Colabora: HobbyConsolas colabora con Nintenderos
[Análisis] Shinsekai: Into the Depths para Nintendo Switch
PorSergio Salón  - 
Ver comentarios

[Análisis] Shinsekai: Into the Depths para Nintendo Switch

Capcom ha traído hasta Nintendo Switch una de esas rarezas que hasta ahora solo se podía disfrutar si eras usuario de Apple Arcade. Hablamos de Shinsekai: Into the Depths, una aventura submarina con toques de acción y plataformas donde el mar es el mayor protagonista. ¿Merecerá la pena? ¡Vamos a comprobarlo!

Una historia de mares… y lagunas

Poco o nada tenemos de preámbulo a la hora de entender la historia de Shinsekai: Into the Depths. Nos ponemos en la piel de un misterioso buzo que debe ir buscando diferentes piezas para mejorar su traje y tratar de buscar una salida dentro de las profundidades marinas.

Desde este punto, seguimos nuestro instinto para ir avanzando por el fondo del mar, encontrando pistas que nos den a conocer un poco más hacia dónde debemos ir, qué tenemos que hacer y por qué estamos ahí. Y apenas encontramos explicaciones en algunos bocetos que vamos recopilando a lo largo de diferentes puntos de control.

No estaremos del todo solos en esta aventura, pues pronto un pequeño robot con forma de mini nave nos acompañará y nos ayudará a ir recopilando diferentes materiales. Y este es uno de los puntos más importantes en Shinsekai: Into the Depths, pues no solo recogeremos las piezas necesarias para volver, sino que debemos mejorar nuestro traje para poder descender cada vez a más profundidad, diferentes piedras para crear elementos que nos doten de mejores cualidades, elaborar munición para las armas…etc.

¿Hemos dicho armas? Sí, contamos con diferentes tipos de arpones: cuerdas para amarrarnos a sitios y abrir puertas, munición múltiple, disparo explosivo, disparo capaz de atravesar varias placas… etc. ¿Y por qué debemos contar con estas armas? Pues porque no todo es paz en el fondo marino y encontraremos un buen puñado de criaturas hostiles que debemos eliminar. Una vez vencidas, también nos proporcionarán nuevos materiales.

A medida que avancemos nos toparemos con algún que otro boss final que pueden llegar a ser anecdóticos, tanto por si dificultad como por un carácter que, sin desmerecer a la gran ambientación del juego, no aportan demasiada épica al título.

Según avancemos, nos encontraremos con algún recurso más que nos servirá de ayuda y compañía, como el submarino, esencial para superar muchas partes en la aventura. Sin embargo, no esperéis grandes confesiones ni revelaciones en la trama, todo sigue hacia adelante y pocos detalles nos insinúan una historia que podría haberse trabajado más. Cabe señalar que todos los textos vienen en castellano.

Una ambientación de lujo con detalles técnicos a mejorar

 

Y es que la recreación del fondo marino rebosa belleza. Al traje de nuestro protagonista no le falta detalles y sus recursos y movimientos durante el juego están a la altura: cuando caemos sin aire al fondo, la forma de moverse que tiene nuestro cuerpo ante las corrientes… etc. Sin embargo, en el aspecto técnico hay algunas lagunas, como texturas bastante pobres en determinados puntos de los escenarios o ciertas ralentizaciones que se dan, sobre todo, cuando peleamos contra los boss finales. Y es que estos jefes presentan un tamaño superior a lo que solemos ver en las criaturas comunes de los escenarios, algo que parece hacer resentirse al juego. Aunque por normal general, el juego se mueve bien, tanto en modo portátil como en sobremesa.

En el apartado sonoro ya estamos jugando otro partido. Y es que las melodías, los efectos y sonidos están un nivel más que notable. Si lo jugáis con auriculares viajaréis realmente al mundo al que el título nos quiere llevar. No es un apartado perfecto, ya que creo que ciertas melodías en algunos puntos del juego desentonan un poco, pero no quita que estemos ante un apartado muy cuidado.

Dominando el mar

Si nos centramos en el apartado jugable estamos ante un juego que se desenvuelve muy bien y da al jugador ese punto entre lo desafiante y lo asequible. Nos moveremos propulsándonos (lo que gastará oxígeno de nuestras bombonas, otro recurso que también debemos recolectar), pero también podemos caminar (mucho más lento), amarrarnos a paredes (solo por tiempo limitado), excavar en superficies para encontrar los recursos que necesitamos, conducir nuestro submarino, disparar a los enemigos y golpearlos. Y en todos los casos, el control siempre ha respondido bien.

En cuanto a las recargas del arma o la reposición de nuevos recursos, debemos acceder al menú de pausa para poder hacerlo. Para cambiar de tipo de arpón o de recurso, debemos pulsar el botón L y seleccionarlo con el stick derecho, algo que también usaremos para apuntar al enemigo. En esta dinámica, es cierto que podemos tener momentos puntuales en los que el cambio de arma nos juegue una mala pasada, sobre todo si vamos con la prisa y la emoción de estar enfrentándonos a un enemigo importante.

En rasgos generales, es un título que se ha optimizado bastante bien al control de Switch, que también hace alarde de la vibración HD de los Joy-Con para seguir transmitiendo esa sensación de odisea marina.

Las horas del viaje submarino

Shinsekai: Into the Depths puede completarse en unas 6 o 7 horas. Todo depende de lo que os detengáis, pues el título ofrece la opción de encontrar una serie de reliquias bien escondidas a lo largo de los escenarios. Tenemos disponibles dos finales, los cuales merece la pena ver.

La historia puede completarse en modo fácil, normal o difícil, aunque no es lo único que podremos hacer. Una vez que la completemos, dispondremos de dos modos alternativos dentro del juego. Estos modos son:

  • Modo Gramola: Se centra en las pistas favoritas y realza los sonidos ambientales del mar mientras disfrutamos de una expedición más relajada.
  • Otra expedición: Un modo contrarreloj bastante frenético para completar niveles de manera mucho más rápida.

Conclusión

Shinsekai: Into the Depths es una original aventura que sabe crear una atmósfera increíble para llevarnos hasta los fondos marinos en un viaje de lo más satisfactorio. Se trata de un título bastante recomendable que puede envolvernos durante unas cuantas horas gracias, principalmente, a su notable apartado sonoro y sus dinámicas jugables. Se le perdonan algunas texturas mejorables, ciertas ralentizaciones en enfrentamientos importantes y una historia que podría haberse trabajado más, ya que estamos ante un juego que termina dejando muy buen sabor de boca. Podéis encontrarlo en la eShop de Nintendo Switch al precio de 19,99 € y necesitaréis un total de 2,2 GB en vuestra memoria para instalarlo.

[Análisis] Shinsekai: Into the Depths para Nintendo Switch

Puntuación Nintenderos: Muy recomendado

8.0
  • Historia:
  • Jugabilidad:
  • Gráficos:
  • Sonido:
  • Duración:
  • Multijugador:
Destaca en:
  • La atmósfera que ha sabido crear.
  • Su apartado sonoro.
Flojea en:
  • Una historia que podría estar algo más trabajada.
  • Algunas ralentizaciones en combates contra jefes.




Comentarios