarnos alrededor de sus historias, la musiquita de fondo, las ilustraciones y la presentación visual de las diferentes historias, así como de los diferentes menús hace que sea muy agradable jugar a este título.  

Ideal para el modo portátil

Siempre que analizo un juego de Nintendo Switch me gusta dedicar un pequeño apartado del texto a hablar sobre el port a la consola híbrida de Nintendo, para que seáis conscientes de los pros y contras de esta versión en concreto. A nivel técnico el título luce genial en la máquina de la gran N, tanto en portátil como en sobremesa es una gran opción para todo tipo de público.  

Aunque si me permitís, creo que este juego es ideal para que os tumbéis en el sofá, o en vuestra cama, os preparéis una bebida caliente y os pongáis a navegar entre sus historias. El juego es compatible con la pantalla táctil de la consola, lo que hará que no necesitéis ni siquiera un joycon para poder disfrutar del título.  

Conclusión

Tras este viaje desentrañando los entresijos de WILL: A Wonderful World toca hacer unas pequeñas conclusiones a nivel general. La historia es el principal atractivo del juego, el desarrollo de sus diferentes tramas y como hace que te involucres en ellas, el juego te deja elegir si hacer el bien o el mal, pero cogerás tanto cariño a los personajes que siempre intentarás obtener el final bueno de todas y cada una de las cartas. La jugabilidad es simple pero efectiva, y su apartado gráfico es notable, muy cuidado y relajado. Y todo eso por no hablar de que me parece un juego ideal para disfrutar en cualquier lado, y ¿qué mejor que una Nintendo Switch para llevar a cabo tal cometido?  

Tenéis WILL: A Wonderful World a 14,99 € en la eShop, si os gustan los juegos narrativos y no os importa sacrificar jugabilidad sin duda disfrutaréis de este título de WMY Studio 

7.5

[Análisis] WILL: A Wonderful World para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Recomendado

  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • Juego narrativo completamente en castellano.
  • Variedad de situaciones y tramas.
  • Elegancia y buena presentación visual.
  • Compatible con la pantalla táctil de Nintendo Switch.
Flojea en:
  • Jugabilidad algo escasa, se echa en falta alguna mecánica más.
  • No todas las historias están al mismo nivel.

Comentarios